'CHAZ', la "zona autónoma" y sin policías en Seattle que Trump pide intervenir con militares

Las palabras "Black Lives Matter" pintadas en el medio de East Pine Street, en la recién creada Zona Autónoma de Capitol Hill, CHAZ, en Seattle, Washington, el 11 de junio de 2020.
Las palabras "Black Lives Matter" pintadas en el medio de East Pine Street, en la recién creada Zona Autónoma de Capitol Hill, CHAZ, en Seattle, Washington, el 11 de junio de 2020. © AFP/Jason Redmon

La alcaldesa de Seattle, Jenny Durkan, dijo que sería inconstitucional e ilegal que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, enviara fuerzas militares para desalojar a los manifestantes que ocupan un barrio del distrito Capitol Hill. Los ciudadanos se tomaron el área desde el lunes, luego de que la Policía se retirara en medio de fuertes protestas tras la muerte de George Floyd.

Anuncios

CHAZ, Capitol Hill Autonomous Zone, o Zona Autónoma de Capitol Hill, es una pequeña área dentro del barrio que lleva el mismo nombre y que hoy desata la ira del mandatario estadounidense, Donald Trump, tras ser declarada como “zona libre de Policía”.

Este distrito en el centro de Seattle tomó notoriedad desde el 8 de junio, cuando la Policía abandonó la estación, después de varios días de protestas contra el racismo y bajo el lema “Black Lives Matter”, en lo que fue descrito por la jefa de la policía de Seattle, Carmen Best, como un "gesto para reducir las tensiones".

"Lucharon durante días para proteger, les pedí que se pararan en esa línea día tras día para recibir proyectiles, gritos, amenazas y, en algunos casos, ser lastimados", dijo Best a su departamento en un video publicado en su canal de Youtube.

Tras el retiro de los oficiales, los manifestantes se instalaron en el área e insisten en que los uniformados no regresen. Este pequeño lugar hoy enfrenta a Trump y a Durkan. "Regrese a su búnker", le dijo el jueves la alcaldesa a Trump durante una rueda de prensa, en un guiño a los informes que señalan que el mandatario fue trasladado por agentes del Servicio Secreto a un área segura de la Casa Blanca cuando las manifestaciones contra el racismo y la brutalidad policial provocada por la muerte de George Floyd llegaron hasta las inmediaciones de la residencia presidencial.

“También quiero ser clara, como lo he dicho públicamente: es inconstitucional e ilegal enviar al Ejército a Seattle. No permitiremos que esto suceda”, ratificó la alcaldesa horas más tarde, a través de su cuenta de Twitter.

Las palabras de Durkan intensificaron una disputa que inició después de que el presidente amenazara con intervenir la zona y arremetiera contra la alcaldesa de Seattle, y el gobernador del estado de Washington, ambos del Partido Demócrata.

"El gobernador y la alcaldesa de Seattle se burlan y juegan a un nivel que nuestro gran país no ha visto nunca antes. Recuperen su ciudad ahora. Si no lo hacen, yo lo haré. Este no es un juego. Estos anarquistas deben ser detenidos de inmediato. ¡Muévanse rápido!", escribió el mandatario, después de instar a las autoridades de Washington a utilizar la Guardia Nacional.

Ni la alcaldesa ni el gobernador han informado cómo o cuándo las autoridades despejarían a los aproximadamente 500 manifestantes que instalaron campamentos improvisados detrás de las barricadas.

“Pacífico, como el infierno”

Para el jueves, en la llamada área CHAZ había tiendas de acampar con suministros para médicos voluntarios, así como comida gourmet gratis donada por restaurantes locales, junto con fruta, bocadillos y botellas de agua para llevar.

La gente camina alrededor de la recién creada Zona Autónoma de Capitol Hill, CHAZ. El área que rodea el edificio del Recinto Este se conoce como CHAZ, Zona Autónoma de Capitol Hill. Los médicos voluntarios están disponibles para atender las necesidades médicas, junto con carpas con suministros médicos, comida gourmet donada de forma local. En Seattle, Washington, el 11 de junio de 2020.
La gente camina alrededor de la recién creada Zona Autónoma de Capitol Hill, CHAZ. El área que rodea el edificio del Recinto Este se conoce como CHAZ, Zona Autónoma de Capitol Hill. Los médicos voluntarios están disponibles para atender las necesidades médicas, junto con carpas con suministros médicos, comida gourmet donada de forma local. En Seattle, Washington, el 11 de junio de 2020. © AFP/Jason Redmon

La soleada tarde tenía un ambiente tranquilo, con personas de todas las edades, incluidas madres con sus hijos, recorriendo las calles libres de autos.

En un momento, una multitud unió sus manos e impidió que dos policías llegaran a una estación del área. Los oficiales tampoco lograron entrar cuando intentaron acceder por un camino diferente.

Los jefes asistentes de la policía de Seattle, Deanna Nollette, Adrián Díaz son bloqueados por los manifestantes para que no entren en la Zona Autónoma de Capitol Hill, CHAZ, en Seattle, Washington, el 11 de junio de 2020.
Los jefes asistentes de la policía de Seattle, Deanna Nollette, Adrián Díaz son bloqueados por los manifestantes para que no entren en la Zona Autónoma de Capitol Hill, CHAZ, en Seattle, Washington, el 11 de junio de 2020. © AFP/Jason Redmon

"La escena aquí es pacífica, como el infierno", dijo una manifestante que se identificó como Jahtia B. "Esta es nuestra ciudad. Nací y crecí en esta ciudad. Vamos a dársela a la gente, las personas que viven en Seattle y han estado prosperando aquí", agregó.

Otro manifestante afroamericano, Rich Brown, dijo que sintió temor el domingo cuando la Policía utilizó gases lacrimógenos y granadas explosivas en un intento por despejar el área.

El orden en distintas ciudades de Estados Unidos se ha visto alterado a causa de las manifestaciones en rechazo a la muerte de Floyd, mientras se encontraba bajo custodia policial en Minneapolis el 25 de mayo. 

Con AFP y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24