Estados Unidos: la muerte de otro afroamericano a manos de la Policía aumenta el descontento

Manifestantes en una protesta contra la desigualdad racial y la policía por la muerte de Rayshard Brooks, en Atlanta, Georgia, Estados Unidos, el 13 de junio de 2020.
Manifestantes en una protesta contra la desigualdad racial y la policía por la muerte de Rayshard Brooks, en Atlanta, Georgia, Estados Unidos, el 13 de junio de 2020. © Elijah Nouvelage / Reuters

La muerte de Rayshard Brooks, un joven afroamericano abatido por un policía en Atlanta, aumentó el descontento contra el racismo en Estados Unidos, en medio de la ola de protestas por el caso de George Floyd. Los hechos causaron la dimisión de la jefa de Policía de la ciudad, mientras en las calles manifestantes piden cargos contra los agentes implicados.

Anuncios

La muerte de un joven afroamericano abatido por un policía blanco con un arma de fuego ha encendido aún más la voz de quienes piden una reforma policial y el cese de la violencia sistemática contra la comunidad afroamericana, en un país donde los miembros de esta comunidad tienen el doble de posibilidades de morir a manos de agentes policiales que los ciudadanos blancos.  

Se trata de Rayshard Brooks, un joven de 27 años, quien murió el 12 de junio en Atlanta, Georgia. Según informó el Buró de Investigaciones de Georgia (GBI), la policía acudió al estacionamiento de un restaurante de la cadena de comida rápida  Wendy’s tras recibir una queja de que un hombre (Brooks) se había quedado dormido en un automóvil en la fila para recoger los alimentos, lo que hacía que otros clientes tuvieran que maniobrar para poder adelantar. 

Al acercarse, dos agentes policiales hicieron Brooks una prueba de alcoholemia, que salió positiva, por lo que intentaron detenerlo, pero según la policía, el joven se resistió, por lo que los tres iniciaron un forcejeo. "El agente de policía sacó una pistola de descarga eléctrica y los testigos dicen que, durante el forcejeo, el hombre agarró esa pistola eléctrica y se hizo con ella", dice en un comunicado del GBI. 

Manifestantes contra la desigualdad racial y la muerte de Rayshard Brooks, en Atlanta, Georgia, Estados Unidos, el 13 de junio de 2020.
Manifestantes contra la desigualdad racial y la muerte de Rayshard Brooks, en Atlanta, Georgia, Estados Unidos, el 13 de junio de 2020. © Elijah Nouvelage / Reuters

Un video grabó el momento del forcejeo y cómo Brooks se soltaba y empezaba a correr, perseguido con unos policías. Poco después las imágenes muestran al joven en el suelo. El GBI confirmó que uno de los agentes le había disparado con un arma de fuego y que este luego fue "transportado a un hospital local", donde murió mientras era intervenido quirúrgicamente. 

Renuncia la jefa de Policía en medio de protestas por la muerte de Brooks

El video, que se viralizó rápidamente, generó una gran conmoción en Atlanta. Al día siguiente, en medio de pedidos de renuncia por parte activistas locales, la jefa de policía de la ciudad, Erika Shields, anunció que dejaba su cargo. La alcaldesa de la ciudad, Keisha Lance Bottoms opinió que lo ocurrido no justificaba “el uso de la fuerza letal” y pidió el despido del agente que disparó a Brooks.

"A la familia del señor Brooks, no hay palabras suficientemente fuertes como para expresar lo sinceramente que lamento su pérdida", dijo Bottoms, una de las políticas demócratas que se prevé que el exvicepresidente Joe Biden podría seleccionar como su candidata a la Vicepresidencia de cara a las elecciones de noviembre en Estados Unidos.

Este 14 de junio la Policía de Atlanta confirmó ante varios medios de comunicación que el agente que disparó a Brooks ha sido despedido. El cuerpo de policía también indicó que se trata del agente Garrett Rolfe, de 27 años y que su compañero, Devin Bronsan, ha sido dado de baja administrativa por el momento.

La policía detiene a manifestantes durante una manifestación contra la desigualdad racial y la muerte a tiros de Rayshard Brooks, en Atlanta, Georgia, Estados Unidos, el 13 de junio de 2020.
La policía detiene a manifestantes durante una manifestación contra la desigualdad racial y la muerte a tiros de Rayshard Brooks, en Atlanta, Georgia, Estados Unidos, el 13 de junio de 2020. © Elijah Nouvelage / Reuters

El 13 de junio cientos de manifestantes cortaron la carretera Interestatal 75 en protesta por la muerte de Brooks, pedían que los oficiales de policía implicados sean acusados y juzgados por la Justicia. Según informó la Policía, al menos 36 personas resultaron detenidas.

Durante la misma jornada, el restaurante Wendy’s donde murió el joven fue incendiado en otro acto de protesta. El inmueble ardió por más de 45 minutos, por lo que cuando los bomberos lo apagaron quedó reducido a cenizas. 

Georgia es uno de los estados de EE. UU. donde más vivo está el debate sobre el racismo. En febrero pasado dos hombres blancos persiguieron y mataron a tiros a un joven afroamericano que, según ellos, se parecía al supuesto autor de varios robos locales. Su muerte causó conmoción, tanto por el asesinato a sangre fría como por el hecho de que los dos hombres, y un tercero que grabó la muerte, no fueron detenidos hasta más de dos meses después. 

01:17

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24