Saltar al contenido principal

EE. UU.: Corte Suprema declara ilegal despedir a un trabajador por su orientación sexual

Joseph Fons, con una bandera del orgullo, se encuentra frente al edificio de la Corte Suprema de los EE. UU. Después de que la corte dictaminó que una ley federal que prohíbe la discriminación en el lugar de trabajo también cubre la orientación sexual, en Washington, DC, EE. UU., 15 de junio de 2020.
Joseph Fons, con una bandera del orgullo, se encuentra frente al edificio de la Corte Suprema de los EE. UU. Después de que la corte dictaminó que una ley federal que prohíbe la discriminación en el lugar de trabajo también cubre la orientación sexual, en Washington, DC, EE. UU., 15 de junio de 2020. © Tom Brenner, Reuters
Texto por: Andrea Rincón
5 min

El histórico fallo que profirió el tribunal conservador, fue aclamado por grupos LGBT como la decisión más importante de la nación en la lucha por la igualdad de derechos, después de la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo hace cinco años.

Anuncios

La decisión fue una derrota no solo para los empleadores, sino también para la administración Trump, que ha sumado esfuerzos por no avanzar en este tipo de legislaciones. Pero, además, es todo un hito tratándose de un tribunal que ha acentuado su tendencia conservadora, con los dos últimos nombramientos del presidente Donald Trump (entre esos el juez Brett Kavanaugh). 

En una votación 6-3, el tribunal superior de la nación decidió que las personas homosexuales y transgénero ahora quedarán protegidas bajo el Título VII de la histórica Ley de Derechos Civiles de 1964, que prohíbe la discriminación en el lugar de trabajo por motivos de sexo, raza, color, origen nacional y religión, y ahora incluye la orientación sexual. 

Así, la garantía del cumplimiento de los derechos laborales de las personas LGBT, antes sometidos al juicio del empleador, ahora quedarán cobijados bajo la ley, una decisión que causó fracturas en el seno del alto tribunal.

"Un empleador que despide a un individuo por ser homosexual o transgénero despide a esa persona por rasgos o acciones que no habría cuestionado en miembros de un sexo diferente", escribió el juez Neil Gorsuch, que se sumó al presidente del tribunal John Roberts y a los cuatro miembros liberales de la corte. 

Kavanaugh, entre tanto, disintió, junto con los jueces Samuel Alito y Clarence Thomas. "El Tribunal trata de convencer a los lectores de que simplemente está haciendo cumplir los términos del estatuto, pero eso es absurdo", escribió Alito. "Incluso como se entiende hoy en día, el concepto de discriminación por 'sexo' es diferente de la discriminación por 'orientación sexual' o 'identidad de género'".

Aún así, Kavanaugh dijo que la decisión representa una "importante victoria lograda hoy por los estadounidenses homosexuales y lesbianas".

"Esta es una victoria para todos los estadounidenses"

Para dimensionar lo que esta ley representa hay que ir a los datos. Se estima que 11,3 millones de personas LGBT viven en Estados Unidos, un país de 327.35 millones de habitantes, según el Instituto Williams de la facultad de derecho de la UCLA.

Con este aproximado, antes de este fallo, más de la mitad de los 8.1 millones de trabajadores LGBT en todo el país, vivían en estados sin protecciones explícitas en el lugar de trabajo, según el Proyecto de Avance del Movimiento Think Tank de Estados Unidos, lo que significaba que podían ser despedidos o acosados ​​por ser homosexuales o trans con pocos recursos legales para defenderse.

"Cuando fui despedido hace siete años, estaba devastada", dijo en un comunicado Vandy Beth Glenn, a quien en 2007 echaron de su trabajo cuando se reconoció públicamente como una mujer trans. "Hoy podemos ir a trabajar sin temor a que nos despidan por quienes somos y a quienes amamos (...) Esta es una victoria para todos los estadounidenses", aseguró.

Joseph Fons, con una bandera del orgullo, corre frente al edificio de la Corte Suprema de los EE. UU. Después de que la corte dictaminó que una ley federal que prohíbe la discriminación en el lugar de trabajo también cubre la orientación sexual, en Washington, DC, EE. UU., el 15 de junio de 2020.
Joseph Fons, con una bandera del orgullo, corre frente al edificio de la Corte Suprema de los EE. UU. Después de que la corte dictaminó que una ley federal que prohíbe la discriminación en el lugar de trabajo también cubre la orientación sexual, en Washington, DC, EE. UU., el 15 de junio de 2020. © Tom Brenner, Reuters

Pero no todos están contentos con la decisión. Un grupo cristiano conservador, la Alianza que defiende la libertad, calificó el fallo como "decepcionante". "Redefinir 'sexo' para que signifique 'identidad de género' creará el caos y será injusto para las mujeres y niñas en el atletismo, los refugios para mujeres y muchos otros contextos", dijo John Bursch, abogado del grupo.

Bursch, tocó un punto importante y muy sensible. El tema del deporte y la comunidad trans, un amplio debate que todavía no ha visto consenso. En este sentido, hay varias demandas judiciales pendientes por la participación de atletas transgénero en eventos deportivos escolares, y los tribunales también se ocupan de casos sobre baños y vestuarios segregados por sexo, un tema que los jueces parecían preocupados durante las discusiones en octubre. 

¿Por qué es tan importante esta decisión?

Por muchas razones, esta es una decisión histórica. Primero, porque hasta ahora, los esfuerzos del Congreso para modificar la ley para prohibir explícitamente la discriminación laboral en base a la orientación sexual y la identidad de género han fracasado. 

Segundo, porque los esfuerzos que el expresidente Barack Obama había dirigido hacia este asunto, habían sido cambiados por la administración de Trump, que además, con el nombramiento de jueces conservadores, antagonistas a este tipo de decisiones, dibujaban un panorama distante en materia de legislaciones en favor de esta comunidad. 

Philip Fong, AFP | Acceptance of LGBT individuals has risen in France but clichés persist

Tercero, porque no deja a interpretación de los tribunales federales, ni de los empleadores, las discriminación laboral a razón del sexo, sino que incluye la orientación sexual, para definirla en una categoría en la que ahora tienen cabida la comunidad LGBTI. 

Con Reuters y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.