Saltar al contenido principal

Francia prohíbe parcialmente los estrangulamientos policiales pero abre la puerta a las tasers

© France 24

El gobierno respondió al creciente descontento de los oficiales con el anuncio de que probaría las pistolas paralizantes para un uso más amplio, un arma que en Estados Unidos equiparan con un exceso de violencia policial. 

Anuncios

¿Prohibición total de la táctica de estrangulamiento policial? No, dijo el Gobierno de Emmanuel Macron, que en un principio parecía ceder ante las pretensiones de los manifestantes frente al abuso policial y el racismo.

La maniobra se dejará de enseñar a los agentes recién ingresados a la institución, pero se mantendrá mientras se encuentra una mejor alternativa, según el gobierno. Entre tanto, la opción parece ser probar con las pistolas tasers, en un intento por reducir el descontento de algunos oficiales que salieron a protestar contra el gobierno, alegando que los estaban usando como "chivo expiatorio" para cumplir a quienes protestan, asegurando sentirse abandonados y desprotegidos. 

Las pistolas de aturdimiento son cada vez más el arma preferida por las policías europeas, como lo ha sido durante años en Estados Unidos, donde se consideran una protección efectiva para los oficiales que intentan arrestar a sospechosos violentos. En Francia, su uso es limitado, pero cada vez es mayor, y el espaldarazo del gobierno parece descubrir además la ventana de una casa que ya tenía la puerta parcialmente abierta. 

Oficiales de policía asisten a una manifestación contra las reformas del ministro del Interior francés, Christophe Castaner, que incluye abandonar un controvertido método de arresto por estrangulamiento, luego de la muerte en custodia policial de George Floyd en Minneapolis, en París, Francia, el 12 de junio de 2020.
Oficiales de policía asisten a una manifestación contra las reformas del ministro del Interior francés, Christophe Castaner, que incluye abandonar un controvertido método de arresto por estrangulamiento, luego de la muerte en custodia policial de George Floyd en Minneapolis, en París, Francia, el 12 de junio de 2020. © Gonzalo Fuentes, Reuters

En este país, el número de descargas aumentó de 1.400 en 2017 a 2.349 en 2019. Según la agencia de supervisión de la Policía francesa, las armas de aturdimiento mataron a una persona en 2019 y tres sufrieron heridas graves. Johny Louise, perdió a su hijo a manos de un policía que en vez de descargar contra su hijo los cinco segundos permitidos, sufrió 22.

Las tasers en Francia, ¿peor la cura que la enfermedad?

Louise recuerda el episodio, cuando unos gendarmes de la ciudad francesa de Orleans que respondieron a una pelea de borrachos intentaron arrestar a su hijo, Loïc. 

Un oficial, Noham Cardoso, disparó su Taser por primera vez, golpeó a Loïc Louise en el pecho con los dardos gemelos y lo sacudió durante 17 segundos completos, en lugar del ciclo habitual de cinco, luego lo golpeó nuevamente en menos de un minuto.

Después descargó otros cinco segundos, según documentos judiciales obtenidos por 'The Associated Press'. Loïc Louis, que era negro, se desmayó y luego fue declarado muerto en el hospital.

© France 24

"Necesitan más muertes para que algún día lo entiendan, pero serán más muertes y sufrimientos sin sentido para las familias", dijo Louise. El oficial Cardoso, sin embargo, fue acusado el año pasado de homicidio involuntario en la muerte ocurrida el 3 de noviembre de 2013, argumentando que Loïc Louise era agresivo y parecía listo para atacar.

El abogado del oficial, Ludovic de Villèle, aseguró que no entendía por qué Francia reemplazaría una técnica de inmovilización con un arma. Dijo que tendría más sentido inventar otra técnica para reemplazar los estrangulamientos y aunque así lo aseguró el gobierno, se cree que "es una mala señal decir: 'no puedes estrangular, pero aquí tienes Tasers para que uses'".

El auge de las Tasers en Europa: ¿un arma que apunta al racismo?

Axon, la compañía estadounidense que fabrica Tasers, se ha extendido en los últimos años a agencias europeas, especialmente en los Países Bajos e Italia, donde ampliaron recientemente el uso de pistolas de aturdimiento, siguiendo el camino de Reino Unido, donde su uso se ha incrementado desde su introducción en 2003.

Pero la Oficina Independiente de Conducta de la Policía de Reino Unido dijo el mes pasado que había crecientes preocupaciones "sobre su uso desproporcionado contra los hombres negros y aquellos con problemas de salud mental".

Según Amnistía Internacional, al menos 18 personas en Reino Unido murieron después de que la policía les disparó una pistola paralizante, pero en muchos casos no se determinó que el arma causara la muerte. 

Con AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.