Rusia condena a un ciudadano estadounidense a 16 años de cárcel por espionaje

Paul Whelan, un exmarine estadounidense que fue arrestado por presunto espionaje, escucha el veredicto en una sala del tribunal de la ciudad de Moscú, Rusia, el 15 de junio de 2020.
Paul Whelan, un exmarine estadounidense que fue arrestado por presunto espionaje, escucha el veredicto en una sala del tribunal de la ciudad de Moscú, Rusia, el 15 de junio de 2020. © Agencia de Noticias de Moscú / AP

Un tribunal ruso condenó al ciudadano estadounidense Paul Whelan, un exintegrante de la marina de Estados Unidos, a 16 años de cárcel tras hallarlo culpable de espionaje. El condenado dice ser víctima de un juicio político y Estados Unidos asegura que el proceso judicial realizado a puerta cerrada fue una "burla a la justicia".

Anuncios

Un nuevo desencuentro entre Washington y Moscú se hace visible este 15 de junio con la condena del estadounidense Paul Whelan, en un tribunal en la capital rusa, a pasar 16 años en prisión después de que este dictaminara que Whelan se encontraba realizando actividades de espionaje en territorio ruso a favor de Estados Unidos. 

Whelan fue arrestado en Moscú en diciembre de 2018 por miembros del Servicio Federal de Seguridad, la antigua KGB, por presuntas “actividades de espionaje”. Las autoridades rusas lo acusaron de haber recibido una memoria USB con “una lista completa de los trabajadores de un servicio secreto” ruso. 

El condenado, de 50 años, quien también posee la ciudadanía británica, irlandesa y canadiense, asegura ser inocente y estar siendo víctima de un juicio político. Desde su detención aseguró que había llegado a Rusia para asistir a la boda de un amigo y ha pedido al Gobierno de Estados Unidos que lo ayude a obtener su libertad.

El exmarine estadounidense Paul Whelan, de cincuenta años, se encuentra recluido en una prisión de Moscú desde que fue arrestado en diciembre de 2018.
El exmarine estadounidense Paul Whelan, de cincuenta años, se encuentra recluido en una prisión de Moscú desde que fue arrestado en diciembre de 2018. © Dimitar Dilkoff / AFP

Según su abogado, Vladimir Zherebenkov, la memoria que recibió Whelan debía contener información turística sobre distintos lugares en Rusia, tales como fotografías o vídeos y dijo que Whelan no sabe de dónde salió la información secreta, por lo que cree que le tendieron una trampa. Zherebenkov también dijo que su cliente ya había sido espiado por los servicios secretos antes de su detención.

Estados Unidos cataloga la condena de Whelan de "burla a la Justicia"

El embajador de EE. UU. en Moscú, John Sullivan, aseguró estar "decepcionado, frustrado e indignado", por la sentencia. "Se le negó la oportunidad de presentar testigos o evidencias, se le negó la oportunidad de trabajar adecuadamente con la defensa", denunció el diplomático, quien catalogó el juicio de "burla a la Justicia".

Sullivan también aseguró que la sentencia “no tendrá un efecto positivo en nuestras relaciones. (...) "Llevo trabajando para mejorar nuestras relaciones desde mi llegada (a Rusia) en enero. El caso de Paul es un componente importante de estas relaciones".

En la misma línea, se pronunció el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, quien dijo que su país está "indignado" por el veredicto y señaló que el tratamiento de Paul Whelan "ha sido espantoso", a la par que catalogó el juicio como un proceso “secreto, con evidencia secreta y sin las asignaciones apropiadas para los testigos de la defensa".

El secretario de Estado, Mike Pompeo, delante de una imagen del exmarine estadounidense Paul Whelan mientras insta a su liberación durante una conferencia de prensa el 10 de junio de 2020.
El secretario de Estado, Mike Pompeo, delante de una imagen del exmarine estadounidense Paul Whelan mientras insta a su liberación durante una conferencia de prensa el 10 de junio de 2020. © Andrew Harnik / AFP

El tribunal de la ciudad de Moscú dijo que el proceso se había llevado a cabo a puerta cerrada por motivos de confidencialidad y el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, rechazó las acusaciones de que Whelan era un rehén político y dijo que su culpabilidad había sido probada. 

Por su parte, la familia Whelan ha expresado su preocupación por su estado de salud. David, su hermano gemelo, denunció que en 18 meses solo le habían permitido realizar una llamada telefónica, a pesar de que hace dos semanas se tuvo que someter a una cirugía por una hernia y mostró su inquietud sobre las posibles infecciones por coronavirus en la prisión de Lefortovo de Moscú, donde se hallaba recluido.

¿Un intercambio por ciudadanos rusos condenados en Estados Unidos? 

Zherebenkov aseguró que durante la investigación a Whelan "le propusieron varias veces declararse culpable y ser intercambiado", pero él quería ser exonerado. También dijo que desde su detención, el FSB le propuso intercambiarlo por dos ciudadanos rusos condenados en Estados Unidos.  

Los candidatos para dicho cambio serían Viktor But, un comerciante de armas sentenciado en EE. UU. a 25 años por conspirar para vender armas a la ahora desmovilizada guerrilla de las FARC en Colombia y el piloto Konstantin Yaroshenko, condenado 20 años tras ser hallado culpable por la Justicia de Estados Unidos de cargos de tráfico de cocaína.

El abogado no descartó, en declaraciones a los medios, la posibilidad de que su cliente pueda ser intercambiado, aunque señaló que "el tema del intercambio se debate" y solo podría tomarse una decisión al respecto "después de que la sentencia entre en vigor, probablemente, después de la apelación".

Por su parte, Leonid Slutsky, jefe del comité de Asuntos Exteriores del parlamento ruso aseguró que Moscú está abierto a discutir el posible intercambio de Whelan por "ciudadanos rusos que han permanecido en las cárceles de Estados Unidos por cargos infundados y en condiciones inhumanas".

Por el momento Estados Unidos ha pedido la “inmediata liberación” del exmarino, la embajadora británica en Rusia ha asegurado que, junto con Canadá e Irlanda, mantendrá su apoyo a Whelan y debatirá hasta en “las instancias más altas” sobre el modo en que este “ha sido tratado”.

Con AP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24