Avanza con disparidades la reapertura gradual de las fronteras en Europa

El tráfico desde Alemania hacia Dinamarca se acumula en la frontera entre los dos países cerca de la ciudad de Krusa, el 15 de junio de 2020.
El tráfico desde Alemania hacia Dinamarca se acumula en la frontera entre los dos países cerca de la ciudad de Krusa, el 15 de junio de 2020. © Claus Fisker / AFP

Los países de la Unión Europea avanzan poco a poco en su vuelta a la normalidad, ahora también en su relación con otros Estados. Este 15 de junio, Francia, Alemania y Bélgica, entre otros, han abierto sus fronteras con los países de la Unión. Después de tres meses de bloqueos, cada país escoge su plan para relacionarse con sus vecinos.

Anuncios

Este 15 de junio Europa ha dado un paso más hacia la vuelta a la normalidad en medio de la pandemia, ya decreciente en el continente. Varias naciones, entre las cuales Francia, Alemania, Bélgica y Dinamarca, se abrieron nuevamente a países de la Unión en un momento en que los Estados buscan reactivar sus economías, el turismo y el flujo de personas.

Ahora, después de tres meses de aislamiento dentro de las fronteras nacionales, los europeos tienen la posibilidad de viajar más fácilmente de un país a otro. Sin embargo, la circulación dentro del Viejo Continente se ha hecho bajo los parámetros de cada país, que decide cómo y con qué países desactiva sus controles fronterizos. 

"Estoy feliz de volver a trabajar. Trabajo en Alemania. Han pasado tres meses desde que me fui, feliz de irme sin dejar de ser cauteloso. Tres meses de teletrabajo fueron un poco largos, así que estamos felices para ver el final", dice Eric Dewevre, un ejecutivo financiero a punto de abordar el primer tren que parte de París a Alemania.

Oficiales de policía alemanes se paran en una plataforma mientras los pasajeros franceses salen del tren en la estación de Kehl, el 15 de junio de 2020.
Oficiales de policía alemanes se paran en una plataforma mientras los pasajeros franceses salen del tren en la estación de Kehl, el 15 de junio de 2020. © Patrick Hertzog / AFP

Este 15 de junio Bélgica, Francia, Alemania, Austria y Grecia han apostado por la libre circulación entre los países del bloque europeo. En el caso de Grecia destaca su fuerte dependencia del turismo, lo que ha hecho el país opte por permitir la entrada de ciudadanos de otros países como Australia, Nueva Zelanda, Japón, Corea del Sur y China.

En coincidencia el levantamiento de fronteras en varios países, la Unión Europea lanzó este 15 de junio una página web llamada "Re-open UE" (reabre la UE) para facilitar información sobre la reapertura de las fronteras y lo requisitos exigidos a nivel sanitario en cada Estado para dar orientaciones a los ciudadanos que quieran viajar este verano entre las fronteras del bloque.

Las fronteras se abren para unos países pero para otros se mantienen cerradas

Durante la reapertura cada país elaborado su lista de naciones con las que reabrirá su frontera. Noruega, por ejemplo, abrió este 15 de junio, pero solo a otros países nórdicos, con excepción de Suecia, donde la epidemia de coronavirus sigue siendo alta. Dinamarca se ha mostrado igual de selectiva, con limitaciones a personas de Alemania, Noruega o Islandia.

Reino Unido, España y Portugal se encuentran entre los países que han encontrado bloqueos por parte de otros Estados. En el caso de Reino Unido, principalmente por el hecho de haber aplicado una cuarentena de 14 días a los viajeros que llegan al país, en el de España y Portugal se debe a la decisión de ambos estados de aplazar la fecha de apertura.

Una turista alemana pide información tras su llegada al aeropuerto de Son San Joan en Palma de Mallorca, España, el 15 de junio de 2020.
Una turista alemana pide información tras su llegada al aeropuerto de Son San Joan en Palma de Mallorca, España, el 15 de junio de 2020. © Jaime Reino / AFP

Entre los países que han apelado a un criterio de "reciprocidad" se encuentran Alemania y Francia, que, por ejemplo, no prevén reanudar sus flujo de ciudadanos con España hasta que el país mediterráneo levante sus restricciones fronterizas el próximo 21 de junio.

En España, sin embargo, se ha iniciado este 15 de junio un plan piloto para las Islas Baleares, uno de los destinos turísticos más importantes del país, donde se prevé recibir 11.000 alemanes en la temporada estival. Se trata de una apuesta del Gobierno local por reactivar su economía.

Otros países que prevén reabrir en los próximos días o que lo han hecho ya son Hungría, Bulgaria, República Checa, Eslovaquia y Letonia. Todas estas naciones mantendrán restricciones a los viajeros de países europeos donde la tasa de propagación del virus siga siendo alta. 

Algunos países ya han abierto sus fronteras, otros se mantienen cautelosos

En un intento de salvar su temporada turística, Italia abrió sus fronteras para todos los viajeros de la Unión Europea el pasado 3 de junio, aún a pesar de que la mayoría de los Estados seguían manteniendo sus restricciones de viaje hacia y desde el país mediterráneo, uno de los más golpeados por la pandemia.

También Croacia, otro país altamente turístico, reabrió sus fronteras el pasado 11 de junio, Polonia, por su parte, lo hizo el 13 de junio. Ambos países pusieron en marcha una estrategia, común entre los países bálticos, de abrirse primero a sus vecinos antes de hacerlo al resto de naciones del continente.

Por su parte, a diferencia de casi todos los países durante la pandemia, Suecia y Luxemburgo mantuvieron ciertos permisos para los ciudadanos europeos. En total contraste, destaca la posición de Rumania, este país de Europa central ha preferido no abrir sus fronteras y por el momento no ha dado indicios de cuándo prevé hacerlo.

Con AFP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24