Escalada de tensión tras la destrucción de la oficina de relaciones intercoreana

La gente mira una pantalla de televisión que muestra el humo de la explosión de la oficina de enlace intercoreana en el Complejo Industrial Kaesong de Corea del Norte, el 16 de junio de 2020.
La gente mira una pantalla de televisión que muestra el humo de la explosión de la oficina de enlace intercoreana en el Complejo Industrial Kaesong de Corea del Norte, el 16 de junio de 2020. © Jung Yeon-je / AFP

Pyongyang destruyó la oficina de enlace creada en 2018 para reanudar las conversaciones entre las dos Coreas y confirmó su decisión de interrumpir la comunicación con Seúl. Ambas naciones aumentan la vigilancia militar en medio de la escalada, que tiene como telón de fondo el estancamiento de las negociaciones nucleares con Washington.

Anuncios

Este 16 de junio imágenes de la televisión surcoreana mostraron humo saliendo de la zona industrial donde se situaba la oficina de enlace entre Corea del Norte y Corea del Sur. Este edificio, fue inaugurado hace menos de dos años en medio de los diálogos entre el Norte y el Sur para avanzar en el programa de desnuclearización de Corea del Norte. 

Horas después, Pyongyang confirmó haber destruido las instalaciones como parte de su decisión de "interrumpir todas las líneas de comunicación" entre ambos países. El hecho se produce en medio de una escalada de tensión iniciada a principios de junio, cuando el norte amenazó con romper sus relaciones si Seúl no detenía el envío de propaganda por parte de activistas desde el Sur. 

Archivo: Activistas envían globos con folletos anti-Pyongyang a través de la frontera con Corea del Norte desde Corea del Sur.
Archivo: Activistas envían globos con folletos anti-Pyongyang a través de la frontera con Corea del Norte desde Corea del Sur. © JUNG YEON-JE AFP/File

A pesar de que el Ministerio de Unificación surcoreano aseguró el 12 de junio haber denunciado ya a dos grupos de activistas que suelen enviar panfletos con propaganda contra Pyongyang mediante globos, las amenazas del norte continuaron. Kim Yo Jong, la hermana del líder norcoreano Kim Jong-un, dijo un día después que la "inútil oficina conjunta de enlace norte-sur" pronto sería "completamente derrumbada".

Tras la destrucción de las instalaciones diplomáticas, la Casa Azul presidencial de Seúl convocó una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad Nacional. Desde la jornada anterior, el ministro de Defensa surcoreano, Jeong Kyeon-doo, aseguró que las Fuerzas Armadas han reforzado la vigilancia y señaló que la tensión en la península es "extremadamente alta". 

01:05

Por su parte, Pyonyang ha amenazado con enviar tropas a zonas fronterizas con el Sur que habían sido desmilitarizadas tras un acuerdo entre ambos vecinos suscrito en 2018.

La destrucción a la oficina de enlace, símbolo del estancamiento de los diálogos con EE. UU.

La oficina de relaciones entre los dos países se abrió en septiembre de 2018 en medio de una serie de diálogos entre el presidente surcoreano Moon Jae-in y Kim Jong-un, que sirvieron de puente para allanar las conversaciones con Estados Unidos en las que Washington buscaba el cese de las pruebas nucleares en el país y Pyongyang el levantamiento de las sanciones económicas por parte de EE. UU.

Imagen de archivo de la inauguración en 2018 de la oficina de enlace conjunta entre Corea del Norte y Corea del Sur.
Imagen de archivo de la inauguración en 2018 de la oficina de enlace conjunta entre Corea del Norte y Corea del Sur. © - KOREA POOL / AFP

Sin embargo, las relaciones intercoreanas, suspendidas desde el fin de la Guerra de Corea en 1953 y que en 2018 ambas naciones se comprometieron a mejorar con un acuerdo para aliviar la tensión militar entre ambas, se han ido deteriorando desde febrero de 2019. Fue entonces cuando tuvo lugar la última cumbre entre Kim Jong-un  y el presidente estadounidense, Donald Trump, que finalizó en un estancamiento de los diálogos entre ambas naciones. 

Para algunos analistas las acciones de Pyongyang podrían estar buscando aumentar la presión sobre Seúl en medio de la paralización de las negociaciones con Washington. "Kim está indicando que EE. UU. no tendrá el lujo de mantener a Corea del Norte en segundo plano durante el resto del año", indicó Leif-Eric Easley, profesor de la Universidad Ewha en Seúl a la agencia de noticias AFP.

En la misma línea se manifestó el director del Centro de Estudios de Corea del Norte del Instituto Sejong, Cheong Seong-chang, quien dijo que "Corea del Norte está frustrada porque el Sur no ha podido ofrecer un plan alternativo para revivir las conversaciones entre EE. UU. y el Norte, y mucho menos crear una atmósfera adecuada para el resurgimiento. Ha concluido que el Sur ha fallado como mediador en el proceso", comenta el experto.

Imagen de archivo. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante la conferencia de prensa ofrecida tras la reunión con Kim Jong-Un en Singapur el 12 de junio de 2018.
Imagen de archivo. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante la conferencia de prensa ofrecida tras la reunión con Kim Jong-Un en Singapur el 12 de junio de 2018. Jonathan Ernst / Reuters

En los últimos días, y coincidiendo con el segundo aniversario de la cumbre celebrada en Singapur, Pyongyang ha acusado a Washington de estar buscando un cambio de poder político en el país. "Nada es más hipócrita que una promesa vacía", dijo el canciller norcoreano Ri Son Gwon, en referencia a las promesas de Trump de levantar las sanciones económicas a su país dos años atrás. 

EE. UU. insiste en que Kim Jong-un se comprometió a renunciar a su arsenal nuclear en Singapur y que Pyongyang no ha cumplido con su parte del acuerdo. Corea del Norte, sin embargo, insiste en ser recompensada después de haber suspendido durante un tiempo sus pruebas de misiles nucleares y regresado a prisioneros estadounidenses encarcelados, así como los restos de soldados muertos en la Guerra de Corea.

Con AFP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24