Covid-19: Científicos señalan haber encontrado bondades en el tratamiento con Dexametasona

Un farmacéutico muestra una ampolla de dexametasona en el Hospital Erasme en medio del brote de la enfermedad por coronavirus, en Bruselas, Bélgica, el 16 de junio de 2020.
Un farmacéutico muestra una ampolla de dexametasona en el Hospital Erasme en medio del brote de la enfermedad por coronavirus, en Bruselas, Bélgica, el 16 de junio de 2020. © REUTERS / Yves Herman

Un equipo de investigadores de la Universidad de Oxford demostró que la Dexametasona, un esteroide común que tiene un potente efecto antiinflamatorio, reduce la mortalidad en los casos más críticos, de acuerdo con los resultados preliminares del ensayo clínico. El Gobierno británico anunció que comenzará inmediatamente a suministrar este medicamento a los pacientes graves por Covid-19.

Anuncios

Seis meses después de la aparición del brote del nuevo coronavirus que ha causado la muerte de casi medio millón de personas en todo el mundo, investigadores en Reino Unido sostienen haber encontrado un tratamiento capaz de reducir hasta en un 33% la mortalidad de los actuales pacientes que requieren ventilación mecánica u oxígeno. 

“Ese es un resultado que estadísticamente es muy significativo”, dijo Martin Landray, investigador de la Universidad de Oxford, quien dio a conocer los datos este martes 16 de junio en una videoconferencia y que fueron aplaudidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) minutos después.

De acuerdo con el investigador británico, el trabajo comenzó en marzo de este año, cuando se realizó un ensayo clínico aleatorio para evaluar una variedad de tratamientos potenciales como el Lopinavir-Ritonavir (usado comúnmente para el VIH), Hidroxicloroquina (que ahora se ha detenido por falta de eficacia), Azitromicina (antibiótico de uso común), Tocilizumab (antiinflamatorio), plasma, y dosis bajas de Dexametasona. 

Así, de los 11.500 pacientes seleccionados en 175 hospitales en todo Reino Unido, 2.104 fueron asignados al azar para recibir seis miligramos de Dexametasona por vía oral o intravenosa un vez al día durante diez días, cuya evolución fue comparada posteriormente con otros 4.321 pacientes asignados también, de manera aleatoria, para continuar con la atención habitual.

Según los resultados preliminares, entre quienes solo podían respirar con la ayuda de un respirador artificial, la Dexametasona redujo las muertes en un 35%, mientras que la mortalidad bajó en un quinto entre quienes recibían oxígeno. En cambio, el ensayo mostró que este medicamento no tiene ningún beneficio entre los pacientes que no necesitan asistencia respiratoria.

01:00

“En el ensayo, nuestro enfoque estaba en la mortalidad, que obviamente un fármaco puede afectar en cualquier dirección; pero los resultados generales en los pacientes con oxígeno y ventilación demostraron un beneficio claro”, agregó Landray.

Tras el anuncio, el Gobierno de Reino Unido indicó que comenzará inmediatamente a suministrar este esteroide a los pacientes con Covid-19.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) no tardó en celebrar el "avance científico": "Es una buena noticia y felicito al Gobierno británico, la Universidad de Oxford y a los numerosos hospitales y pacientes en el Reino unido que han contribuido a este avance científico que salva vidas", comentó el director general de organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en un comunicado. 

¿Qué es exactamente la Dexametasona? 

De acuerdo con Daniel Prieto, catedrático de Farmacoepidemiología de la Universidad de Oxford, la Dexametasona es lo que la gente suele llamar una "cortisona". Un medicamento muy conocido que actúa como antiinflamatorio e inmunosupresor, y que se utiliza comúnmente para tratar ataques de asma, distintas enfermedades de tipo respiratorio e inflamaciones, como por ejemplo reacciones alérgicas intensas. 

La Dexametasona también se emplea para enfermedades autoinmunes, como la artritis reumatoide y es suministra en ocasiones a los pacientes de cáncer que están sometidos a quimioterapia para contrarrestar ciertos efectos secundarios de su tratamiento antitumoral.

Al ser un medicamento muy antiguo, que existe desde "hace muchísimos años" asegura Prieto, "es muy barato y está disponible en cualquier lugar del mundo".

Se estima que el costo total del fármaco por paciente es de aproximadamente 44 dólares.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24