Trump tilda a Alemania de “morosa” y anuncia un retiro parcial de tropas estadounidenses

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, escucha durante una mesa redonda sobre "los adultos mayores de Estados Unidos" en la Sala del Gabinete de la Casa Blanca en Washington D. C., el 15 de junio de 2020.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, escucha durante una mesa redonda sobre "los adultos mayores de Estados Unidos" en la Sala del Gabinete de la Casa Blanca en Washington D. C., el 15 de junio de 2020. © Leah Millis / Reuters

El presidente de Estados Unidos anunció que reducirá la presencia militar de su país en Alemania con la salida de unos 9.500 soldados. Justificó su medida acusando a la nación europea de “morosa” por no cumplir con la meta fijada por la OTAN de destinar 2% del producto interno bruto a defensa.

Anuncios

Donald Trump anunció otra medida que sacude la cooperación internacional: informó que reducirá la presencia militar de su país en Alemania, en rechazo a lo que consideró un incumplimiento de la nación europea a los objetivos fijados por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) para el gasto en defensa.

Según Trump, el país cuenta con 52.000 efectivos en las bases alemanas, de los cuales, 34.500 son soldados. Bajo esta decisión, señaló que el número de tropas se reduciría a 25.000, es decir, aproximadamente 9.500 militares serían retirados de la nación alemana.

Para justificar la disposición -que había sido anticipada a principios de junio por el diario 'The Wall Street Journal'-, el mandatario cuestionó que Alemania no cumpla con la meta establecida por los países miembro de la alianza transatlántica para destinar el 2% del producto interno bruto (PIB) al presupuesto de defensa. Esa nación europea se comprometió a alcanzar ese objetivo para 2031.

"Hasta que paguen vamos a retirar a nuestros soldados, como la mitad, y se quedarán como unos 25.000 y veremos a dónde vamos desde ahí, pero Alemania se ha convertido en una morosa. ¿Por qué deberíamos seguir haciendo nosotros lo que hacemos si ellos no van a pagar?”, arremetió Trump.

El mandatario, que evitó precisar plazos concretos para la ejecución de la medida ni especificó si los soldados retirados volverán a Estados Unidos o serán reasignados en otro país, también sostuvo que Alemania se beneficia del aporte de los soldados a las economías locales.

"Esos soldados están bien pagados, viven en Alemania, gastan vastas cantidades de dinero en Alemania, los lugares alrededor de esas bases son prósperos para Alemania y Alemania se lo queda", criticó Trump y añadió que el país europeo “nos trata muy mal en el comercio”.

Una medida que levanta resistencias incluso entre los republicanos

La decisión no fue discutida de antemano con Alemania u otros miembros de la OTAN, aunque la embajadora alemana en Estados Unidos, Emily Haber, indicó que el Gobierno alemán sí fue notificado de la medida estadounidense.

En un debate virtual del laboratorio de ideas Consejo de Relaciones Exteriores (CFR, por sus siglas en inglés), Haber recordó que las tropas estadounidenses “no están solo ahí para defender a Alemania”, sino que permiten “defender la seguridad transatlántica” y “proyectar el poder estadounidense en África y Asia”.

Trump tampoco informó oficialmente de la decisión al Congreso. La semana pasada, ante los trascendidos sobre la medida, 22 miembros republicanos -partido al que pertenece el mandatario- del Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes instaron a Trump a reconsiderar la decisión.

En la misiva, el representante de Texas, el republicano Mac Thornberry, miembro de mayor rango del mencionado comité, advirtió que “las amenazas planteadas por Rusia no han disminuido y creemos que las señales de un compromiso debilitado de Estados Unidos con la OTAN alentarán una mayor agresión y oportunismo ruso”.

En la misma línea, el senador Jack Reed, demócrata de mayor rango en el Comité de Servicios Armados del Senado, consideró que la disposición de Trump sería “otro favor” para el presidente ruso Vladimir Putin.

En la misma línea, Liz Cheney, representante republicana de Wyoming, indicó la semana pasada que Trump podría cometer un grave error.

“Nuestra presencia en el extranjero es fundamental para disuadir a estos adversarios, reforzar las alianzas, mantener la paz a través de la fuerza y ​​preservar el liderazgo estadounidense. Retirar nuestras fuerzas y abandonar a nuestros aliados tendría graves consecuencias, envalentonar a nuestros adversarios y hacer que la guerra sea más, no menos probable”, apuntó.

Tropas estadounidenses en Alemania, una fuerte presencia que data desde el fin de la Segunda Guerra Mundial

Alemania es el país europeo con mayor presencia de tropas estadounidenses, seguido de Italia, Reino Unido y España. Esta cooperación se remonta al final de la Segunda Guerra Mundial y tuvo su pico durante la Guerra Fría, cuando Alemania era el punto central de los estadounidenses y de la OTAN para contener a la Unión Soviética.

En los últimos años, Estados Unidos ha instalado bases militares clave en Alemania, que se ha convertido en un punto de tránsito estratégico para las tropas que se despliegan desde y hacia Medio Oriente.

En concreto, Estados Unidos cuenta con la Base Aérea Ramstein, centro crítico para operaciones en Medio Oriente y África y sede de las Fuerzas Aéreas estadounidenses en Europa y África; el Centro Médico Regional Landstuhl, que ha asistido a gran cantidad de estadounidenses heridos en Irán y Afganistán; la sede de Stuttgart del Comando de Estados Unidos para Europa y África; la dependencia de Wiesbaden del Ejército estadounidense en Europa; la base de combate Spangdahlem F-16; y el área de entrenamiento de Grafenwöhr, la instalación más grande de su tipo de la OTAN en Europa.

Si bien Trump no dio pistas de dónde podrían ser relocalizados los soldados que eventualmente abandonen Alemania, el propio mandatario había sugerido que podría trasladar tropas de Alemania a Polonia. Durante un encuentro con el presidente de Polonia, Andrzej Duda, en la Casa Blanca, el presidente estadounidense señaló que “Alemania no está cumpliendo con lo que se supone que debe hacer con respecto a la OTAN y Polonia sí”.

Duda se ha mostrado interesado en atraer a más fuerzas estadounidenses a su país e incluso sugirió que Polonia aportaría más de 2.000 millones de dólares para crear una base permanente de Estados Unidos en su país.

El proyecto, que se nombró de forma no oficial “Fort Trump”, aún no ha tenido avances concretos, pero se espera que algunas tropas con presencia en Alemania se trasladen a Polonia.

Con AP, Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24