Saltar al contenido principal

No cesan las protestas en Atlanta tras la muerte de Rayshard Brooks

Manifestantes marchan durante una protesta contra la desigualdad racial y la muerte de Rayshard Brooks en Atlanta, Georgia, Estados Unidos, 15 de junio de 2020.
Manifestantes marchan durante una protesta contra la desigualdad racial y la muerte de Rayshard Brooks en Atlanta, Georgia, Estados Unidos, 15 de junio de 2020. © Alex Hicks Jr., Usa Today vía Reuters

Brooks, de 27 años, murió el 12 de junio luego de recibir dos disparos en la espalda por parte de un agente de la Policía de Atlanta en el estacionamiento de un restaurante de comida rápida tras resistirse a ser detenido por presuntamente conducir ebrio.

Anuncios

Bautizada como 'Marcha por la Justicia', la masiva manifestación, que se desarrolló de forma pacífica en los alrededores del Capitolio de Georgia, en Atlanta, nació con el objetivo de "instar a los legisladores a confrontar y abordar inmediatamente las fallas sistemáticas en la justicia penal y en el sistema electoral".

La muerte de Brooks, en medio de las protestas por el fallecimiento de George Floyd en Minnesota el 25 de mayo, atizó la llama del descontento que aún no se apaga. Los manifestantes denuncian los constantes casos de abuso policial y señalan un racismo estructural al que acusan de haberse cobrado la vida de dos afroamericanos a manos de oficiales blancos en menos de tres semanas. 

Protestors gather for a march organized by the National Association for the Advancement of Colored People (NAACP) in Atlanta, Georgia, to protest the fatal shooting of a black man by a white police officer
Protestors gather for a march organized by the National Association for the Advancement of Colored People (NAACP) in Atlanta, Georgia, to protest the fatal shooting of a black man by a white police officer Wes BRUER AFP

A la concentración se sumaron varios legisladores estatales demócratas, así como numerosos líderes de la comunidad negra. 

"Vamos a tomarnos el Capitolio todos los días hasta que los legisladores hagan su trabajo", declaró el reverendo James Woodall, presidente de la Asociación Nacional para el Avance de las Personas de Color (NAACP por sus siglas en inglés) de Georgia, refiriéndose a las reformas que piden para evitar más casos de brutalidad policial.

"¿Cuántas protestas tiene que haber para garantizar que la siguiente víctima no será tu hermano o tu pareja?"

En paralelo a esta marcha, la familia de Brooks exigió justicia, junto a su abogado. La viuda de Brooks, Tomika Miller, quien tenía con él tres hijas de uno, dos y ocho años, consideró que a pesar de que "no hay ninguna justicia que pueda hacerme feliz sobre lo que se ha hecho (...) Rayshard debe estar sonriendo porque su nombre será recordado siempre", al tiempo que instó a que las manifestaciones para pedir justicia sean pacíficas.

Además, una de sus primas, Tiara Brooks, subrayó que, tras este hecho, la muerte de Floyd y la brutalidad policial contra los afroamericanos en estas demostraciones y en general, la confianza que tenían en la policía está "rota".

Captura de pantalla del video que muestra el control de alcoholemia realizado por la policía de Atlanta a Rayshard Brooks, en Atlanta, el 12 de junio de 2020.
Captura de pantalla del video que muestra el control de alcoholemia realizado por la policía de Atlanta a Rayshard Brooks, en Atlanta, el 12 de junio de 2020. © Departamento de Policía de Atlanta vía AP

"La única manera de sanar algunas de estas heridas es a través de condenas y un cambio drástico en el departamento de Policía", dijo. "¿Cuántas protestas tiene que haber para garantizar que la siguiente víctima no será tu primo, tu hermano, tu tío, tu sobrino, tu amigo o tu pareja para que finalmente podamos acabar el sufrimiento por la fuerza excesiva por parte de la Policía?", lamentó la prima de Brooks. 

Antes de recibir los dos disparos que acabaron con su vida, el joven se resistió a ser arrestado por dos oficiales que fueron alertados después Brooks se quedara dormido en su vehículo, que estaba parado en el carril del servicio de comida para llevar del local Wendy's, donde ocurrieron los hechos.

El suceso, captado en tres videos distintos, produjo la dimisión de la jefa de Policía de Atlanta, Erika Shields, y el despido del agente blanco que le disparó por la espalda, identificado como Garrett Rolfe.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.