¿Qué pasa en Beijing?: cierran escuelas y cancelan decenas de vuelos por rebrote de Covid-19

Un hombre se registra para someterse a una prueba de Covid-19 en Beijing el 17 de junio de 2020, tras el cierre de escuelas y la cancelación de vuelos por temor a un rebrote.
Un hombre se registra para someterse a una prueba de Covid-19 en Beijing el 17 de junio de 2020, tras el cierre de escuelas y la cancelación de vuelos por temor a un rebrote. © Greg Baker / AFP

Para frenar la propagación del rebrote detectado en Beijing, las autoridades chinas ordenaron el cierre de las escuelas y la cancelación de 1.255 vuelos de entrada y salida a la capital, luego de aumentar nuevamente el nivel de la emergencia sanitaria. 

Anuncios

El nuevo brote de Covid-19 detectado en el principal mercado de alimentos de Beijing encendió las alarmas de las autoridades sanitarias chinas, luego de cerca de dos meses sin registrar nuevos contagios. 

Ante la confirmación de 106 casos en los últimos cinco días, el Gobierno ordenó el cierre de las escuelas de la ciudad, así como el bloqueo al ingreso de 29 complejos residenciales. 

Este miércoles 17 de junio, los organismos de atención sanitaria elevaron el nivel de emergencia y endurecieron las medidas de control, a través de la aplicación de restricciones de movilidad que impiden, por ejemplo, la salida de taxis de la capital china. 

Como parte de las labores de prevención, fueron desplegados varios grupos de desinfección que han recorrido 276 mercados de productos agrícolas y al menos 30.000 restaurantes en las últimas horas. 

Voluntarios del equipo de rescate de Blue Sky desinfectan el mercado mayorista de Yuegezhuang, luego del registro de nuevos casos de Covid-19 en Beijing, China, el 16 de junio de 2020.
Voluntarios del equipo de rescate de Blue Sky desinfectan el mercado mayorista de Yuegezhuang, luego del registro de nuevos casos de Covid-19 en Beijing, China, el 16 de junio de 2020. © Reuters

De cara a la amenaza del registro de una segunda ola pandémica, también fueron cancelados 1.255 vuelos, 640 de entrada y 615 de salida, a la ciudad que cuenta con más de 21,54 millones de habitantes.

La presentación de "síntomas atípicos" por parte de los contagiados identificados recientemente ha llamado la atención de los equipos médicos, dada la recurrencia de dolores articulares, a diferencia de la fiebre y la tos como señales de alerta, los cuales fueron los signos comunes desde el inicio de la pandemia. 

Para atender el rebrote, más de 100 trabajadores del sector sanitario, entre especialistas y personal de apoyo, han sido enviados a los 19 hospitales en los que permanecen bajo supervisión los nuevos contagiados. 

De acuerdo con lo anunciado por Chen Bei, subsecretaria general del gobierno municipal de Beijing, la ciudad se encuentra ahora en "segundo nivel de emergencia", lo que implica nuevamente la suspensión de absolutamente todas las actividades educativas presenciales en todos los niveles, desde primarios hasta universitarios, al igual que la priorización del teletrabajo como opción segura. 

La entrada bloqueada de una escuela secundaria después del cierre ordenado por las autoridades para frenar el nuevo brote de Covid-19 en Beijing, China, el 17 de junio de 2020.
La entrada bloqueada de una escuela secundaria después del cierre ordenado por las autoridades para frenar el nuevo brote de Covid-19 en Beijing, China, el 17 de junio de 2020. © Carlos García Rawlins / Reuters

Todos los mercados subterráneos que funcionan en las zonas bajo alerta roja fueron sellados y, de momento, la recomendación clave es que los ciudadanos permanezcan confinados en sus hogares, como al comienzo de la emergencia. 

Expertos temen que el rebrote sea "más infeccioso" que el de Wuhan, cuna de la pandemia

A principios de junio, los habitantes de Beijing habían retornado a la normalidad luego de que el nivel de emergencia descendiera por el control del registro de casos, pero esta nueva alerta despierta dudas sobre el manejo de la pandemia por parte de las autoridades chinas que, en diversas ocasiones, ha sido cuestionado por el presidente estadounidense Donald Trump por el presunto ocultamiento de datos, pero defendido por la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

Entre tanto, en varias decenas de puntos de detección continúan las jornadas de realización de pruebas para identificar posibles nuevos casos e intentar "cerrar el cerco" de propagación del virus. 

Algunos expertos han advertido que este segundo brote podría ser, incluso, "más infeccioso" que el de Wuhan, por lo que se recomienda mantener los protocolos de lavado constante de manos y desinfección de elementos y alimentos. 

Según información recabada por las entidades encargadas de establecer el origen de la nueva cadena de contagios, el virus fue detectado en una tabla de corte de pescado que era utilizada por un vendedor de salmón importado en el mercado de Xinfadi. 

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24