Chile espera peor caída del PIB en 35 años por pandemia

Anuncios

Santiago (AFP)

Chile enfrentará en 2020 la peor contracción económica en 35 años, con una caída del PIB que podría alcanzar hasta 7,5% en relación al año pasado por causa de la pandemia de coronavirus, estimó el miércoles el Banco Central.

El organismo corrigió así sus estimaciones previas, debido un deterioro más profundo de la actividad.

En su Informe de Política Monetaria (Ipom), el Banco Central ajustó a la baja su anterior estimación de marzo -en la que preveía una contracción de 1,5% a 2,5%-, debido a los efectos de la pandemia en Chile.

"La situación por la que atraviesa Chile no dista de lo que ha sucedido en otros países, ni tampoco de lo que está ocurriendo en buena parte de América Latina. La evolución de la pandemia del Covid-19 y las acciones adoptadas para su contención constituyen un shock sin precedentes y de gran magnitud para la economía mundial", dijo el presidente de la institución, Mario Marcel, al presentar el informe ante la comisión de Hacienda del Congreso.

Por su parte, el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, afirmó que la proyección del Banco Central está en línea con las del gobierno.

"Está bastante en línea con lo que nosotros en Hacienda estamos actualizando. La verdad es que tanto el Banco como nosotros nos quedamos muy cortos con las proyecciones que habíamos hecho hace meses atrás", afirmó el ministro a medios locales.

El reporte del Banco Central estima una contracción anual del 6% en el consumo privado, debido a la baja de los ingresos de los hogares, mientras que la inversión se contraerá en torno a 16% en 2020, por una fuerte caída en los sectores no mineros.

En Chile los casos de coronavirus sobrepasan los 215.000 y los fallecidos los 3.383, con una curva de contagios en ascenso y aún sin llegar al máximo.

- Segundo trimestre para el olvido -

La pandemia sorprendió a Chile en plena recuperación tras los efectos de las masivas protestas sociales que estallaron el 18 de octubre de 2019, y que paralizaron gran parte del comercio y llevaron a la economía local a contraerse 2,1% en el último trimestre de 2019.

Con un primer caso reportado el 3 de marzo, y medidas restrictivas que en un inicio no fueron tan severas, con cuarentenas selectivas, algunos sectores de la economía chilena -especialmente la minería del cobre, metal del cual Chile es el mayor productor mundial- lograron seguir funcionando.

Pero con contagios y fallecidos en aumento, a partir del 15 de mayo el gobierno impuso la cuarentena general en Santiago, la capital, donde viven siete de los 18 millones de habitantes de Chile y se genera casi la mitad del PIB nacional.

Desde entonces aumentaron las restricciones de funcionamiento para gran parte del comercio, sin afectar de momento a la minería, que funciona mayormente en el norte del país y se beneficia ahora del alza internacional en el valor del cobre a raíz de la paulatina recuperación de China.

De acuerdo al Banco Central, "parte importante de la contracción ya ha ocurrido, tomando en cuenta las caídas de actividad en marzo y abril", pero también previendo que el desplome de mayo y junio será superior por las cuarentenas en la región metropolitana y las principales zonas urbanas de la región de Valparaíso, donde se decretó el confinamiento la semana pasada.

"El segundo trimestre va a ser para el olvido", alertó el ministro Briones, explicando que durante mayo y junio las caídas serán peores a la contracción del 14,7% interanual registrada en abril.

- Rebote en 2021 -

Tanto el gobierno como el Banco Central esperan una fuerte recuperación el próximo año, sobre los niveles bajos de 2020.

"En 2021 debiéramos tener una recuperación fuerte", afirmó el ministro, sin dar porcentajes.

El Banco Central, en tanto, estimó que durante 2021 y 2022 la economía irá recuperándose, con un crecimiento estimado de 4,75% a 6,25% el año próximo y de 3% a 4% el siguiente.

El presidente Sebastián Piñera firmó el martes un proyecto de ley para ampliar un ingreso de emergencia y un plan de recuperación por dos años, por un monto de 12.000 millones de dólares.