Investigadores alemanes: hay “pruebas” de la muerte de Madeleine McCann

Archivo: Fotografía de la niña británica Madeleine McCann, desaparecida el 3 de mayo de 2007, en Portugal.
Archivo: Fotografía de la niña británica Madeleine McCann, desaparecida el 3 de mayo de 2007, en Portugal. © AFP/Vía Policía Metropolitana de Londres

Aunque la menor de tres años de edad, desaparecida en 2007 en Praia da Luz, en la región de Algarve, en Portugal, no ha sido hallada, los fiscales aseguran que tienen “evidencias concretas” de que la niña murió.

Anuncios

"Son pruebas concretas, hechos que están en nuestras manos, no simples indicaciones", afirmó este 17 de junio Christian Wolters, fiscal de Brunswick, Alemania, que investiga el caso de la pequeña Madeleine McCann.

Sin embargo, no se trata de una "evidencia forense como el cadáver", explicó el experto, que no ha revelado aún de qué elementos probatorios se trata.

Wolters agregó que, tras los hallazgos, las autoridades alemanas ya le escribieron una carta a la familia de Madeleine, pero se negaron a dar detalles sobre el contenido de la misiva.

La desaparición de la menor, cuyo caso registrado hace 13 años causó conmoción internacional, volvió a tomar protagonismo a principios de junio, cuando los fiscales alemanes señalaron que encontraron a un nuevo sospechoso. Se trata de un ciudadano alemán identificado como Christian Brueckner, de 43 años, un pederasta reincidente que se encuentra detenido actualmente por tráfico de drogas.

La prensa alemana reportó que la policía encontró trajes de baño de niños entre sus pertenencias y tarjetas de memoria con imágenes de pedofilia. De acuerdo con los detalles de la investigación, el sospechoso vivía a pocos kilómetros del hotel donde estaba la niña en el momento de su desaparición, en mayo de 2007.

Fotografía de la casa donde vivía el sospechoso alemán, relacionado con el caso de la niña británica Madeleine McCann, cuando despareció a los tres años de edad en 2007. Imagen tomada en Lagos, Portugal, el 5 de junio de 2020.
Fotografía de la casa donde vivía el sospechoso alemán, relacionado con el caso de la niña británica Madeleine McCann, cuando despareció a los tres años de edad en 2007. Imagen tomada en Lagos, Portugal, el 5 de junio de 2020. © AFP/Carlos Costa

Wolters confirmó que el hombre solicitó salir de prisión bajo libertad condicional en Kiel, donde cumple una condena. Sin embargo, la solicitud le fue denegada debido a una orden de arresto por la agresión a una anciana en Portugal, según explicó el fiscal.

La desaparición movilizó uno de los mayores despliegues investigativos en Europa

Madeleine desapareció el 3 de mayo de 2007 de un cuarto de hotel donde pasaba vacaciones, unos días antes de su cumpleaños número cuatro, mientras sus padres cenaban con amigos en un restaurante del mismo complejo.

Su desaparición provocó una de las búsquedas más grandes de su tipo en los últimos años en Europa; unidades investigativas e investigadores privados de Reino Unido, Portugal y Alemania trabajaron cada uno por su lado, sin resultados palpables. 

A pesar de una amplia gama de sospechosos y teorías sobre lo ocurrido, hasta el momento nadie ha sido condenado por su rapto y posible asesinato. Tampoco se ha encontrado ningún rastro de la menor, por lo que sus padres claman para que las investigaciones continúen. 

Con AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24