Alemania cierra una empresa cárnica tras rebrote con 650 casos de Covid-19

Fachada de la empresa cárnica Tönnies, en Gutersloh, Renania del Norte-Westfalia, Alemania, el 17 de junio de 2020.
Fachada de la empresa cárnica Tönnies, en Gutersloh, Renania del Norte-Westfalia, Alemania, el 17 de junio de 2020. © AFP/Sascha Schuermann

La compañía Tönnies, la mayor procesadora de carne de Alemania, se vio obligada a suspender sus actividades este 17 de junio, luego de que 650 de sus empleados resultaran contagiados con el virus. El hallazgo también causó el cierre de las escuelas locales.

Anuncios

Algunos rebrotes de Covid-19 mantienen en alerta a las autoridades de Alemania. Las alarmas se prendieron este miércoles en Guetersloh, una ciudad en el estado de Renania del Norte-Westfalia, oeste del país, por cuenta de los casos identificados en la mayor compañía de procesamiento de carne. 

Funcionarios locales de salud informaron que recibieron un total de 983 resultados de pruebas de trabajadores de la empresa Toennies y que, de ellos, 650 fueron positivos.

Las autoridades ordenaron el cierre inmediato del lugar, así como el aislamiento del personal y la realización de pruebas a las personas con las que tuvieron contacto sus empleados, por lo que alrededor de 7.000 ciudadanos fueron puestos en cuarentena.

Las pruebas para los empleados y sus familiares forma parte de la estrategia implementada por los organismos de emergencia para contener una posible segunda ola de contagio. 

¿La reapertura de fronteras está relacionada con el rebrote del virus?

Funcionarios de la compañía señalaron que el brote en este sitio pudo haber estado relacionado con la llegada de trabajadores que aprovecharon la oportunidad de visitar a sus familias en los países de Europa del Este, a medida que los controles fronterizos se flexibilizaron

Fachada de la fábrica de carne Tönnies, en Gutersloh, Renania del Norte-Westfalia, Alemania, el 17 de junio de 2020.
Fachada de la fábrica de carne Tönnies, en Gutersloh, Renania del Norte-Westfalia, Alemania, el 17 de junio de 2020. © ©AFP/Sascha Schuermann

Gereon Schulze Althoff, el encargado de la compañía para la respuesta a la pandemia, afirmó que aún no hay una explicación concluyente de porqué los contagios se produjeron ahora. Sin embargo, indicó que muchos trabajadores extranjeros habían querido ir a ver a sus familias cuando las fronteras europeas comenzaron a reabrirse, lo que significa que "estábamos expuestos a nuevos riesgos", dijo.

Agregó que, desde la empresa, han estado "luchando como leones desde febrero para mantener el virus fuera de la operación".

En las últimas semanas, se han registrado varios brotes en otras compañías cárnicas del país, lo que llevó al Gobierno a imponer normas de seguridad más estrictas para la industria y prohibir la práctica de usar subcontratistas.

Nuevos cierres y aislamientos locales

Estos casos recientes llevaron a la localidad por encima del umbral establecido de 50 nuevos contagios por cada 100.000 residentes, lo que impulsó a las autoridades a cerrar escuelas y centros de cuidado infantil en esta región del país a partir de este 17 de junio y hasta que comiencen las vacaciones de verano, cerca del fin de junio. Hasta el momento, señalan que no harán un bloqueo más amplio.

Archivo-Policías caminan en la casi vacía Koeniggstrasse, una de las calles comerciales más concurridas de Stuttgart, sur de Alemania, el 23 de marzo de 2020.
Archivo-Policías caminan en la casi vacía Koeniggstrasse, una de las calles comerciales más concurridas de Stuttgart, sur de Alemania, el 23 de marzo de 2020. © AFP/Thomas Kienzle

El brote en Rheda-Wiedenbrueck, donde opera Tönnies, podría afectar el suministro de carne de todo el país. Sven-Georg Adenauer, jefe de la administración regional, dijo que una quinta parte de los productos cárnicos de Alemania podrían no estar disponibles mientras la planta esté cerrada.

Alemania comenzó a relajar sus restricciones a finales de abril y ha mantenido, en gran medida, bajas tasas de contagio. Sin embargo, recientes brotes locales vinculados a empresas cárnicas, servicios religiosos, un restaurante y un edificio en Berlín, donde 370 familias fueron puestas en cuarentena después de que se detectaron 70 casos, han causado cierta preocupación.

La actualización de medidas contra el Covid-19

Los hallazgos se producen en medio de una jornada en la que el Gobierno de la canciller Angela Merkel evalúa y renueva medidas frente a la pandemia.

La canciller alemana Ángela Merkel en una reunión junto con los primeros ministros de los 16 estados del país, en Berlín, Alemania, el 17 de junio de 2020.
La canciller alemana Ángela Merkel en una reunión junto con los primeros ministros de los 16 estados del país, en Berlín, Alemania, el 17 de junio de 2020. © AFP/Markus Shreiber

Este miércoles, Merkel informó que su país mantendrá la prohibición de eventos masivos hasta finales de octubre, lo que afectará programas como la Feria del Libro de Frankfurt, hasta ahora programada para mediados de ese mes.

Otras reglas como el uso de mascarillas y el distanciamiento social seguirán siendo exigidas en los locales comerciales y el transporte público, según anunció la gobernante luego de una reunión con los representantes de los 16 estados de Alemania.

Se espera que las escuelas vuelvan a sus operaciones normales después de las vacaciones de verano. Pero, "mientras no haya vacunas ni medicamentos disponibles, debemos mantener medidas básicas para protegernos", advirtió Merkel.

Con AP, Reuters y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24