Impasse en las negociaciones internacionales sobre impuestos a los gigantes de internet

Anuncios

París (AFP)

Las negociaciones internacionales sobre los impuestos a los gigantes de internet, manzana de discordia recurrente entre Washington y París, se encuentran en un impasse después de la "pausa" anunciada por Estados Unidos, una decisión que Francia calificó de "provocación".

El secretario del Tesoro estadounidense, Steve Mnuchin, anunció el miércoles a Francia, Italia, España y el Reino Unido la suspensión de su participación en las negociaciones en el marco de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

En enero, 137 países acordaron que para finales de 2020 habría un acuerdo, bajo la égida de la OCDE, sobre la imposición digital a empresas como Google, Amazon o Facebook, que tenga en cuenta su actividad real en cada país.

El departamento del Tesoro estadounidense explicó que "sugirió hacer una pausa (...) en un momento en que los gobiernos del mundo entero se concentran en la respuesta a la Covid-19 y sobre la reapertura en toda seguridad de sus economías".

Pero este argumento no convenció al ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire, que denunció el jueves una "provocación".

"Estábamos a unos centímetros del acuerdo sobre la imposición de los gigantes digitales, que son quizá los únicos en el mundo que se han beneficiado inmensamente del coronavirus", subrayó Le Maire.

"¿Qué forma es esta de tratar a los aliados de Estados Unidos amenazándonos sistemáticamente con sanciones?", se preguntó indignado antes de asegurar que Francia no renunciará a hacer pagar impuestos a los grandes de internet, como ya empezó a hacer en 2019.

"O Estados Unidos reconsidera su posición y logramos un acuerdo antes de finales de 2020 y se aplicaría un impuesto internacional (...) o no hay acuerdo en la OCDE porque Estados Unidos es el único país que bloquea (las negociaciones), en cuyo caso aplicaremos nuestro impuesto nacional", explicó.

- 'Una solución mundial' -

En una audición en el Congreso el miércoles, el representante para el Comercio, Robert Lighthizer, no excluyó el acuerdo multilateral.

"Pienso que hay espacio claramente para una solución negociada", dijo. "Necesitamos un régimen internacional que se concentre no solo en algunas industrias sino también en la manera en cómo vamos hacer tributar a la gente a escala internacional", sostuvo.

Pero generó confusión al asegurar que el secretario del Tesoro había decidido retirarse de las negociaciones.

El comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, dijo este jueves esperar que la "pausa" de Estados Unidos en la negociación internacional de un impuesto a los gigantes de internet no sea "definitiva".

"Lamento mucho la decisión de Estados Unidos de frenar las conversaciones internacionales sobre la fiscalidad de la economía digital", apuntó Gentiloni, deseando que sea "un contratiempo temporal más que una pausa definitiva".

"La Comisión Europea quiere una solución mundial para llevar el impuesto de sociedades al siglo XXI", reiteró Gentiloni, advirtiendo que si eso resulta imposible este año, habrá una propuesta "a nivel de la Unión Europea".

La pausa anunciada por Mnuchin es el enésimo giro desde que Estados Unidos aceptó reanudar las negociaciones en enero de 2019 en el marco de la OCDE.

Washington había regresado a la mesa de negociaciones después de que varios países, incluyendo España, Reino Unido, Italia y Austria, anunciaran su intención de introducir su propio impuesto nacional sobre los gigantes digitales.