Saltar al contenido principal

Equipos de Grandes Ligas cierran instalaciones por virus; negociaciones se estancan

Al menos dos equipos de las Grandes Ligas de béisbol cerraron este viernes sus instalaciones por temor a contagios de coronavirus.
Al menos dos equipos de las Grandes Ligas de béisbol cerraron este viernes sus instalaciones por temor a contagios de coronavirus. Mark Brown GETTY IMAGES NORTH AMERICA/AFP/Archivos
4 min
Anuncios

Miami (AFP)

Al menos dos equipos de las Grandes Ligas de béisbol cerraron este viernes sus instalaciones de entrenamiento por temores del coronavirus, incluidos Los Phillies de Philadelphia que tienen cinco jugadores contagiados, mientras las negociaciones para arrancar la temporada volvieron a estancarse.

El viernes por la mañana, los Phillies anunciaron que cinco jugadores y tres miembros de su personal dieron positivo en tests de COVID-19, lo que llevó a la franquicia a echar el cierre indefinidamente a sus instalaciones de entrenamiento en Clearwater, estado de Florida.

Las instalaciones "permanecerán cerradas hasta que las autoridades médicas confíen en que el virus está bajo control y sean desinfectadas", dijo en un comunicado el dueño principal de la franquicia, John Middleton.

El equipo dijo que el primer caso se detectó el 16 de junio y que están a la espera de los resultados de test aplicados a 20 jugadores y a 12 miembros de su personal. La franquicia ya tiene los resultados de pruebas a ocho empleados que dieron negativo.

"En cuanto a las implicaciones de este brote en la temporada de 2020 de los Phillies, el club declina hacer comentarios, creyendo que es demasiado pronto para saber", señaló el equipo.

Por su parte, los Azulejos de Toronto también cerraron sus instalaciones de entrenamiento en Dunedin, a menos de 10 kilómetros de Clearwater, después de que un jugador exhibiera síntomas de coronavirus, lo que llevó a someter a todo el personal a exámenes.

Según ESPN, el jugador que dio positivo había pasado recientemente tiempo con miembros de los Phillies.

Florida ha registrado esta semana un enorme incremento de casos de coronavirus, llegando a un récord de 3.822 diarios reportados el viernes.

En este estado la MLS y la NBA quieren retomar sus actividades el próximo mes, con sus equipos concentrados y jugando a puerta cerrada en el complejo deportivo del parque de atracciones de Disney World (Orlando).

ESPN reportó que también los San Francisco Giants han cerrado sus instalaciones en Scottdsale (Arizona) después de que una persona que había estado en el lugar y un familiar exhibieran síntomas el jueves, mientras que los Astros de Houston informaron que un jugador dio positivo en un test varios días atrás.

- Rechazo de la última oferta -

La temporada de las Grandes Ligas debía haber comenzado el 26 de marzo pero fue suspendida a causa de la expansión de la pandemia en el país.

Además de los riesgos que afrontan por el virus, para reanudar la actividad las Grandes Ligas aún tienen que zanjar su conflictiva negociación con el Sindicato de Jugadores.

Ambas partes mantienen una disputa pública desde hace semanas para pactar las condiciones de regreso a las canchas, especialmente sobre el reparto de las fuertes pérdidas económicas causadas por este parón y por la probable ausencia de espectadores cuando comience la campaña.

El miércoles el comisionado de las Grandes Ligas, Rob Manfred, citó al director de la Asociación (MLBPA), Tony Clark, para una reunión en Phoenix de la que se esperaba que rebajara las fuertes tensiones entre ambas partes de los días anteriores.

Tras el encuentro, Manfred envió a Clark una oferta para una temporada regular de solo 60 partidos, desde los 162 juegos del calendario original, que fue rechazada por la MLBPA, que contraofertó con una propuesta de unos 70 partidos.

Según dijo este viernes la MLBPA, la liga le informó que no responderá a esa última propuesta y que no se jugarán más de 60 partidos este año.

"Nuestra Junta se reunirá en un futuro próximo para determinar los próximos pasos", dijo la Asociación en un comunicado.

Además del desacuerdo en otros puntos, los jugadores tratan de que el calendario incluya el mayor número posible de partidos para sufrir menores recortes salariales.

Los jugadores ahora pueden aceptar la última oferta de Manfred o, en caso de rechazarla, el comisionado podría implementar su propio calendario unilateralmente, arriesgándose a una demanda por parte de la MLBPA.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.