Francia y Reino Unido marcharon contra el racismo y la brutalidad policial

Ramata Dieng, madre de Lamine Dieng, un joven fallecido durante una custodia policial en Francia en 2007, durante una de las manifestaciones en contra del racismo en Francia y en favor de la justicia en el caso de su hijo. En París, Francia, el 20 de junio de 2020.
Ramata Dieng, madre de Lamine Dieng, un joven fallecido durante una custodia policial en Francia en 2007, durante una de las manifestaciones en contra del racismo en Francia y en favor de la justicia en el caso de su hijo. En París, Francia, el 20 de junio de 2020. © Rafael Yaghobzadeh / AP

Estos dos países europeos fueron los que presentaron mayores movilizaciones, otro fin de semana más, contra el racismo y la brutalidad policial y en ellos, miles de personas clamaron por la igualdad y recordaron a los fallecidos durante los últimos años.

Anuncios

Contra el racismo y la brutalidad policial. Las protestas continúan más allá de Estados Unidos y toman especial fuerza en Francia y Reino Unido, países europeos con un fuerte pasado colonial y que en la actualidad también tienen población negra y de diversas etnias. Las protestas que iniciaron en Minneapolis por la muerte de George Floyd, a manos de un policía, ha hecho que estos países protesten también por sus casos locales.

En Reino Unido las manifestaciones se repitieron por cuarto fin de semana consecutivo a pesar de las restricciones impuestas por el gobierno a las grandes concentraciones, como motivo de la crisis sanitaria que atraviesa en país a causa de la pandemia global del coronavirus. Ciudades como Londres, Manchester, Edimburgo o Glasgow registraron protestas.

Las multitudes fueron más pequeñas y distanciadas que las que se vieron durante las dos semanas posteriores a la muerte de George Floyd. Los manifestantes británicos son mayoritariamente jóvenes y tuvieron dos grandes concentraciones, una en Hyde Park y otra cerca de la embajada de Estados Unidos en la capital de Reino Unido.

“Todos estamos aquí hoy porque sabemos que las vidas negras importan”, dijo Imarn Ayton, uno de los organizadores de la protesta de Hyde Park. "Y hoy estamos todos aquí porque sabemos que es hora de quemar el racismo institucional", añadió.

Decenas de personas se manifiestan contra el racismo y la brutalidad policial en Hyde Park, en la capital británica. En Londres, Reino Unido, el 20 de junio de 2020.
Decenas de personas se manifiestan contra el racismo y la brutalidad policial en Hyde Park, en la capital británica. En Londres, Reino Unido, el 20 de junio de 2020. © Alberto Pezzali / AP

En Glasgow, cientos de personas asistieron a una manifestación “socialmente distante” en George Square. A principios de esta semana, se registraron enfrentamientos en esta plaza entre miembros de un colectivo ultraderechista y racista y una concentración en favor de los derechos de los migrantes refugiados.

Durante las últimas semanas, las protestas han cargado contra estatuas de figuras históricas que tienen una pasado esclavista o colonialista. Figuras como la del comerciante de esclavos Edward Colston o del ex primer ministro, Winston Churchill, han sido arrancadas o vandalizadas como protesta.

El primer ministro, Boris Johnson, anunció que está creando una comisión para analizar que se puede hacer para eliminar la injusticia racial.

Black Lives Matter en Reino Unido quiere hablar con Johnson

Imarn Ayton, una de las cabezas visibles del movimiento Black Lives Matter pidió al primer ministro, Boris Johnson, que se reuniera con él para tratar los problemas de racismo institucional que tiene el Reino Unido. "Todos los demás parecen estar en contacto conmigo, excepto Boris, por lo que me gustaría conversar", aseguró.

Ayton dijo que los manifestantes de BLM continuarán protestando hasta que el gobierno cumpla con sus demandas. "Es así de simple. Protestamos o escuchas", dijo. "Queremos que la igualdad sea tratada de manera justa, eso es todo lo que pedimos, y justicia para aquellos que han sido perjudicados".

Black Lives Matter denuncia que la nueva comisión se ha creado sin contar con el asesoramiento y la voz de este movimiento ciudadano que ha recorrido el mundo en favor de la igualdad y el final del racismo institucional y la brutalidad policial contra la población negra.

En Francia, los manifestantes no quieren olvidar los casos de brutalidad policial

Las protestas se replicaron de igual forma en París, la capital francesa, en donde se reclamó justicia para los casos sospechosos de fallecimientos por brutalidad policial.

Los manifestantes se congregaron en la céntrica Place de la Republique. Algunos llevaban una pancarta con las palabras "Justicia para Ibo", una referencia a Ibrahima Bah, de 22 años, quien murió en un accidente de motocicleta en octubre en los suburbios de Villiers-le-Bel wile en París, supuestamente tratando de escapar de un control policial. La familia de Bah culpa a la policía por su muerte.

Los manifestantes marcharon también a la antigua casa de Lamine Dieng, un franco-senegalés de 25 años arrestado en 2007 que murió en una camioneta de la policía. Una manifestación separada en apoyo de los trabajadores indocumentados planeaba unirse a la marcha antirracista.

La gente marcha durante una protesta en París, el sábado 20 de junio de 2020.
La gente marcha durante una protesta en París, el sábado 20 de junio de 2020. © Rafael Yaghobzadeh / AP

La semana pasada, se supo que el gobierno francés acordó pagar 145.000 euros a los familiares de Dieng después de una disputa legal prolongada.

Estas protestas se iniciaron también después del contexto de manifestaciones que comenzaron en Estados Unidos tras el fallecimiento de George Floyd. "En Francia, aunque, en general, es diferente, hay situaciones similares. Era un estado colonial, y vemos que hoy se produce violencia policial contra negros y árabes, descendientes de inmigrantes”, aseguró Lylia Boukerrouche, una de las manifestantes.

En París, dos protestas tuvieron el visto bueno de las autoridades francesas, que en las últimas semanas han intentado concienciar a la población del peligro que existe al realizarse grandes concentraciones. Sin embargo, se prohibieron concentraciones en frente a la embajada de Estados Unidos en la capital francesa.

Con AP y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24