Saltar al contenido principal

Ante el feroz avance del Covid-19, indígenas brasileños se refugian en la selva amazónica

El Vale do Javari, situado en el oeste del norteño estado del Amazonas, es la segunda mayor área indígena de Brasil y hogar de unos 7.000 indígenas de siete etnias distintas, de las que cerca de 15 son tribus jamás contactadas.
El Vale do Javari, situado en el oeste del norteño estado del Amazonas, es la segunda mayor área indígena de Brasil y hogar de unos 7.000 indígenas de siete etnias distintas, de las que cerca de 15 son tribus jamás contactadas. © EFE
Texto por: Andrea Rincón
3 min

A la orilla del río Javari, uno de los afluentes del río Amazonas, situado en la región fronteriza con Perú, 27 de las 32 familias que habitan la aldea decidieron aislarse voluntariamente en lo profundo de la selva, que arriesgarse a contraer un virus desconocido para ellos.  

Anuncios

El miedo al brote del nuevo coronavirus ha dejado prácticamente deshabitada la aldea indígena de Cruzeirinho. Donde antes habitaban 32 familias de la etnia Mayuruna, hoy solo quedan cinco. Las demás se han internado en lo hondo de la espesa selva amazónica, donde el virus no pueda llegar. 

"Ellos quieren cuidarse, protegerse a sí mismos y a los niños de contraer el coronavirus. Es una región de frontera y mucha gente pasa por aquí todos los días, entonces el pueblo fue a la selva para protegerse", explicó a Bené Mayuruna, uno de los pocos indígenas que decidió permanecer en la aldea.

Su fragilidad, el abandono y la falta de elementos para protegerse son algunas de las razones, pero la exposición es una de las principales. Está ubicada en la región fronteriza con Perú, a la orilla del río Jaravi, expuesta al flujo diario de personas.

Las 27 familias indígenas buscaron refugio en una región de cultivo rodeada por la espesura del mayor bosque tropical del planeta, donde están "tranquilos, totalmente aislados en la selva, sin hablar con nadie", agregó Mayuruna.

Las tribus jamás contactadas de Brasil también se enfrentan el Covid-19

El Vale do Javari, situado en el oeste del norteño estado del Amazonas, es la segunda reserva indígena más grande de Brasil, donde habitan aproximadamente 7.000 indígenas de siete etnias distintas, de las que cerca de 15, son tribus que jamás han sido contactadas.

Pero ante la compleja situación de las comunidades indígenas, esta semana, el Ejército brasileño inició una misión sanitaria en esta zona de unos 85.500 kilómetros cuadrados para contener la transmisión del virus a nivel local.

Tras conocerse el primer caso de coronavirus entre los indígenas del Amazonas brasileño, los expertos temen una letal propagación entre las comunidades amazónicas.
Tras conocerse el primer caso de coronavirus entre los indígenas del Amazonas brasileño, los expertos temen una letal propagación entre las comunidades amazónicas. © Carlos Garcia Rawlins / Reuters

"Cuando surgió el coronavirus, empezamos a capacitar y orientar a nuestro equipo técnico que actúa en los polos base del Vale do Javari para que orienten a las comunidades indígenas sobre cómo impedir que ese virus entre en las aldeas", señaló Jorge Marubo, coordinador del DSEI del Vale do Javari.

Pero Marubo apuntó que, "desafortunadamente, el virus ya alcanzó algunas de las aldeas más susceptibles de la región", como es el caso de la aldea Sao Luis, situada en el corazón del Vale do Javari.

Médicos de las Fuerzas Armadas de Brasil llegan a una aislada comunidad indígena del estado de Amazonas (norte), el 18 de junio de 2020, para realizar controles en el marco de la pandemia de covid-19
Médicos de las Fuerzas Armadas de Brasil llegan a una aislada comunidad indígena del estado de Amazonas (norte), el 18 de junio de 2020, para realizar controles en el marco de la pandemia de covid-19 EVARISTO SA AFP

Para el coordinador del DSEI del Alto Río do Solimoes, Weydson Gossel Pereira, uno de los mayores retos en la lucha contra el virus entre las comunidades indígenas es el rechazo de muchos de ellos a ser trasladados a un hospital. "Muchos indígenas han rechazado el traslado a un hospital porque en el hospital, cuando fallecen, no son enterrados en la aldea, con toda la ceremonia de funeral y entierro. Eso ha impedido la adhesión para que acepten ir a hospitales", señaló Pereira.

Pese a esto, el gigante sudamericano suma ya en todo su territorio 1.032.913, de los cuales 6.351 son indígenas, según datos de la Articulación de los Pueblos Indígenas de Brasil (APIB). Además, 301 han perdido la batalla contra el virus en un país que se convirtió en el foco de la pandemia en medio de la política del presidente de reapertura económica. 

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.