Banco central de México recorta en 50 puntos de base su tasa de interés a 5%

Anuncios

México (AFP)

El Banco de México (Banxico, central) recortó este jueves por novena ocasión consecutiva su tasa de interés de referencia, a 5%, por los riesgos que la pandemia de covid-19 supone para la economía y los mercados financieros.

La Junta de Gobierno del banco decidió "por unanimidad" disminuir en 50 puntos base el objetivo para la tasa interbancaria, detalló la institución en un comunicado.

"Los retos derivados de la pandemia para la política monetaria incluyen tanto la importante afectación a la actividad económica como un choque financiero", agregó la directiva de Banxico.

Reconoció que la economía mexicana, la segunda mayor de América Latina después de Brasil, tuvo una importante contracción en el primer trimestre del año mientras las afectaciones derivadas de la pandemia "se exacerbaron en abril".

"Si bien la reapertura de algunos sectores y regiones en mayo y junio propiciará cierta recuperación en la actividad económica, la afectación ha sido considerable y persiste incertidumbre", advirtió la Junta de Gobierno.

Así, Banxico prevé que la actividad económica seguirá por debajo de su potencial en el horizonte en que opera la política monetaria y que el balance de riesgos para el crecimiento "se mantiene significativamente sesgado a la baja".

Para Gabriela Siller, analista del banco local BASE, "el recorte en tasa incentiva al consumo y la inversión fija". La experta destacó además que este es el menor nivel de la tasa referencial desde noviembre de 2016.

"Hacia adelante se espera que Banxico continúe con los recortes, debido a la holgura económica. En Banco Base tenemos la expectativa de que al finalizar el año la tasa de referencia se ubique en 4%", añadió Siller en un reporte a clientes.

Banxico estima que la economía mexicana podría caer este año hasta 8,8% debido al impacto de la covid-19, mientras que el FMI actualizó el miércoles su estimación a una caída del 10,5%.

Por otro lado, el banco central destacó que la moneda mexicana se apreció y las tasas de la deuda local bajaron, aunque las condiciones financieras seguirán sujetas principalmente a los efectos de la pandemia.

En cuando a la inflación, cuyo control es el mandato constitucional de Banxico, señaló que las expectativas para el cierre del año siguen en niveles cercanos al objetivo -de 3% más/menos un punto porcentual-, mientras que las de mediano y largo plazos se mantienen estables, aunque en niveles superiores a la meta.