La vicepresidenta del gobierno español Nadia Calviño, candidata para presidir el Eurogrupo

Anuncios

Madrid (AFP)

Nadia Calviño, vicepresidenta tercera del gobierno español y ministra de Asuntos Económicos, es oficialmente candidata para presidir el Eurogrupo, anunció el jueves el ejecutivo.

El gobierno anunció que "España formalizará hoy (jueves) la candidatura" de Calviño, de 51 años, para suceder al portugués Mario Centeno en el cargo.

"He presentado mi candidatura para presidir el Eurogrupo, con la voluntad de seguir trabajando por una zona euro fuerte y próspera en beneficio de todos los ciudadanos europeos", escribió en su cuenta de Twitter Nadia Calviño, forjada durante 12 años en altos cargos de la Comisión Europea hasta que entró en el gobierno de Pedro Sánchez en 2018.

"Sería un honor para el Gobierno de España y para mí como presidente que Nadia Calviño asumiera la Presidencia del Eurogrupo, un órgano clave para la cooperación y reconstrucción de una Europa más fuerte y unida", añadió el presidente del gobierno, el socialista Pedro Sánchez, también en Twitter.

"Por primera vez España y una mujer liderarían esta institución", agregó.

La candidatura de Calviño ha sido presentada in extremis, ya que el plazo termina este jueves.

Elegido por dos años y medio, el jefe del Eurogrupo preside la reuniones mensuales de este organismo que reúne a los ministros de Finanzas de los 19 países del euro y cuyo objetivo principal es la coordinación de las políticas económicas nacionales.

La elección tendrá lugar el 9 de julio en el marco de un Eurogrupo, y el primero que consiga el apoyo de 10 de los 19 ministros será su nuevo presidente.

No se descarta que los europeos acuerden antes un solo candidato, aunque también han circulado, sin confirmarse aún, los nombres del luxemburgués Pierre Gramegna y el irlandés Paschal Donohoe.

En julio de 2015, España ya intentó hacerse con la presidencia del Eurogrupo con la candidatura del conservador Luis de Guindos quien, pese a contar con el apoyo de Alemania, perdió frente al socialdemócrata neerlandés Jeroen Dijsselbloem.

Además de reconstruir la confianza en un organismo marcado por la división norte-sur desde la crisis de la deuda, la próxima persona al frente del Eurogrupo deberá darle también un nuevo impulso en un período de recuperación poscoronavirus.