Principal accionista de Lufthansa avala enorme plan de rescate

Anuncios

Fráncfort (AFP)

La operación de rescate del grupo Lufthansa parece tener despejado su camino, después de que el principal accionista de la empresa anunciara que votará a favor del plan por unos 9.000 millones de euros.

El plan de rescate será sometido el jueves a voto en asamblea general de la aerolínea alemana.

"Votaré a favor del proyecto de acuerdo" que prevé en particular el retorno del Estado al capital del grupo alemán, explicó al diario Frankfurter Allgemeine Zeitung (FAZ) el accionista Heinz Hermann Thiele, de 79 años.

El plan de ayuda es de 9.000 millones de euros (unos 10.145 millones de dólares) y prevé el retorno del Estado al capital de Lufthansa a nivel de 20%.

Hasta ahora Thiele, quien posee 15,5% del capital de la compañía, había amenazado con bloquear el plan de rescate.

La llegada prevista del Estado alemán a los accionistas de Lufthansa causó las críticas de Thiele, pues temía que el gobierno se opusiera a los recortes de efectivos, necesarios según él para enderezar la compañía y hacer subir el precio de la acción en bolsa.

Ahora parece convencido de que la compañía hará lo mismo con la presencia del Estado en su capital.

"Es de interés de todos los empleados de Lufthansa que la dirección pueda llevar a cabo rápidamente negociaciones con los sindicatos sobre la reestructuración necesaria", dijo Thiele el miércoles al FAZ.

- Posibilidad de quiebra -

Lufthansa advirtió que, sin ayuda, "la empresa se encontraría en cese de pagos días después de la asamblea general" y tendría que solicitar ser puesta bajo protección de la legislación alemana de quiebras.

Pero aún beneficiándose de la ayuda pública, los próximos años serán difíciles para Lufthansa.

La retomada de las operaciones será muy gradual. En septiembre, el grupo pronostica una oferta que todavía estará un 60% por debajo de lo normal.

Para adaptarse a esta disminución prolongada, Lufthansa ya planea recortar 22.000 empleos equivalentes a tiempo completo, o el 16% de la fuerza laboral global, la mitad de los cuales se encuentran en Alemania.

El miércoles por la noche, la empresa y el sindicato que representa a la tripulación de cabina superaron otro obstáculo al acordar un plan que debe permitir una reducción de costos del orden de los 500 millones de euros (unos 560 millones de dólares).

"Queremos evitar despidos", dijo el director de recursos humanos, Michael Niggemann, citado en el comunicado.

El ejecutivo consideró que el acuerdo era una "señal importante" ante la asamblea general extraordinaria, que debe votar sobre la toma de participación del 20% por el Estado federal alemán.

Lufthansa advirtió que, incluso con esta ayuda, la caída de la demanda en el transporte aéreo, cuyo impacto se vería durante varios años, podría obligarlo a recortar miles de empleos.

Pero Nicoley Baublies, portavoz del sindicato, dijo que el plan firmado salvaría los empleos de 22.000 trabajadores. "Proporciona la seguridad laboral que necesitamos urgentemente", dijo.