Saltar al contenido principal

Donald Trump difunde un video que exalta el “poder blanco” para luego borrarlo

Donald Trump se despide tras una reunión en la Casa Blanca, en la capital estadounidense de Washingotn D. C., el 26 de junio de 2020.
Donald Trump se despide tras una reunión en la Casa Blanca, en la capital estadounidense de Washingotn D. C., el 26 de junio de 2020. © Tom Brenner / Reuters

El presidente de EE. UU. difundió en Twitter un video con cánticos al supremacismo blanco y luego retiró el mensaje. Según la Casa Blanca, Trump no habría escuchado el contenido del video, que ha causado controversia en un momento en que las protestas antiraciales atraviesan el país.

Anuncios

El presidente estadounidense tuiteó este 27 de junio en su cuenta oficial un mensaje con un video que muestra a uno de sus seguidores gritando "White power" (poder blanco), un eslogan asociado a los supremacistas blancos. 

"Gracias a la gran gente de The Villages", decía el mensaje de Trump. Las imágenes fueron grabadas en esa comunidad de pensionados ubicada en Florida, EE. UU. y mostraban dos grupos de manifestantes enfrentados, unos partidarios del presidente Trump y otros opositores a este.

El video mostraba que el hombre que gritaba "White power" conducía un carrito de golf con carteles y banderas a favor del mandatario, pero también salían en él opositores gritando "nazi", "racista", en referencia al presidente e insultando a los partidarios de Trump.

Poco después, Trump eliminó el tuit. El portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere, dijo en un comunicado que "el presidente Trump es un gran admirador de The Villages" y que no había escuchado la controversial declaración. "Lo que sí vio fue un tremendo entusiasmo de sus muchos seguidores", aseguró Deere. 

"No hay duda" de que Trump no debería haber retuiteado el video y "debería simplemente quitarlo", dijo el senador Tim Scott, el único legislador republicano negro en el Senado estadounidense, ante la cadena de televisión CNN. 

Un mensaje supremacista en medio de la ola de protestas por racismo en EE. UU.

La decisión del presidente de destacar un video con un eslogan supremacista se produce en medio de un estallido nacional contra el racismo hacia los afroamericanos que estalló con la muerte de George Floyd el pasado 25 de mayo a manos de un agente policial en Minneapolis. 

Tras la muerte de Floyd las protestas contra la brutalidad policial se han extendido por todo Estados Unidos para exigir al país una reforma de los cuerpos de seguridad. El llamado llegó al Congreso, donde permanece estancado entre un debate entre los demócratas, que abogan un mayor control de la ley sobre el accionar policial, y los republicanos, con Trump a la cabeza, que rechazan una reforma profunda por alegar que esta podría “debilitar” a los agentes de la ley.  

Un manifestante usa una máscara que representa al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, durante un mitin a favor de la policía, luego de semanas de protestas contra la desigualdad racial tras la muerte en George F.
Un manifestante usa una máscara que representa al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, durante un mitin a favor de la policía, luego de semanas de protestas contra la desigualdad racial tras la muerte en George F. © Brian Snyder / Reuters

Más allá de calmar los ánimos sobre el debate racista, la llegada de Trump al poder en 2017 parece haber avivado los mensajes supremacistas. Ese año se produjeron fuertes enfrentamientos entre activistas de izquierda y supremacistas blancos que participaban en una manifestación organizada en Charlottesville, Virginia, por este bando. 

Durante la jornada, uno de los presentes atropelló con un automóvil a un grupo de contramanifestantes, lo que causó la muerte de una activista y dejó heridas a otras 19 personas. Al conocerse los hechos, Trump aseguró que ambos bandos tenían la culpa de lo sucedido, unas declaraciones que fueron interpretadas como un espaldarazo  a los supremacistas blancos. "Gracias presidente Trump por su honestidad y coraje", expresó un antiguo líder del Ku Klux Klan poco después. 

Desde entonces Trump ha mantenido una postura ambigua frente a los discursos supremacistas mientras utiliza un lenguaje agresivo contra todo aquel que se oponga a sus políticas. Con frecuencia ha designado a sus opositores como “extremistas de izquierda” o incluso “antifascistas”, término que utilizó de manera generalizada para designar a los participantes en las protestas antiraciales del último mes.

Con AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.