Francia: la segunda vuelta de las elecciones municipales avanza con estrictas medidas sanitarias

Una votante deposita su boleta en un colegio electoral de París, Francia, el 28 de junio de 2020.
Una votante deposita su boleta en un colegio electoral de París, Francia, el 28 de junio de 2020. © Christian Hartmann / Reuters

Cerca de 16,5 millones de votantes están llamados a participar en la segunda vuelta de las elecciones municipales en 5.000 territorios franceses, en una jornada marcada por las estrictas medidas sanitarias ordenadas para evitar la propagación del brote de Covid-19. 

Anuncios

Tres meses después de que se celebrara la primera vuelta de las municipales en Francia, la segunda, retrasada a causa de la pandemia de Covid-19, se celebrará este domingo con la previsión de una bofetada electoral para el partido del presidente, Emmanuel Macron.

Síntoma de la mejora de la situación sanitaria del país, esas elecciones podrán celebrarse, pero rodeadas de las medidas de precaución impuestas por la epidemia, por lo que, como sucedió en el primer turno del 15 de marzo, la participación amenaza con ser históricamente baja.

"Hemos previsto la organización de los colegios electorales para garantizar unas condiciones de voto completamente seguras para los votantes. ¿Qué significa esto? Significa respetar los gestos de barrera y poner en marcha sistemas preventivos para evitar cualquier riesgo de contaminación”, alegó Emmanuel Grégoire, primer diputado en el Ayuntamiento de París.

Distanciamiento social, mascarillas y bolígrafos desechables

Pantallas de plexiglás, gel desinfectante, el obligatorio uso de las mascarillas –disponibles en los colegios electorales para aquellos votantes que se olviden de traer una-, distanciamiento de seguridad e incluso bolígrafos de un solo uso. Todas las precauciones parecen insuficientes para evitar el contagio del virus y se volverán una norma en los 4.600 municipios en los que habrá una segunda vuelta, allí donde ningún candidato logró más de la mitad de los votos.

"Esto significa evidentemente, como en la primera vuelta, gel hidroalcohólico, protección, máscaras obligatorias, pero también observarán, mucho más allá de las recomendaciones del Ministerio del Interior, higiófonos, plexiglás, para limitar los riesgos de contacto entre los propios votantes, lo que significa que mucha menos gente será recibida al mismo tiempo en un colegio electoral. Y luego para proteger a los asesores, presidentes y empleados municipales para organizar estos colegios electorales”, explica Grégoire.

"Los colegios electorales estarán entre los lugares más protegidos de nuestra vida social"

¿El objetivo? Incitar al electorado a participar de las municipales sin que corran ningún riesgo para su salud: "Queremos convencer a los votantes de que pueden salir a votar el domingo con tranquilidad. Los colegios electorales estarán entre los lugares más protegidos de nuestra vida social, que deben incorporar estas nuevas reglas de prudencia", concluye el diputado.

Bajo unas medidas excepcionales, entre las que se incluye el obligatorio distanciamiento de más de un metro de distancia –tanto dentro como fuera del edificio- o que los ayudantes en las mesas electorales lleven mascarilla y visores. Estas serán unas elecciones inusuales. Las cabinas de votación se colocarán de cara a la pared para que los votantes no toquen las cortinas al entrar, pero aun así mantengan el voto secreto. No se permiten más de tres votantes dentro de los colegios electorales a la vez y las personas consideradas población vulnerable tendrán un circuito separado para acceder a las votaciones.

Máscaras faciales de protección y gel hidroalcohólico se ven en un colegio electoral dos días antes de la segunda vuelta de las elecciones para alcalde.
Máscaras faciales de protección y gel hidroalcohólico se ven en un colegio electoral dos días antes de la segunda vuelta de las elecciones para alcalde. © Pascal Rossignol / Reuters

Unas reglas que los organizadores esperan que los franceses cumplan correctamente. "Tendremos cuidado. Siempre podemos traer nuestro propio bolígrafo, usar una máscara y usar gel de alcohol. No hay mucha gente que entre en la zona de votación al mismo tiempo. No es un problema para mí ir a votar el domingo", dijo un elector.

En París, la capital, donde la alcaldesa socialista en funciones Anne Hidalgo está en camino de obtener una cómoda victoria, se han entregado kits sanitarios a todos los colegios electorales, con un cierto número de productos “, como gel hidroalcohólico, para que los votantes puedan desinfectarse las manos, toallitas para limpiar las mesas, los colegios electorales y todos los elementos del recinto de votación, máscaras y viseras protectoras también, así como para los votantes que no vienen con sus propias mascarillas”, explicó Claire Saupin, funcionaria de distrito 18 de París.

Estos comicios se desarrollan en un clima más optimista, en plena desescalada pero con la amenaza de una segunda oleada y con un goteo incesante de muertos que se aproxima a los 30.000.

Con AFP y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24