Saltar al contenido principal

China rechaza anuncio de Reino Unido de facilitar movilidad a los hongkoneses

La Policía antidisturbios se detiene y busca personas durante una marcha en el aniversario del traspaso de Hong Kong a China. Hong Kong, 1 de julio de 2020.
La Policía antidisturbios se detiene y busca personas durante una marcha en el aniversario del traspaso de Hong Kong a China. Hong Kong, 1 de julio de 2020. © Tyrone Siu / Reuters
Texto por: Natalia Plazas
4 min

China y Reino Unido se acusan mutuamente de estar violando el acuerdo que garantizaba una independencia judicial y legislativa a Hong Kong, firmado entre ambos en 1997, cuando el territorio pasó de ser una colonia británica a reincorporarse a China como una región semiautónoma.

Anuncios

La entrada en funcionamiento en Hong Kong de una estricta normativa de seguridad nacional implementada por China está tensando los lazos entre Beijing y Occidente. Beijing amenazó a Reino Unido con represalias después de que Londres anunciara que facilitaría la obtención de la ciudadanía británica a los hongkoneses. 

Londres hizo su anuncio después de que China pusiera en funcionamiento en territorio hongkonés el nuevo texto, que permitirá ampliar su condena a actos de subversión, secesión, terrorismo y colaboración con interferencias extranjeras, así como la extradición de los ciudadanos para ser juzgados en China continental. 

Tras considerar la entrada en vigencia de la ley como una violación al acuerdo realizado entre Reino Unido y China en 1997 en el que Londres retornó a Hong Kong a Beijing con el compromiso de garantizar por 50 años la independencia judicial y legislativa de Hong Kong frente a China, Reino Unido anunció que ampliará los derechos migratorios a los ciudadanos hongkoneses para facilitar que estos puedan residir u optar por la ciudadanía británica con mayor facilidad. 

Y la respuesta de Beijing fue tajante. "Nos oponemos firmemente y nos reservamos el derecho de tomar las medidas apropiadas (...) Si la parte británica cambia unilateralmente la regla actual, constituiría una violación de su propia posición y del derecho internacional", pronunció la embajada china en Reino Unido en un comunicado.

La policía antidisturbios detiene a un hombre durante una marcha contra la ley de seguridad nacional en el aniversario del traspaso de Hong Kong a China. Hong Kong , China, el 1 de julio de 2020.
La policía antidisturbios detiene a un hombre durante una marcha contra la ley de seguridad nacional en el aniversario del traspaso de Hong Kong a China. Hong Kong , China, el 1 de julio de 2020. © Tyrone Siu / Reuters

Reino Unido no es el único país que ha tendido la mano a los hongkoneses. El primer ministro australiano, Scott Morrison, aseguró estar considerando ofrecer residencia a los habitantes de la región china; Taiwán abrió una oficina para ayudar a los ciudadanos a salir del territorio y en EE. UU. se debate un proyecto de ley para ofrecer asilo a los hongkoneses.

La ley ha sido interpretada como una respuesta a las protestas políticas que estallaron el año pasado en las calles de Hong Kong para denunciar la interferencia de Beijing en los asuntos internos y para pedir garantías democráticas. Los críticos temen el inicio de una campaña de represión en la ciudad para silenciar las voces disidentes. 

El Colegio de Abogados de Hong Kong denuncia "arbitrariedad" en la ley de seguridad

A las muchas voces que critican la legislación tanto a nivel local como internacional, se une también el Colegio de Abogados de Hong Kong, que tras estudiar el texto asegura que la normativa socava la independencia judicial y la libertad en la región semiautónoma.

Los abogados del colegio aseguran que los delitos comprendidos en la ley están muy poco definidos y que por ello podrían "ser utilizados de manera arbitraria y de manera desproporcionada en violación de los derechos fundamentales, incluida la libertad de conciencia, expresión y reunión".

El organismo expone también su preocupación por los poderes de vigilancia extendidos a la Policía, en asuntos de escuchas telefónicas sin supervisión judicial, la nueva posibilidad realizar juicios a puerta cerrada y especialmente porque Beijing tendría la última palabra sobre la interpretación de la ley. 

Periodistas cubren las manifestaciones contra la imprementación de la ley de seguridad en Hong Kong, el 1 de julio de 2020.
Periodistas cubren las manifestaciones contra la imprementación de la ley de seguridad en Hong Kong, el 1 de julio de 2020. © Tyrone Siu / Reuters

Tras la entrada en funcionamiento de la ley el pasado 30 de junio,  miles de manifestantes salieron a marchar en contra de esta durante la jornada nacional del 1 de julio en la que la Policía contestó con cañones de agua, gases lacrimógenos y gas pimienta. 

El la primera jornada de funcionamiento de la nueva normativa, 400 manifestantes fueron arrestados, muchos de ellos por llevar banderas o panfletos independentistas. Se espera que 10 de ellos sean juzgados bajo la nueva normativa. 

Con AFP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.