Saltar al contenido principal
Migrantes

Esclavas modernas: el drama de las trabajadoras domésticas en Líbano

© France 24

Unas 250.000 migrantes se emplean en Líbano como trabajadoras domésticas. En su mayoría provienen de naciones de Asia y África y llegaron empleadas bajo la Kafala, un sistema de patrocinio que no les brinda garantías laborales ni respeto por sus derechos.

Anuncios

En los últimos meses la crisis económica del país, sumado a la emergencia por el nuevo coronavirus, ha empeorado la situación de las trabajadoras del hogar. Muchas fueron despedidas y buscan retornar a su país pero no pueden hacerlo por los altos costos de los tiquetes, el cierre de fronteras e incluso algunas están bloqueadas porque sus empleadores les retuvieron sus pasaportes.

Weny era trabajadora doméstica en Líbano hasta hace unos días. La crisis económica en el país, que se agudizó con la pandemia, llevó a sus empleadores a prescindir de sus servicios. Ahora espera poder retornar a Etiopía pero las cosas no son tan fáciles para ella. “Necesito a la embajada para que me meta en la lista del próximo vuelo de repatriación. No me atienden. Llevo cuatro meses esperando. Sin trabajo sin dinero. Estoy desesperada”, cuenta la mujer.

No es la única que espera ayuda. Son muchas las que como ella hacen fila para poder regresar. Algunas han dormido a las afueras de la embajada y otras fueron reubicadas temporalmente hasta que se solucione su situación.

Para Bassam Zazali, propietario de una empresa de contratación, lo que pasa en la actualidad es algo inesperado: “Nunca antes habíamos vivido algo así. Incluso en la Guerra Civil siguieron manteniendo a las trabajadoras domésticas en las casas. Ahora no les pueden pagar y las tiran como bolsas de basura”.

La crisis económica en el país ha sido la culpable de que su situación empeore. Si ya la Kafala le daba a sus empleadores una cierta libertad para abusar de ellas en lo laboral, ahora vuelven a ser víctimas de un sistema que las deja en la calle. “Nuestra situación es muy difícil en Líbano por la Kafala. No tenemos derechos ni podemos denunciar abusos. Ahora me da miedo volver a Etiopía. Allí no tengo nada. No sé qué voy a hacer”, agrega Weny quien ahora vive junto a otras trabajadoras migrantes.

Nuestra corresponsal en Líbano, Ethel Bonet, preparó un informe que describe la situación de las trabajadoras migrantes en el país y nos explica cómo funciona el controvertido sistema de Kafala.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.