Saltar al contenido principal

Terminan los vuelos de certificación para el Boeing 737 MAX

2 min
Anuncios

Seattle (Estados Unidos) (AFP)

El Boeing 737 Max terminó este miércoles su serie de vuelos de certificación, una etapa crucial para la supervivencia del avión estrella del gigante aeronáutico, cuyos vuelos se suspendieron en marzo de 2019 tras dos catástrofes aéreas, indicó este miércoles el regulador de la aviación estadounidense (FAA).

"La FAA y Boeing completaron hoy los vuelos de ensayos de certificación en el Boeing 737 MAX. Durante tres días de pruebas esta semana, los pilotos e ingenieros de la FAA han evaluado las modificaciones realizadas por Boeing en relación con el sistema automatizado de los mandos de vuelo", precisó el organismo en un comunicado.

El regulador será el encargado dar o no el visto bueno para que el 737 MAX vuelva a volar.

Dos accidentes protagonizados por ese modelo, en los que fallecieron 346 personas, llevaron a suspender su uso.

El avión comenzó sus vuelos de certificación el lunes en Boeing Field, cerca de Seattle, la cuna del fabricante estadounidense.

La FAA no dio ningún detalle sobre el desarrollo de las pruebas, pero insistió en que la prohibición de vuelo sólo se levantará cuando los expertos de seguridad del organismo "estén seguros de que el avión cumple los criterios de certificación".

Durante la investigación posterior a los accidentes del 737 MAX, la agencia fue acusada de connivencia con los equipos de Boeing, lo que podría haber provocado una certificación demasiado rápida del avión y de su sistema de estabilización, el MCAS.

Ese programa fue señalado como el responsable de los accidentes de la aerolínea indonesia Lion Air, en octubre de 2018, y Ethiopian Airlines, en marzo de 2019.

Boeing lleva meses trabajando para que vuelva al servicio su modelo de medio alcance, cuyas ventas representaban su principal fuente de ingresos antes de la crisis, pero la FAA detalló media docena de condiciones más para lograr una posible certificación.

A finales de abril, la compañía anunció la supresión del 10% de sus efectivos, unos 16.000 empleos. La agencia de calificación crediticia S&P degradó luego su nota de A- a BBB, situándola a un escalón de la categoría especulativa.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.