Saltar al contenido principal

El cierre de cines en India acentúa la batalla con las plataformas en línea

3 min
Anuncios

Bombay (AFP)

Con los cines cerrados desde marzo y sin perspectivas de una reapertura inminente, la pandemia de coronavirus ha intensificado la batalla en India entre salas oscuras y plataformas de video en el país de Bollywood.

Privados de repente de estrenos para sus películas, productores de Bollywood recurrieron a Amazon Prime, Netflix o Disney+ Hotstar para lanzar sus largometrajes, desatando la indignación de las redes de cine tradicionales.

En junio, Amazon Prime puso en línea la película "Gulabo Sitabo", con la súperestrella de Bollywood Amitabh Bachchan, sin pasar por la pantalla grande.

Es una iniciativa que siguieron otras películas en hindi, pero también las principales industrias cinematográficas regionales en tamil, telugu y malayalam.

"Salir por internet fue una decisión difícil de tomar", dijo Shoojit Sircar, director de "Gulabo Sitabo", para quien finalmente prevaleció el imperativo económico.

"Muchos técnicos dependen de mí", dice. "La magia del cine no puede ser reemplazada por la experiencia en la televisión, el iPad o la computadora portátil. Pero tuve que seguir adelante", apuntó.

La segunda cadena multiplex más grande en la India, INOX Leisure Limited, advirtió a los productores que se arriesgan a posibles "medidas de represalia".

"Las estrellas de cine no se hacen en la pantalla pequeña, sino en la pantalla grande", dijo a la AFP Siddharth Jain, director ejecutivo de INOX.

En esta batalla con mucho dinero de por medio, los cines ya no esconden la preocupación, dijo Jain. "Ningún modelo de negocio en el mundo puede competir con dinero gratis, y Netflix es solo dinero gratis", señaló.

India es el mayor productor de películas en el mundo, con casi 1.800 estrenos en 2018 en múltiples idiomas, y algunas estrellas son objeto de un culto casi religioso.

El cine es inmensamente popular y asequible en India. Por aproximadamente un dólar, un boleto ofrece tres horas de entretenimiento en una sala con aire acondicionado.

- Cine en la sangre -

Algunos cines, más exclusivos y más caros, ofrecen incluso cómodos sillones, mantas contra el frío del aire acondicionado y una amplia gama de platos servidos directamente al espectador en su asiento.

Pero con un gigantesco mercado entre las personas con menos de 30 años, muchos de los cuales son ávidos consumidores de contenido móvil, el país de 1.300 millones de habitantes es un jugoso omercado para los gigantes de la transmisión en línea, que han invertido mucho en los últimos años.

Ahora propiedad del grupo Disney, Hotstar --líder del mercado local--, afirma que registró 300 millones de usuarios mensuales en 2018. La plataforma ofrece algunos contenidos gratuitos y otros para suscriptores de pago.

Un profesor de Bombay, Nigel D'Souza, de 27 años, ha resistido durante mucho tiempo a la tentación de internet, prefiriendo ver películas en los cines.

Sin embargo, cuando India decretó el cierre de los cines para limitar la propagación del nuevo coronavirus, dio el paso y se suscribió a Amazon Prime (unos dos dólares al mes) y Netflix.

Ahora adicto, ve películas sin tener que preocuparse por el virus. "Fue muy económico (...) porque no hay necesidad de gastar dinero en palomitas de maíz o en el viaje", describe.

El director de contenido de Amazon Prime en India, Vijay Subramaniam, asegura que las plataformas de transmisión no están tratando de sacar a los cines del negocio.

"Los cines juegan un papel importante en la distribución de películas y no estamos buscando cambiar eso", dijo a AFP.

Sin embargo, dijo, "a medida que la tecnología continúa cambiando la industria, las preferencias de los consumidores por lo que quieren ver y dónde lo quieren ver seguirá cambiando".

Los cines indios se están preparando para la reapertura, pero esperan cumplir con las normas sanitarias que disminuirán aún más su facturación, pero están lejos de haber dicho su última palabra.

"La experiencia del cine está en nuestra sangre", dijo Girish Johar, analista de la industria cinematográfica con sede en Bombay, "y nunca pasará de moda".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.