Saltar al contenido principal

Los 180 migrantes rescatados en el Mediterráneo desembarcarán en Italia

Un equipo médico italiano habla con los 180 migrantes rescatados por el barco Ocean Viking. 4 de julio de 2020.
Un equipo médico italiano habla con los 180 migrantes rescatados por el barco Ocean Viking. 4 de julio de 2020. © Flavio Gasperini / EFE
3 min

A partir del lunes 6 de julio, los 180 migrantes rescatados en aguas del Mediterráneo por el barco humanitario Ocean Viking harán cuarentena en otra embarcación localizada en Porto Empedocle, en Sicilia, al sur de Italia.

Anuncios

Durante más de una semana, los 180 migrantes rescatados en el mar Mediterráneo estuvieron navegando con los miembros de la ONG SOS Méditerranée, hasta que Italia dio luz verde para que el barco atracara en el sur del país.

Según fuentes del Ministerio del Interior de Italia, las 180 personas serán trasladadas el lunes 6 de julio a otra embarcación llamada Moby Zaza, la cual quedará atracada en Porto Empedocle durante dos semanas. Este es el tiempo que deben quedarse en cuarentena antes de pisar suelo italiano.

Esa ha sido la orden del Gobierno italiano con el fin de controlar la expansión del brote por coronavirus. Justamente, este fin de semana un equipo de médicos italianos subió a bordo del Ocean Viking para examinar a los migrantes y practicar pruebas de Covid-19 a todos ellos.

El ministerio del Interior dijo además que, después de la cuarentena, los rescatados serán distribuidos entre centros de acogida del país o llevados a otras naciones miembros de la Unión Europea, siempre y cuando lleguen a un acuerdo de reubicación.

Agresiones e intentos de suicidio en el Ocean Viking

Para los migrantes, cumplir una cuarentena en el Moby Zaza implica estar encerrados más de un mes. Según fuentes de SOS Méditerranée, consultadas por la agencia EFE, “los socorridos en la primera de las cuatro operaciones desarrolladas por el Ocean Viking lo fueron el 25 de junio, y antes esos migrantes llevaban siete días a la deriva desde que habían salido de Libia”.

El pasado 3 de julio, los miembros de la tripulación del barco humanitario tuvieron que declarar el estado de emergencia a bordo, a raíz de peleas entre los migrantes e intentos de suicidio. La larga espera y el encierro han hecho que muchos de ellos pierdan la paciencia y quieran incluso agredir físicamente a los miembros de la ONG.

Entre los rescatados hay personas de Pakistán, Eritrea, Nigeria y otros países del norte de África, que intentan llegar a países europeos a través de la habitual pero peligrosa ruta que cruza el Mediterráneo. Durante las operaciones se salvaron a 25 menores de edad y una mujer embarazada.

En septiembre de 2019, Italia, Francia, Alemania y Malta acordaron un plan en La Valeta para redistribuir a los migrantes que son salvados en el mar. Sin embargo, SOS Méditerranée aseguró que la Unión Europea ha estado en silencio en los últimos días: “no hemos visto ninguna iniciativa para repensar el Acuerdo de Malta para reubicar a las personas rescatadas. No ha habido signos de solidaridad con los Estados costeros”.

Con EFE, Reuters y medios locales

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.