Saltar al contenido principal

Protestas en Etiopía por el asesinato de un popular cantante oromo dejan 156 muertes

Las personas se reúnen para protestar contra el tratamiento del grupo étnico Oromo de Etiopía, en las afueras de Downing Street en Londres, Reino Unido, el 3 de julio de 2020.
Las personas se reúnen para protestar contra el tratamiento del grupo étnico Oromo de Etiopía, en las afueras de Downing Street en Londres, Reino Unido, el 3 de julio de 2020. © REUTERS / Simon Dawson
3 min

La estrella del pop etíope Hachalu Hundessa, de 34 años, cuyas canciones políticas dieron voz al antiguo sentido de marginación de los oromo, fue asesinado a tiros el pasado lunes, lo que desató tensiones étnicas en el país. De acuerdo el reporte de las autoridades, 167 personas sufrieron "heridas graves" y más de 1.000, han sido arrestadas. 

Anuncios

Un asesinato que amenaza con echar a perder la transición democrática del país. En la capital etíope de Adís Abeba y en la región de Oromia, que rodea la ciudad, manifestantes enfurecidos llenan las calles desde hace casi una semana para protestar contra la muerte del cantante Hachalu Hundessa, al que se llegó a conocer como la "banda sonora de la revolución oroma". 

Las cifras de la policía registran que 156 personas han fallecido durante las protestas. "Tras la muerte de Hachalu, 145 civiles y 11 agentes de seguridad han perdido la vida en los disturbios de la región", afirmó el subcomisario de la Policía de Oromía, Girma Gelam, en declaraciones al canal de televisión Fana Broadcasting Corporate. 

Además, las fuerzas de seguridad también registran 167 personas "heridas graves" y arrestaron a más de 1.000 manifestantes. Sin embargo, las protestas de simpatizantes del cantante no se detienen, reflejando un nuevo malestar de los oromos, etnia mayoritaria en Etiopía.

Hachalu, muy popular por sus canciones protestas en defensa de la etnia oromo, recibió varios disparos en el barrio Akaki Kality, en la capital etíope, y murió en el hospital momentos después. 

Las situación se agravó este jueves cuando activistas oromo, que esperaban de ver a Hachalu enterrado en Adís Abeba, de donde sienten que han sido desplazados, supieron que el cantante sería enterrado en Ambo, una ciudad del centro de Etiopía.

Milkessa Beyene, portavoz de Ambo, dijo que el cuerpo de Hachalu había llegado a la ciudad, pero "un grupo de jóvenes que querían que se celebrara el funeral en Addis Abeba se enfrentó con las fuerzas de seguridad, causando disturbios". 

Los dolientes llevan el ataúd del músico etíope durante su funeral en Ambo, Etiopía, el 2 de julio de 2020, en esta imagen fija de un video.
Los dolientes llevan el ataúd del músico etíope durante su funeral en Ambo, Etiopía, el 2 de julio de 2020, en esta imagen fija de un video. © REUTERS / Oromia Broadcasting Network (OBN)

¿Por qué se sienten marginados los omoro? 

La etnia mayoritaria oromo carga con un antiguo sentido de exclusión política y de opresión a manos de grupos étnicos más pequeños. 

De hecho, las letras de las canciones de Hachalu desempeñaron un papel importante en la transición política del país, que en el 2018 dio como resultado la elección del primer ministro Abiy Ahmed, el primer oromo en ocupar el cargo. 

Su ascenso a la jefatura del Gobierno no solo acabó con décadas en las que la coalición gobernante multiétnica estuvo dominada por líderes de la minoría tigray, sino que le hizo merecedor del Premio Nobel de la Paz en 2019. 

Abiy expresó sus condolencias por el fallecimiento de "este artista increíble y brillante", pero también declaró que tanto el asesinato como la violencia en las protestas son un plan para "encender la guerra civil y la violencia comuntaria e impedir nuestro viaje hacia la paz, la democracia y la prosperidad en general".

Las manifestaciones han puesto en tela de juicio su gestión, cuando el mandatario busca una nueva victoria en los comicios que se deberían haber celebrado este año, pero que han sido aplazados por el coronavirus.

Con EFE y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.