Saltar al contenido principal

La justicia española aprueba la extradición a México de Emilio Lozoya, exdirectivo de Pemex

La justicia española anunció que autorizó extraditar a México de Emilio Lozoya, exdirector de la petrolera estatal Pemex, quien deberá responder por presuntos sobornos recibidos de la constructora brasileña Odebrecht.
La justicia española anunció que autorizó extraditar a México de Emilio Lozoya, exdirector de la petrolera estatal Pemex, quien deberá responder por presuntos sobornos recibidos de la constructora brasileña Odebrecht. © Reuters

El empresario mexicano, Emilio Lozoya, será juzgado por las autoridades de su país por asociación ilícita, cohecho y blanqueo de capitales.  La Audiencia Nacional de España acordó el pasado 2 de junio su extradición, una decisión que se dio a conocer este lunes 6 de julio.

Anuncios

La Audiencia Nacional española ha acordado la extradición a México de Emilio Lozoya, exdirector general de la empresa petrolera estatal Petróleos Mexicanos, Pemex, para ser juzgado por un presunto fraude de 280 millones de dólares en su país.

Lozoya, de 45 años, es buscado por la justicia de su país por cargos que incluyen soborno, lavado de dinero en casos que involucran a la empresa constructora brasileña Odebrech SA, así como a una empresa mexicana de fertilizantes. Las autoridades mexicanas le atribuyen un delito de cohecho y asociación ilícita, así como de “operaciones con recursos de procedencia ilícita”, que corresponderían con el delito de blanqueo de dinero del Código Penal español.

Lozoya aceptó su extradición a su país, donde será juzgado por las autoridades mexicanas

En el auto, firmado el pasado 2 de junio, pero que se ha dado a conocer este lunes, los magistrados de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional española, consideran que se cumplen todos los requisitos establecidos en la legislación para proceder a la entrega. El acusado presentó un escrito el pasado 29 de junio en el que aceptó ser extraditado a su país, donde será juzgado por las autoridades pertinentes que le ofrecieron cooperar con la justicia para dar información sobre la presunta implicación de sus superiores en la trama de corrupción.

El empresario, quien niega sus acusaciones, dirigió la empresa conocida como Pemex entre 2012 y 2016. El presunto fraude cometido por Lozoya se habría producido en la compra de una planta de fertilizantes y por haber recibido supuestamente unos 10,5 millones de dólares en sobornos de la polémica constructora brasileña Odebrecht.

Su proceso de extradición comenzó el pasado 12 de febrero, cuando Lozoya - quien fue un confidente cercado del ex presidente mexicano, Enrique Peña Nieto – fue detenido en la mansión de un magnate ruso en una urbanización de lujo en Málaga, en el sur de España. El mexicano fue puesto en busca y captura internacional en mayo de 2019 y el pasado 13 de febrero, un día después de su detención, fue enviado a una prisión española mientras se tramitaba la extradición.

Por su parte, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo el pasado domingo que la extradición de Lozoya, permitirá destapar a otros funcionarios implicados. “Además de que tenemos derecho los mexicanos a conocer toda la verdad, para que no se repitan estos hechos de corrupción vergonzosos, también podemos recuperar algo de que se llevaron”, alegó el mandatario desde el Palacio Nacional.

¿De qué está acusado el exdirector de Pemex?

Según la resolución del auto, antes de ocupar el cargo de director de la petrolera Pemex, Lozoya se comprometió "a conseguir que la entidad paraestatal le otorgase ilícitamente contratos de obra en el país" con la empresa Altos Hornos de México (AHMSA), representada por Alonso Ancira, conocido como "el rey del acero" y que también fue detenido en España por una reclamación de su país. A cambio de este acuerdo, Lozoya recibió una cantidad de dinero, que posteriormente utilizó para la compra de un inmueble.

En diciembre de 2013, en su calidad de director general de Pemex, Lozoya propuso al Consejo de Administración que la empresa Pro Agroindustria SA, filial de la petrolera, comprar los activos de la planta de fertilizantes Agro Nitrogenados, representada por Alonso Ancira. Esta planta había permanecido inactiva durante 14 años y los informes desaconsejaban su compra, pero finalmente la petrolera adquirió el inmueble por 264 millones de dólares, además de que tuvo que invertir otros 450 millones dólares en rehabilitar el espacio.

La segunda causa por la que Lozoya está reclamado se remonta al año 2009 cuando ocupaba el cargo de director del Foro Económico Mundial de América Latina y mantuvo múltiples reuniones con Luis Alberto de Menesses, director superintendente de Odebrecht en México, al que aconsejaba sobre la manera de desarrollar negocios. A cambio de la ayuda, Lozoya solicitó al directivo de Odebretch que realizase un pago a su favor para apoyar la campaña política del PRI.

Los casos en su contra plantearon preguntas sobre cuánto sabían de sus actos otras personas del anterior gobierno de México, y se espera que la extradición impulse al sucesor de Peña Nieto, AMLO, en su afirmación de que va en serio en la lucha contra la corrupción.

Con Reuters, EFE y medios locales.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.