Saltar al contenido principal
Revista Digital

#StopHateforProfit, grandes marcas castigan a Facebook por no controlar el discurso de odio

© France 24

Facebook se enfrenta a un nuevo boicot, esta vez por parte de grandes marcas como Adidas, Starbucks y Unilever, que han decidido dejar de promocionarse en la red social. Se trata de una campaña iniciada por organizaciones defensoras de los derechos civiles que critican a la compañía por no detener los discursos de odio que circulan en su plataforma.

Anuncios

Después del escándalo en 2018 por la filtración de datos de millones de usuarios, Facebook se enfrenta a un nuevo boicot. Esta vez grandes compañías anunciaron que ya no se promocionarán en la red social.

Se trata de una campaña llamada 'Stop Hate for Profit', que podría traducirse como ‘no al odio para lucrarse’. Esta fue promovida por organizaciones defensoras de los derechos civiles, que denuncian que, en comparación con sus rivales, Facebook no hace mucho para regular los discursos de odio y las noticias falsas que circulan en su plataforma.

Cientos de grandes marcas como Adidas, Starbucks, Ford, Unilever, Lego, Diageo y Verizon hacen parte de la extensa lista que se ha venido engrosando desde mediados de junio cuando surgió la iniciativa. El gigante de las bebidas Coca-Coca aclaró que, aunque no se unió al llamado ‘boicot publicitario’, también decidió retirar su pauta de Facebook y Twitter, exigiéndoles “eliminar de sus plataformas el odio, la violencia y los contenidos inapropiados”.

Facebook recibe anualmente unos 70.000 millones de dólares. El 99% de ese dinero proviene de la publicidad. Sin embargo, la compañía dijo que el año pasado, lo que pagaron en pauta sus 100 principales anunciantes, solo representó el 20% de sus ingresos.

Un total de ocho millones de empresas se anuncian en esta red social, pero la mayoría son pequeños y medianos negocios que en gran medida dependen de Facebook para impulsarse. Ante este panorama la compañía podría salir bien librada al menos en términos monetarios.

Facebook siempre se ha mostrado reacio a intervenir los contenidos que se publican en su plataforma. A finales de mayo, su CEO, Mark Zuckerberg, dijo que las redes sociales “no deberían ser árbitros de la verdad frente a lo que dice la gente”. Sus palabras se dieron en respuesta a la decisión de Twitter de instalar un verificador de contenido a los tweets del presidente Donald Trump y clasificar algunos de los mensajes como dudosos.

Durante los últimos días, Zuckerberg parece estar cambiando de parecer. Facebook anunció que prohibirá publicaciones falsas frente a las elecciones presidenciales de noviembre en Estados Unidos y dijo que marcará el contenido que considere peligroso. Tampoco se permitirán mensajes de odio en los anuncios pagados.

Facebook dice que “no se beneficia del odio”

A través de un comunicado, el vicepresidente de Asuntos Globales y Comunicación de Facebook, Nick Clegg, respondió a las acusaciones y dijo que compañía “no se beneficia del odio”. “Miles de millones de personas usan Facebook e Instagram porque tienen buenas experiencias: no quieren ver contenido odioso, nuestros anunciantes no quieren verlo y nosotros no queremos verlo. No hay ningún incentivo para que hagamos nada más que eliminarlo”, expuso en el documento.

Clegg también mencionó que “las plataformas como Facebook sostienen un espejo para la sociedad” cuando se presentan divisiones y tensiones. “Todo lo que es bueno, malo y feo en nuestras sociedades encontrará expresión en nuestra plataforma” añadió.

En un artículo de opinión para el diario británico 'The Guardian', la escritora Carole Cadwalladr criticó la publicación de Nick Clegg y dijo que “Facebook no es un espejo” y que, por el contrario, es “un arma. Sin licencia” que “no está sujeta a leyes o control”.

En el escrito, Cadwalladr carga directamente contra Mark Zuckerberg a quien señala de ser negligente y de hacer oídos sordos frente las críticas por su proceder. “Si Facebook fuera un país, sería un Estado deshonesto. Sería Corea del Norte. Y no es un arma. Es un arma nuclear (…) Zuckerberg no es Kim Jong-un. Es mucho, mucho más poderoso”, señaló.

Con Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.