Saltar al contenido principal

Perú: Congreso aprueba abolir la inmunidad para los altos funcionarios del Estado

Archivo-Vista general del Palacio de Gobierno un día después de que el presidente peruano Martín Vizcarra disolviera el parlamento. En Lima, Perú, el 1 de octubre de 2019.
Archivo-Vista general del Palacio de Gobierno un día después de que el presidente peruano Martín Vizcarra disolviera el parlamento. En Lima, Perú, el 1 de octubre de 2019. © AFP/Cris Bouroncle

Luego de que el sábado el Congreso no aprobara eliminar la inmunidad parlamentaria y el presidente Martin Vizcarra anunciara que llevaría su propuesta a un referendo en 2021, el Legislativo se apresuró a avalar el domingo la medida, pero con modificaciones a la iniciativa original. El retiro de inmunidad aprobada ahora abarca, no sólo a los parlamentarios, sino también a todos los altos funcionarios del Estado, incluido el presidente y los ministros. 

Anuncios

Un enfrentamiento vuelve a desatarse entre el Ejecutivo y el Legislativo peruano. Meses de atención a la pandemia no terminaron las tensiones políticas que en septiembre de 2019 llevaron a la disolución del Congreso y a elecciones que lo renovaron el pasado enero.

En una sesión virtual, con 110 votos a favor, 13 en contra y 0 abstenciones, el Congreso aprobó una reforma constitucional que elimina la inmunidad para los parlamentarios, el presidente, los ministros y todos los altos funcionarios, “por cualquier delito que cometan en el ejercicio de sus funciones y hasta cinco años después de que hayan cesado estas", afirmó un comunicado del legislativo.

El presidente del Congreso, Manuel Merino, anunció que, por tratarse de una modificación constitucional, la norma debe ser sometida a una nueva votación durante una segunda legislatura, que comenzó desde este lunes.

La propuesta original fue hecha por el presidente Martin Vizcarra para retirar la inmunidad a los parlamentarios, en medio de la lucha contra la corrupción en la que se ha comprometido. Pero la decisión del domingo, lejos de tratarse de un respaldo a su iniciativa, se ha convertido en un nuevo escenario de fuego cruzado entre el Legislativo y Vizcarra, que acusa a los legisladores de tratar de entorpecer la plena aprobación de la medida y en cambio impulsar una maniobra “para mantener la inmunidad parlamentaria".

"Nos quieren tomar el pelo, quieren que esto se caiga por los vicios de inconstitucionalidad", declaró el mandatario sobre el riesgo de que los nuevos cambios introducidos al texto originalmente debatido sean considerados inconstitucionales.

El jefe de Estado consideró que este tema ha sido "distorsionado" por los parlamentarios y "seguramente alguien va ir al Tribunal Constitucional a dejarlo sin efecto".

Los antecedentes de la aprobación en el Congreso

El reciente conflicto se evidenció el sábado, en la última sesión del Congreso antes del final de la legislatura, cuando no fue posible aprobar la reforma constitucional, debido a que no alcanzó los 87 votos requeridos para modificar el artículo 93 de la Constitución Política sobre la inmunidad parlamentaria. En ese momento obtuvo 82 votos a favor, 14 en contra y 25 abstenciones.

El presidente peruano, Martin Vizcarra, durante una intervención por televisión, en medio de sus diferencias con el Congreso para aprobar la eliminación de la inmunidad parlamentaria. En Lima, Perú, el 5 de julio de 2020.
El presidente peruano, Martin Vizcarra, durante una intervención por televisión, en medio de sus diferencias con el Congreso para aprobar la eliminación de la inmunidad parlamentaria. En Lima, Perú, el 5 de julio de 2020. © AFP/Andrés Valle

Los diputados tampoco aprobaron una norma para impedir que personas condenadas en primera instancia por delitos dolosos pudieran postularse como candidatos en las elecciones.

El domingo y en medio de la indignación de los ciudadanos por la desaprobación del Congreso, el presidente anunció que llevaría su propuesta a un referendo para que los peruanos decidieran al respecto. Aclaró que la votación se llevaría a cabo en las elecciones generales de 2021, debido a que por la actual emergencia de la pandemia del Covid-19, no era oportuno celebrar la votación antes.

Pocas horas después, cuando se creía que finalmente el tema sería sometido al voto ciudadano, el legislativo dio un rápido giro. Redactó modificaciones a la propuesta original y la aprobó. Pero en un acto de revancha, aprobaron no solo su inmunidad, sino la del presidente y de sus ministros también.

Algunos analistas políticos señalaron que no ha debido aprobarse un cambio tan importante sin ser sometido a un debate profundo y contar con la opinión de expertos. El Tribunal Constitucional consideró que medidas de este tipo debilitan las instituciones democráticas de su país.

La movida parlamentaria también fue criticada por el procurador anticorrupción, Amado Enco, quien dijo que "en el fondo, se tiene la intención de dificultar o seguir manteniendo la impunidad frente a posibles delitos de corrupción de algunos congresistas".

En medio de la avalancha de críticas, el vicepresidente del Congreso, Luis Valdez, defendió la decisión. "Queremos desterrar la corrupción y si hemos legislado quitando la inmunidad al presidente es porque es algo que históricamente se hubiese dado", dijo Valdez, quien agregó que es “importante” que un presidente "se someta a la Justicia" y "nadie puede tener corona" en su país. 

Vizcarra aseguró que no le preocupa ser sometido a un eventual proceso de retiro de inmunidad. "Le digo a los congresistas, a todos los peruanos, no tengo temor a que me quiten la inmunidad presidencial, porque siempre he obrado con transparencia y honestidad", sostuvo.

Vizcarra lanzó una cruzada, en 2018, contra la corrupción, en medio de las investigaciones de los últimos expresidentes, entre ellos Pedro Pablo Kuczynski, al que Vizcarra sustituyó, presuntamente vinculados a tramas de pagos ilegales a políticos por parte de la constructora brasileña Odebrech.

Con EFE y medios locales

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.