Saltar al contenido principal

El ministro de Finanzas británico anuncia un plan de estímulo de 30.000 millones de libras

4 min
Anuncios

Londres (AFP)

Reducciones de IVA e impuestos inmobiliarios, ayudas al empleo juvenil y la eficacia energética, inversión en infraestructuras. El ministro de Finanzas británico sumó el miércoles hasta 30.000 millones de libras en medidas de estímulo para sacar al país de la crisis.

El gobierno de Boris Johnson, cuya gran promesa de campaña en diciembre, antes de que estallase la pandemia, ya era invertir masivamente para reducir las desigualdades, llevaba varios días avanzando este plan de reactivación poscoronavirus.

Inspirándose en el "new deal" del presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt para salir de la Gran Depresión en los años 1930 gracias a una fuerte intervención estatal, él mismo había anunciado la semana pasada un paquete de 5.000 millones para mejorar hospitales, escuelas e infraestructuras.

Se fueron sumando después, día a día, 3.000 millones para una reforma ecológica del sector inmobiliario o 2.000 millones para la creación de empleos temporales para los trabajadores más jóvenes.

El miércoles, en la habitual sesión parlamentaria de verano sobre el presupuesto, el ministro de Finanzas Rishi Sunak recapituló, detalló y sumó un paquete total que supera los 37.600 millones de dólares.

"Estamos entrando en la segunda fase de nuestra respuesta económica" a la recesión causada por la pandemia de coronavirus, dijo ante el Parlamento, recordando que en la primera fase el ejecutivo destinó 160.000 millones de libras a mitigar los efectos del confinamiento impuesto el 23 de marzo.

Ahora que el país está levantando las restricciones, el objetivo es impulsar la economía, entre las prioridades del gobierno está el empleo y a su cabeza el de los jóvenes.

"Los jóvenes son los más afectados por las repercusiones económicas en la mayoría de las crisis, pero esta vez son especialmente vulnerables porque trabajan en altas proporciones en los sectores más afectados por la pandemia", como la restauración y la distribución, afirmó Sunak.

Así, el gobierno subvencionará para los trabajadores entre 16 y 24 años inscritos al paro el 100% del salario mínimo (que va de 4,55 libras/hora para los menores de 18 años a 8,20 libras/hora para los de 24 años), durante seis meses con un máximo de 25 horas semanales.

El paquete incluye también 111 millones de libras para subvencionar prácticas laborales.

- Mostrarse "creativo" -

La pandemia y el confinamiento han causado una contracción histórica del 25% en la economía británica entre marzo y abril.

Afirmando que ante esta situación "única" es necesario mostrarse "creativo", el ministro, cuya popularidad está eclipsando incluso al energético y controvertido Johnson, también presentó una medida para ayudar a los restaurantes, "donde trabajan 1,8 millones de personas".

Así, anunció, en una medida sin precedentes, que en agosto el gobierno pagará la mitad de las comidas en establecimientos públicos hasta un máximo de 10 libras (12,5 dólares) por persona.

En el apartado impositivo, el ejecutivo británico aplicará un IVA reducido de 5% -frente al 20% habitual- para bares, restaurantes, hoteles, parques de atracciones y otros servicios de hostelería. Una ayuda, según Sunak, de 4.000 millones de libras.

Las medidas incluyen asimismo una cancelación temporal del impuesto sobre la adquisición de propiedades inmobiliarias de hasta 500.000 libras.

También un paquete de ayudas por 3.000 millones de libras para subvencionar la mejora en eficacia energética de viviendas y edificios públicos.

El anuncio fue bien recibido por los inversores.

Las medidas detalladas por "Sunak pueden proporcionar las garantías necesarias para iniciar la recuperación pospandémica del Reino Unido, al menos a corto plazo", consideró Giles Coghlan, analista del gabinete financiero HYCM, para quien "el anuncio de hoy llega en un momento ideal".

"El mayor desafío, sin embargo, es asegurar que este impulso en la confianza de los inversores se mantenga efectivamente en los próximos meses" y "eso es más fácil de decir que de hacer", advirtió.

Y Sarah Atkinson, presidenta a de la Social Mobility Foundation, recordó que "en el Reino Unido importa dónde vives cuando se trata de acceder a las oportunidades".

Por eso, "a medida que este plan para el empleo toma forma, debemos asegurarnos de que las oportunidades se extiendan más allá de Londres y las grandes ciudades", subrayó.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.