Arte+France 24

La ley de seguridad nacional, la última batalla de Hong Kong

En Hong Kong, los movimientos de protesta se han activado, a pesar de la pandemia, para rechazar la nueva ley de seguridad nacional
En Hong Kong, los movimientos de protesta se han activado, a pesar de la pandemia, para rechazar la nueva ley de seguridad nacional © Arte

En medio de la pandemia provocada por el brote de Covid-19, la crisis en Hong Kong se reavivó. El Gobierno chino, liderado por Xi Jinping, aprobó una ley con la cual busca criminalizar la "secesión, sedición, subversión y terrorismo". Para muchos, este documento podría acabar con el modelo “un país, dos sistemas” y ha generado una nueva tensión entre China y algunos países occidentales. 

Anuncios

En junio de 2019, miles de hongkoneses salieron a las calles para rechazar un proyecto de extradición que, en ese momento, acusaban de causar la pérdida de la independencia del territorio. Pese a que el proyecto fue derogado, las protestas se mantuvieron para pedir reivindicaciones y disminuir la desigualdad. 

Pero en 2020 vino un golpe más fuerte: la ley de seguridad nacional propuesta por China. Algunos analistas señalan que este texto “es 10 veces peor que la ley de extradición”. Para otros, es una respuesta de Xi Jinping al verse acorralado por los avances de las protestas en Hong Kong, la reelección de Tsai Ing-wen en Taiwán y las presiones de algunos países occidentales. 

La nueva ley implica la llegada al territorio hongkonés de funcionarios chinos bajo la premisa de que “las autoridades de Hong Kong no están capacitadas para hacer cumplir la ley”.

Esta situación ha dividido a los manifestantes ya que unos han optado por emigrar al ver un detrimento en sus libertades y otros, que no pueden o no desean irse, anuncian que mantendrán la lucha en las calles a pesar de la nueva legislación. 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24