Saltar al contenido principal

Cinco millones de australianos confinados y casi 12 millones de casos de coronavirus en el mundo

Bomberos de Melbourne preparan cajas de alimentos para llevárselas a los residentes en un edificio de viviendas públicas puesto en cuarentena por un brote de coronavirus, el 9 de julio de 2020 en la ciudad australiana, de nuevo bajo confinamiento
Bomberos de Melbourne preparan cajas de alimentos para llevárselas a los residentes en un edificio de viviendas públicas puesto en cuarentena por un brote de coronavirus, el 9 de julio de 2020 en la ciudad australiana, de nuevo bajo confinamiento William West AFP
3 min
Anuncios

Melbourne (AFP)

Cinco millones de australianos están de nuevo confinados este jueves y la pandemia sigue acelerándose y provocando cifras preocupantes en países como Estados Unidos, donde ya se superaron los tres millones de casos, y Brasil, con 1,7 millones de infectados, entre ellos su presidente, Jair Bolsonaro.

Estados Unidos sigue siendo el país más enlutado por el coronavirus, con más de 130.000 fallecidos, seguido de Brasil, donde se han registrado más de 67.000 muertes.

Frente al avance de la pandemia, Melbourne, la segunda ciudad más grande de Australia, decidió imponer de nuevo el confinamiento, pocas semanas después de haber levantado las restricciones.

"La idea de no poder ver a la gente que quieres y por la que te preocupas es realmente angustiosa", dijo entre lágrimas Monica Marshall, una residente de Melbourne, cuya madre de 91 años entró recientemente en un residencia para ancianos.

"Espero que las personas reciban el mensaje de que realmente deben tomar nota, es muy desconcertante ver a algunas personas en las noticias a las que realmente no les importa", añadió.

Sin vacuna ni tratamiento efectivo disponible, los expertos consideran necesaria la distancia social para contener el virus pese al rechazo a esta medida en muchas partes del mundo, por falta de información y por sus costes económicos

En el estado australiano de Victoria, que tiene Melbourne como capital, los compradores vaciaron los supermercados el miércoles cuando empezó el confinamiento. La principal cadena de supermercados del país impuso de nuevo restricciones a la venta de algunos productos.

En Europa, donde muchos países lograron controlar su brotes, Francia dijo que sigue en alerta por un posible rebrote.

El nuevo primer ministro, Jean Castex, prometió sin embargo que no se volverá a imponer un confinamiento tan duro como el anterior. "Hemos aprendido que las consecuencias económicas y humanas de una cuarentena total son desastrosas", declaró.

- "Estoy muy asustado -

El coronavirus ha infectado a casi 12 millones de personas, con cerca de 550.000 muertos y ha frenado de golpe la economía mundial.

En América Latina y el Caribe hay más de 132.000 fallecidos y se superaron los tres millones de contagios.

Estados Unidos sigue siendo el país más afectado con tres millones de casos pero el presidente Donald Trump continua queriendo reactivar la economía pese a las advertencias del peligro de hacerlo demasiado pronto.

En el mismo sentido, el presidente brasileño Bolsonaro tuiteó el miércoles que "gracias a Dios, viviré aún mucho tiempo", tras defender una vez más el uso de la polémica hidroxicloroquina para tratar la enfermedad.

Perú superó, por su parte, los 11.000 fallecidos, una semana después de haber iniciado un desconfinamiento progresivo, y México registró un nuevo récord diario de contagios el miércoles, con 6.995.

En Estados Unidos, Trump se enfrenta por su parte a sus propios expertos, criticando el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades por recomendar una reapertura de escuelas que considera demasiado restrictiva.

Varios responsables locales de Estados Unidos están intentando contener el virus, que suma miles de casos cada día. Varias ciudades y estados estadounidenses tuvieron además que dar marcha atrás en sus medidas de reapertura.

Los estudiantes extranjeros en Estados Unidos dicen que no pueden quedarse en el país si los cursos se hacen a distancia a causa de la pandemia.

"Estoy muy asustado (...) No tengo a nadie que me pueda cuidar si me pongo enfermo", dijo un estudiante indio en Texas, que pidió no dar a conocer su nombre.

- Caos en Belgrado -

Belgrado, la capital de Serbia, vivió una segunda noche de disturbios por los enfrentamientos entre policía y manifestantes.

"El gobierno solo quiere proteger sus intereses", dijo Jelina Jankovic, de 53 años, una de las manifestantes. "La gente son daños colaterales".

burs-qan/axn/pc/zm

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.