Saltar al contenido principal

Fernández renueva llamado a unidad ante el virus y pide terminar con el odio en Argentina

Foto divulgada por la Presidencia argentina muestra al mandatario Alberto Fernández durante el anuncio de un plan de obras de infraestructura para seis provincias del sur en la residencia presidencial de Olivos, afueras de Buenos Aires, el 7 de julio de 2020.
Foto divulgada por la Presidencia argentina muestra al mandatario Alberto Fernández durante el anuncio de un plan de obras de infraestructura para seis provincias del sur en la residencia presidencial de Olivos, afueras de Buenos Aires, el 7 de julio de 2020. Handout Argentinian Presidency/AFP
2 min
Anuncios

Buenos Aires (AFP)

El presidente Alberto Fernández llamó a terminar con los "odiadores seriales" y renovó su mensaje de unidad para enfrentar la pandemia del coronavirus, al celebrarse este jueves el Día de la Independencia en Argentina.

"Ninguna sociedad concreta su destino en medio de insultos y de divisiones, y teniendo al odio como común denominador. Yo vine acá a terminar con los odiadores seriales y a abrir los brazos para que todos nos unamos en busca de ese destino común", declaró el mandatario.

El acto que tradicionalmente se celebra en la ciudad norteña de Tucumán, donde se declaró la independencia el 9 de julio de 1816, se realizó de modo virtual desde la residencia de Olivos, en la periferia de Buenos Aires, con la presencia virtual de los 24 gobernadores tanto del oficialismo como de la oposición.

"No vengo a instalar un discurso único. Sé que hay diversidad de todo tipo, de género e ideológica, y la celebro. Lo que necesito es que esa diversidad sea llevada con responsabilidad. La primera responsabilidad está en no mentir, en decir la verdad y respetarnos", lanzó.

Un sector duro de la oposición liderada por el expresidente Mauricio Macri (2015-2019) viene aumentando las críticas a la prolongada cuarentena por el coronavirus e impulsa protestas acusando al gobierno de "atacar a las libertades individuales".

Fernández defendió el aislamiento social obligatorio decretado el 20 de marzo e insistió en que "todos (él y los 24 gobernadores) estuvimos de acuerdo en que había que preservar la vida y la salud de la gente antes que nada. No había dilema ni disyuntiva".

"Fuimos capaces de ser solidarios, y tomar la solidaridad como un valor supremo", afirmó.

Fernández ha reiterado que "la pandemia y no la cuarentena" es la que asesta un duro golpe a la economía de Argentina, cuya presidencia asumió el 10 de diciembre cuando el país llevaba casi dos años de recesión y en grave crisis de deuda.

El Fondo Monetario Internacional prevé este año de pandemia una caída de 9,9% del Producto Bruto Interno para Argentina, que registra 87.017 casos de covid-19 y 1.707 fallecidos, en un país de 44 millones de habitantes.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.