Saltar al contenido principal

“Banderazos” en Argentina para protestar contra la cuarentena, en el Día de la Independencia

Miles de personas se manifestaron contra las medidas de confinamiento del Gobierno de Alberto Fernández, para tratar de frenar el brote del Covid-19. En Buenos Aires, Argentina, el 9 de julio de 2020.
Miles de personas se manifestaron contra las medidas de confinamiento del Gobierno de Alberto Fernández, para tratar de frenar el brote del Covid-19. En Buenos Aires, Argentina, el 9 de julio de 2020. © EFE - Juan Ignacio Roncoronii

Cientos de personas en distintas ciudades se manifestaron contra las medidas de aislamiento, instauradas por el presidente Alberto Fernández para frenar la propagación de la pandemia. Los opositores a la medida denunciaron lo que califican como “miseria”, en medio de las restricciones a actividades comerciales y turísticas entre otras.

Anuncios

Los argentinos conmemoraron este 9 de julio 204 años de su independencia, pero muchos parecen no sentirse libres en tiempos de pandemia.

Con los llamados “banderazos”, cientos de personas en caravanas o a pie se manifestaron contra la parálisis comercial y una extensa cuarentena que comenzó el 20 de marzo. 

Miles de personas se manifestaron en caravanas o a pie contra la cuarentena instaurada desde el 20 de marzo. En Buenos Aires, Argentina, el 9 de julio de 2020.
Miles de personas se manifestaron en caravanas o a pie contra la cuarentena instaurada desde el 20 de marzo. En Buenos Aires, Argentina, el 9 de julio de 2020. © EFE/Juan Ignacio Roncoroni

Con mascarillas, pero sin respetar el aislamiento social, el día feriado fue escenario para ratificar los reclamos por una crisis económica de años, que se ha visto profundizada por las restricciones de los últimos meses.

“Este tipo (Alberto Fernández) no tiene ningún plan económico, nos quiere pobres… a mí me está afectando, no tengo ningún tipo de ingreso hace cuatro meses, pero sigo pagando impuestos”, aseguró Magdalena Fariña, una mujer que trabajaba como organizadora de eventos sociales.

Otros señalaron, incluso que la pandemia es un fraude, porque “se muere mucha más gente por gripe y neumonía”, que por Covid-19, dijo Lilian Cubrero, una médica que salió a protestar y agregó que “no funciona ninguno de los poderes del Estado y entre tanto nos están haciendo cualquier cosa”, afirmó.

Decenas de personas golpearon la móvil de un canal de televisión local, durante las protestas contra la cuarentena, instaurada por el Gobierno de Alberto Fernández. En Buenos Aires, Argentina, el 9 de julio de 2020.
Decenas de personas golpearon la móvil de un canal de televisión local, durante las protestas contra la cuarentena, instaurada por el Gobierno de Alberto Fernández. En Buenos Aires, Argentina, el 9 de julio de 2020. © EFE/Juan Ignacio Roncoroni

Los llamados “banderazos” fueron organizados por grupos opositores del Gobierno de Fernández, convocados en diferentes ciudades a través de redes sociales. En Buenos Aires, la capital, las manifestaciones se congregaron principalmente frente al Obelisco y la Casa Rosada, donde pidieron “justicia y libertad”.

"Estamos en el medio de una manifestación, todavía no sé muy bien a favor de qué o en contra de quién. Los argentinos tenemos esa posición de estar muy en contra de algo y manifestamos de una manera muy tremenda y creo que se va ensanchando la grieta en vez de unirnos como sociedad", expresó Gustavo Farías, un ciudadano que pasaba por la zona de protestas.

El presidente envió un mensaje conciliador

Estas protestas se produjeron pocas horas después de que el mandatario enviara un mensaje pacífico a los argentinos, a través de una videoconferencia, para celebrar el día histórico. Fernández recordó que son días difíciles no sólo para Argentina, sino para muchas naciones por cuenta de la pandemia, por lo que pidió dejar atrás las divisiones y “unirse en un destino común”, para superar la crisis.

"Ninguna sociedad concreta su destino en el medio de insultos, divisiones y fundamentalmente teniendo al odio como común denominador. Yo vine aquí a terminar con los odiadores seriales", destacó el jefe de Estado, en el acto virtual en el que participaron los gobernadores de los 24 distritos.

Aunque el mandatario extendió la cuarentena en varias zonas del país, incluso el área metropolitana de Buenos Aires, hasta el 17 de julio, su Gobierno ha ido flexibilizando las medidas en varias regiones, para tratar de reactivar la economía en una nación cuyas finanzas ya estaban fuertemente golpeadas antes de la emergencia sanitaria.

Las medidas de aislamiento son mucho más estrictas en la capital y en la provincia de Buenos Aires, los lugares con mayor cantidad de personas que han contraído el virus.

El mandatario insistió en que la prioridad es defender la vida, aún cuando la nación ya llevaba dos años de recesión económica, por lo que le se prevé un difícil camino para superar los nuevos daños que deja la pandemia.

Argentina, con alrededor de 45 millones de habitantes, reportó este jueves 90.693 casos acumulados de Covid-19 y 3.363 muertos, lleva una cuarentena considerada como una de las más largas del mundo, pero que también comparten otros países como Colombia, Perú y Chile.

Con AP y EFE

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.