Saltar al contenido principal

El viacrucis de los pequeños comercios en medio de la pandemia en Ciudad de México

Un remendador de zapatos intenta mantener vivo su negocio durante la crisis de Covid-19 en Ciudad de México, México.
Un remendador de zapatos intenta mantener vivo su negocio durante la crisis de Covid-19 en Ciudad de México, México. © France 24
4 min

Organismos empresariales advierten que unos 160.000 comercios pequeños de la capital México no reabrirán cuando el coronavirus lo permita, porque no soportaron la caída en ventas. Los planes gubernamentales de crédito han sido insuficientes para sortear la crisis y los propietarios deben hacer ajustes y sacrificios para subsistir.

Anuncios

Uno de los sectores más afectados por la crisis derivada de la pandemia de Covid-19 en México es el de comercio y servicios, sobre todo las llamadas MyPymes (Micro y Pequeñas Empresas). El gobierno se ha negado a dar exenciones fiscales y el plan de créditos no resuelve la difícil situación que enfrentan las empresas, principal fuente de trabajo en el país.

Los datos son alarmantes. En la Ciudad de México, la capital, se han perdido 220.000 empleos. La Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canacope) estima que 40% de los pequeños negocios en la capital del país, 160.000, no reabrirán cuando la crisis sanitaria lo permita.

A nivel nacional, el centro de estudios económicos de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) estima que 250.000 empresas están sin posibilidades de abrir sus puertas.

Y los comercios que aún sobreviven deben hacer sacrificios, endeudarse o dar un giro a su negocio para adaptarse a las nuevas condiciones.

Los comercios buscan ajustarse a la nueva situación

Eduardo Cano lleva las riendas de Ton Ton Ramen, un restaurante en la céntrica colonia Roma, del que dependen 35 familias. Cerró sus puertas desde el 1 de abril porque no fue viable el servicio a domicilio, pues muchos de sus platillos son caldosos.

“Definitivamente no nos daba los números para la operación, bajó muchísimo, yo creo que este restaurante en especial bajó un 98%, fue increíble cómo nos disminuyó la afluencia”, lamenta en una entrevista con France 24.

El propietario de un restaurante de Ciudad de México se queja de que sus ventas cayeron drásticamente durante la cuarentena impuesta en el país.
El propietario de un restaurante de Ciudad de México se queja de que sus ventas cayeron drásticamente durante la cuarentena impuesta en el país. © France 24

Aunque no ha despedido a su personal, los mantiene, de común acuerdo, con el salario mínimo. Tiene un mes esperando un crédito bancario y ya considera una alternativa.

“No descartamos que si la situación no mejora –me refiero a los números de venta–, pues obviamente es imposible para nosotros mantener todo esto, entonces sí tendríamos que hacer ajustes en varios aspectos, y  nómina tendría que ser uno de ellos”, anticipa.

A cuatro kilómetros de esta zona de restaurantes, Luis Fernando Canizares vive una angustia similar, esperando poder reabrir su local de reparación de calzado, del que dependen sus dos hijos, su esposa y su tío. Obtuvo un crédito del gobierno de poco más de 500 dólares, que se consumió en pagar servicios mientras él sigue casi sin tener ingresos.

“Entonces si esto se va a alargar, ¿cómo voy a hacer, tanto para pagar lo que debo por otra parte, para pagar el préstamo del gobierno? O sea, sí fue una ayuda, y se le agradece, pero… si esto lo alargan, ¿cómo voy a sacar yo?, con lo que gano aquí ahorita cerrado, no voy a salir de mis deudas, al contrario, me voy a hundir más”, dice preocupado.

Recuerda con nostalgia cómo no ha sido fácil mantener su pequeño negocio durante 29 años, con ayuda de su esposa, tiempo en el que nunca vivió una crisis semejante.

“Los dos sacamos este negocio, mi esposa y yo. Y que esto se vaya pa' abajo…”, cuenta con un nudo en la garganta.

Un restaurante se reinventa para vender productos de higiene

A solo unas calles de ahí, en la colonia Escandón, el restaurante “Tartine et Chocolat” dejó de servir salmón y caracoles para ofrecer un menú de artículos desinfectantes. Los dueños sólo pudieron mantener al gerente, Israel Velázquez.

Un restaurante decidió vender productos de protección contra el Covid-19 para sobrevivir la crisis en Ciudad de México.
Un restaurante decidió vender productos de protección contra el Covid-19 para sobrevivir la crisis en Ciudad de México. © France 24

“Para continuar con nuestras labores y no quedarnos sin trabajo, pues estamos  aprovechando el espacio también, ahorita ofrecemos estos productos y café. Lo único que no se va a continuar por el momento es con la cocina”, dice Israel y argumenta que sería muy riesgoso que un comensal se contagiara.

Para él, ya sean platillos o material de higiene, lo importante buscar la manera de no quedarse sin comer. “Te puedo vender algo de 20 hasta algo de 2.000, siempre y cuando te sepa explicar o te sepa vender el producto”, comenta.

El programa oficial de créditos ha demostrado ser insuficiente, y desde micronegocios como el de Luis Fernando hasta medianos comercios como el de Eduardo, deben recurrir a ajustes y a la creatividad para intentar salir a flote.

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.