Saltar al contenido principal

Lee Hsien Loong, en el poder desde 1959, vuelve a ganar las elecciones en Singapur

El primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, saluda cuando llega a una sucursal del Partido de Acción Popular, mientras se cuentan las papeletas durante las elecciones generales, en Singapur el 11 de julio de 2020.
El primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, saluda cuando llega a una sucursal del Partido de Acción Popular, mientras se cuentan las papeletas durante las elecciones generales, en Singapur el 11 de julio de 2020. © Edgar Su/REUTERS
4 min

Bajo estrictas medidas de distanciamiento físico para evitar la propagación del Covid-19, Singapur acudió a las urnas este 10 de julio. Por decimoquinta vez consecutiva, Lee Hsien Loong, cabeza del Partido de Acción Popular (PAP), es reelecto Primer Ministro, aunque la oposición obtuvo sus mejores resultados en décadas.

Anuncios

Después de nueve días de campaña, y en unas elecciones anticipadas en medio del creciente brote de coronavirus, los ciudadanos de Singapur acudieron este viernes 10 de julio a las urnas para emitir 2,67 millones de papeletas destinadas a elegir a los nuevos dirigentes y legisladores en la ciudad-estado.

De acuerdo con los resultado anunciados en la madrugada singapurense, el Partido de Acción Popular (PAP) obtuvo el 61% de los votos y 83 de los 93 escaños del Parlamento, mientras que el Partido de los Trabajadores consiguió el 11% de las papeletas y 10 asientos, lo que supone los mejores resultados de la oposición en décadas.

El actual y reelecto primer ministro, Lee Hsieng Loong, ha gobernado Singapur durante seis décadas. El PAP ganó sus primeros comicios en 1959, cuando la ex colonia británica consiguió el autogobierno limitado, y se ha mantenido desde entonces como la principal fuerza política en la isla, incluidos los dos años que se unió a Malasia antes de independizarse en 1965.

"Asumo este mandato de forma responsable para abordar el Covid-19 y la crisis económica", afirmó Lee en una conferencia de prensa retransmitida en directo tras conocer los resultados.

El mandatario afirmó que el número de votos recibidos es "mejorable" y no fue "tan alto" como esperaba, pero aceptó la "responsabilidad" de gobernar la ciudad-Estado en los cinco siguientes años.

Lee felicitó a la oposición por sus buenos resultados al reconocer que muchos jóvenes votaron por candidatos opositores, y saludó que haya "diversidad de voces" en el Parlamento.

Los adeptos del Partido de los Trabajadores celebran los resultados de las elecciones generales en Singapur el 11 de julio de 2020.
Los adeptos del Partido de los Trabajadores celebran los resultados de las elecciones generales en Singapur el 11 de julio de 2020. © Edgar Su / REUTERS

Una oposición fortalecida

En los comicios se enfrentaron 11 partidos, un récord para el país. Sin embargo, solo el Partido de los Trabajadores logró asegurar sillas en el legislativo. De acuerdo con los resultados, el partido pasó de tener 9 a 10 escaños en el Parlamento. Un gran logro si se tiene en cuenta la popularidad del PAP. 

El Partido Progresista de Singapur, fundado en 2019, cuenta con el respaldo de Lee Hsien Yang, el hermano del mandatario, al que está enfrentado por motivos familiares y políticos.

Según los expertos políticos consultados por la agencia Reuters, los líderes opositores en la ciudad-estado, “están más enfocados en controvertir con el Primer Ministro que en presentar un proyecto sólido para los ciudadanos”. 

El PAP, que supervisó la transformación de Singapur en una de las sociedades más ricas del mundo, ha sido acusado de arrogancia, de fraude electoral y de arremeter contra sus rivales.

Voto obligatorio en un economía tambaleante

Desde tempranas horas, los funcionarios electorales con visores hicieron cumplir las reglas de distanciamiento y tomaron la temperatura de los votantes para evitar que los comicios aceleren la propagación del Covid-19.

El voto, al ser obligatorio, generó largas filas frente a los colegios electorales, donde habían horarios especiales de acuerdo a las condiciones de cada sufragante. Los ancianos votaron en la mañana, mientras que aquellos con 37,5 grados de fiebre o más estaban convocados a última hora del día. 

Un pariente ayuda a un votante a ponerse guantes de plástico, como parte de las medidas preventivas contra el brote de la enfermedad del coronavirus (COVID-19), en un colegio electoral durante las elecciones generales en Singapur el 10 de julio de 2020.
Un pariente ayuda a un votante a ponerse guantes de plástico, como parte de las medidas preventivas contra el brote de la enfermedad del coronavirus (COVID-19), en un colegio electoral durante las elecciones generales en Singapur el 10 de julio de 2020. © REUTERS / Edgar Su

Los temas decisivos para los singapurenses, que luchan por recuperarse del coronavirus, eran la seguridad laboral durante la pandemia y la respuesta del gobierno al brote.

Esto, mientras que la crisis sanitaria empuja la economía hacia la peor recesión de su historia. Las autoridades esperan que el PIB caiga este año entre 4% y 7% debido a la paralización de las transacciones y a las restricciones en el comercio global durante la pandemia. 

Singapur, con 5,6 millones de habitantes, ya ha empezado a reactivar el comercio, pero los vuelos y el turismo continúan prácticamente paralizados, lo que también ha afectado fuertemente a la ciudad, considerada un centro financiero internacional. 

Si bien al comienzo de la pandemia Singapur logró mantener la propagación del coronavirus bajo control, desde la reapertura de la reapertura económica se han producido importantes brotes en los centros que albergan a trabajadores extranjeros. A este viernes, se han contabilizado más de 45.000 contagios y 26 fallecidos.

Frente a la epidemia, Lee Hsien Loong desbloqueó casi 100 billones de dólares singapurenses, lo que equivale a unos 72.000 millones de dólares en paquetes de estímulo para frenar las consecuencias la pandemia.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.