Saltar al contenido principal

Naciones Unidas advierte que el hambre crece en todo el mundo y empeorará con la pandemia

Antonio Chenarce, un panadero de 49 años que cocina en su casa, durante la propagación de la enfermedad por coronavirus, en Buenos Aires, Argentina, el 2 de julio de 2020.
Antonio Chenarce, un panadero de 49 años que cocina en su casa, durante la propagación de la enfermedad por coronavirus, en Buenos Aires, Argentina, el 2 de julio de 2020. © Agustin Marcarian / Reuters
5 min

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), para finales de 2020 el Covid-19 podría empujar a entre 80 y 130 millones de personas al hambre en todo el mundo. La situación empeora en América Latina y el Caribe, que es la región del mundo donde la inseguridad alimentaria está aumentando con mayor rapidez y donde se estima que podría alcanzar a un 9,5% de la población en 2030.

Anuncios

En su reporte anual sobre la “Seguridad Alimentaria y la Nutrición en el Mundo”, publicado este lunes 13 de julio, la FAO, en alianza con la Programa Mundial de Alimentos (PMA) y otras tres agencias internacionales, alerta que la crisis sanitaria "está intensificando la vulnerabilidad y la desigualdad de los sistemas alimentarios mundiales", desde la producción, a la distribución y el consumo.

Según el informe, para finales de 2020 entre 83 y 132 millones de personas "podrían pasar hambre" por la recesión económica derivada de la pandemia. La previsión se basa en las estimaciones que auguran un desplome del producto interior bruto mundial de entre el 4,9% y el 10%. Aunque el documento sugiere que "aún es pronto para valorar el impacto real" de las restricciones y bloqueos comerciales.

Sin embargo, más allá de la pandemia, el hambre en el mundo es un problema que no ha dejado de crecer. Los datos recabados por la FAO demuestran que, después de haber mostrado una disminución durante décadas, el hambre crónica en el mundo empezó a aumentar "lentamente" en 2014 y ha seguido haciéndolo hasta hoy.

En 2019 se estima que unas 690 millones de personas pasaron hambre en el mundo, diez millones más que en 2018 y casi 60 millones más en los últimos cinco años, cuando Naciones Unidas estableció los llamados “Objetivos del Milenio”, entre los cuales estaba erradicar el hambre en el mundo para 2030. Una meta que ahora se considera imposible cumplirla si la tendencia actual se mantiene. 

France 24
France 24 © France 24

La agencia estima que, para 2030, más de 890 millones de personas podrían verse afectadas por el hambre, es decir el 9,8% de la población mundial.

El hambre crece en América Latina a niveles "escalofriantes"

América Latina y el Caribe es la región del mundo donde la inseguridad alimentaria está aumentando con más rapidez. Pese a tener capacidad más que suficiente para abastecer de alimentos a su población, el hambre en la región afectó a cerca de 47,7 millones de personas en América Latina y el Caribe en 2019, lo que equivale a 7,4% del total de habitantes, según la FAO. 

Sin embargo, ese porcentaje de personas que no tienen garantizada la alimentación podría aumentar a 9,5% de la población en 2030, “un escenario severamente agravado por la Covid-19”, anota el informe.

"Estamos yendo desde hace cinco años en la dirección contraria. Esto se debe en primer lugar a un débil crecimiento económico (...) y al problema de desigualdad estructural de nuestra región", dijo en una entrevista con la agencia Reuters Julio Berdegué, representante regional de la FAO para América Latina, quien calificó las cifras de hambre como "escalofriantes".

La región no solamente llegará al 2030 lejos de cumplir su meta de “Hambre Cero”, sino que el número de personas incapaces de consumir las calorías necesarias para una vida saludable ascenderá a 67 millones este año, cerca de 20 millones más que en 2019.

América Latina y el Caribe también es la región con el costo más alto para acceder a una dieta saludable, con un valor promedio de 3,98 dólares por día. Este montoes 3,3 veces más alto que lo que una persona bajo la línea de pobreza puede gastar en alimentos.El documento de 256 páginas también destaca que Haití y Venezuela, donde el hambre ha aumentado de forma significativa en los últimos años, junto con Guatemala, El Salvador y Honduras son los países en donde el riesgo de desnutrición es mayor. 

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.