Saltar al contenido principal

Reino Unido bloquea la participación de Huawei en el desarrollo de su red 5G

Logotipo de Huawei en Reading UK.
Logotipo de Huawei en Reading UK. © أ ف ب/أرشيف
Texto por: Andrea Rincón
6 min

El primer ministro británico, Boris Johnson, dio la orden de eliminar por completo la participación del gigante de las telecomunicaciones chino en el desarrollo de la red 5G de Reino Unido para 2027, en medio de las presiones internas para endurecer su posición contra Beijing.

Anuncios

Boris Johnson se decantó por respirar de las presiones de Washington y, decidió vetar a Huawei de su participación hasta ahora limitada (solo del 35%) en el desarrollo de esta tecnología. 

El 'premier', sin embargo, decidió otorgar una transición a los operadores de telecomunicaciones británicos que, como BT, Vodafone y Three, dependen en mayor grado de Huawei y fijó el plazo de la salida final para 2027. 

Así las empresas de telecomunicaciones británicas deberán haber eliminado cualquier participación del gigante tecnológico chino en las nuevas redes 5G a partir de esa fecha, según lo anunciado por el ministro de Cultura Digital, Oliver Dowden, en la Cámara de los Comunes.

Esa transición, sin embargo, empezará desde el primero de enero de 2021, momento en el que será ilegal que los operadores británicos compren cualquier equipo 5G a Huawei, aseguró Dowden ante el Parlamento. A las compañías de telecomunicaciones también se les pedirá que dejen de usar servicios de Huawei en banda ancha de fibra de línea fija en los próximos dos años.

Un anuncio de la red 5G en una tienda del gigante chino Huawei el 25 de mayo de 2020 en Beijing.
Un anuncio de la red 5G en una tienda del gigante chino Huawei el 25 de mayo de 2020 en Beijing. Nicolas Asfouri AFP/Archivos

"Esta no ha sido una decisión fácil, pero es la correcta para las redes de telecomunicaciones del Reino Unido, para nuestra seguridad nacional y nuestra economía, tanto ahora como a largo plazo", dijo Dowden.

El costo de esta decisión no es solo político. El ministro aseguró que este anuncio retrasará el lanzamiento de las redes 5G por dos o tres años y agregaría costos de hasta 2.000 millones de libras (2.500 millones de dólares) al proceso.

¿Excluir a Huawei por presión o por razones de seguridad nacional?

Estados Unidos había presionado durante mucho tiempo a Johnson para revertir la decisión que tomó en enero de otorgar al operador chino un papel limitado en el desarrollo de estas redes.

Además, Dowden dijo que el Centro Nacional de Seguridad Cibernética de Reino Unido había advertido a los ministros que ya no podía garantizar el suministro estable de equipos Huawei después de que Estados Unidos impuso nuevas sanciones a la tecnología de chips.

Pero no era solo la Casa Blanca. Downing Street estaba entre el presidente estadounidense Donald Trump y el mandatario chino Xi Jinping, ya que había sido advertido de la represalias del Gobierno chino en caso de excluir a la empresa de tecnología y del mal mensaje que esto enviaría a otras compañías chinas. 

Finalmente triunfó Occidente sobre las presiones del gigante asiático con el que las relaciones no andan bien a causa de la ley de seguridad que impuso sobre Hong Kong, excolonia británica a la que Londres estaría dispuesta a abrir las puertas de la ciudadanía británica.

"En el momento de las próximas elecciones, habremos implementado por ley un camino irreversible para la eliminación completa del equipo Huawei de nuestras redes 5G", aseguró Dowden, mientras Huawei aseguró que la decisión fue política, que se refería a la política comercial de Estados Unidos y no a la seguridad. "Fue malo para Reino Unido y sus usuarios", dijo un portavoz de la empresa.

Reino Unido decidió el 28 de enero que el gigante chino no es lo suficientemente peligroso como para mantenerlo marginado de la infraestructura 5G y aunque fue calificado como "vendedores de alto riesgo", es decir, que representan "riesgos mayores" para la seguridad del país, solo le dio la participación del 35 % en el desarrollo de redes que no fueran críticas ni estratégicas. Así lo que parecía una victoria para Huawei en cuestión de meses dejó de serlo.

¿Una competencia abierta en el mercado de las telecomunciaciones?

Con datos más rápidos y mayor capacidad, las redes 5G se convertirán en el sistema nervioso de la economía futura, llevando datos sobre todo, desde flujos financieros globales hasta infraestructura crítica como energía, defensa y transporte.

Reino Unido abandona a Huawei pero no quiere saltar de este tren hacia el futuro. De ahí que Dowden aseguró que Reino Unido esta trabajando con sus aliados de inteligencia para crear un grupo de rivales para Huawei y construir redes 5G, nombrando empresas de Finlandia, Suecia, Corea del Sur y Japón.

El logotipo del gigante chino de las telecomunicaciones Huawei, visto en la pantalla de un teléfono móvil el 14 de julio de 2020 en Londres
El logotipo del gigante chino de las telecomunicaciones Huawei, visto en la pantalla de un teléfono móvil el 14 de julio de 2020 en Londres Daniel Leal-Olivas AFP

"Lo primero que debemos hacer es asegurarnos de proteger a los otros dos proveedores en este mercado, por lo tanto: Nokia y Ericsson", dijo Dowden. "En segundo lugar, necesitamos nuevos proveedores, eso comienza con Samsung y comienza con NEC", aseguró. 

¿El desenlace de una época dorada?

Marginar a Huawei, fundado por un exingeniero del Ejército de Liberación Popular chino, marca el final de lo que el ex primer ministro David Cameron calificó como una "era dorada" de los lazos entre Beijing y Londres, promoviendo a Reino Unido como el principal destino de Europa para la capital china.

Trump ha insistido en repetidas ocasiones a Londres que excluyera Huawei, calificado por Washington como un agente del Estado comunista chino, un argumento que tiene apoyo en el Partido Conservador de Johnson.

El primer ministro británico, Boris Johnson, pronuncia un discurso durante su visita al Dudley College of Technology en Dudley, Gran Bretaña, el 30 de junio de 2020.
El primer ministro británico, Boris Johnson, pronuncia un discurso durante su visita al Dudley College of Technology en Dudley, Gran Bretaña, el 30 de junio de 2020. REUTERS - POOL New

Esta presión interna empezó a crecer desde enero, cuando Huawei entró con una participación limitada, asunto que no convenció a los diputados conservadores liderados por Ian Duncan Smith, exlíder de los 'tories', quien ha defendido endurecer la postura hacia China. 

Los conservadores ya habían lanzado una primera advertencia a Johnson el pasado marzo, cuando 38 de ellos votaron en contra de una moción parlamentaria del Gobierno para dejar consignada su oposición sobre la entrada de Huawei en las infraestructuras británicas de comunicación.

Huawei, en su defensa, siempre ha negado que espíe para China y dice que Estados Unidos quiere frustrar su crecimiento porque ninguna compañía estadounidense ofrece la misma gama de tecnología a un precio competitivo.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.