La mascarilla será obligatoria en las tiendas de Inglaterra a finales de julio

Anuncios

Londres (AFP)

El gobierno británico decidió, tras mucho debate, que sea obligatorio el uso de mascarillas contra la propagación del coronavirus en las tiendas de Inglaterra a partir del 24 de julio, una medida que el martes fue recibida como positiva aunque tardía.

Actualmente, cubrirse la nariz y la boca es sólo obligatorio en el transporte y recomendado en los espacios públicos cerrados del país.

Pero el martes por la tarde, el ministro de Sanidad británico, Matt Hancock, debe anunciar en el Parlamento la obligatoriedad de usar mascarilla en los comercios a partir del 24 de julio, anunció Downing Street.

Y si han decidido esperar diez días en lugar de hacerlo inmediatamente es para "dar a la gente algo de tiempo para prepararse", explicó el ministro de Medio Ambiente, George Eustice, al canal Sky News.

Tras afirmar en un principio que cubrirse el rostro podría llegar a ser contraproductivo, por dar una sensación de seguridad e inhibir el distanciamiento, el ejecutivo conservador británico lleva semanas bajo presión para imponer su uso en lugares cerrados, especialmente por parte del alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan.

"La comprensión" sobre la utilidad de las mascarillas "ha evolucionado", argumentó Eustice. "A medida que levantamos el confinamiento y permitimos que se abran más lugares, también tenemos que revisar las medidas en vigor para limitar la transmisión del virus y controlarlo", agregó.

Esta obligación no se aplicará a los bares y restaurantes o, según Eustice dijo a la BBC, a los empleados de los supermercados.

Los infractores se enfrentarán a multas de hasta 100 libras (125 dólares, 110 euros), como ya es el caso en el transporte público.

El uso de mascarillas en los comercios ya es obligatorio en Escocia y en varios otros países europeos.

El Reino Unido, el país de Europa más castigado por la covid-19, con casi 45.000 muertos confirmados, ha levantado la mayoría de las restricciones introducidas desde el confinamiento decretado el 23 de marzo.

Sin embargo, la desescalada decidida por el gobierno de Boris Johnson solo se aplica en Inglaterra, ya que las otras tres naciones autónomas que forman el país siguen sus propios calendarios de desconfinamiento.

La Asociación Médica Británica afirmó en un comunicado que usar máscaras en las tiendas era "muy necesario" y debía aplicarse inmediatamente.

Khan aplaudió el "cambio de opinión" del gobierno, subrayando en las ondas de la BBC que "esta pequeña medida podría marcar una gran diferencia cuando se combine con otras".

El British Retail Consortium, asociación profesional del comercio minorista, también se congratuló por una medida que aporta "claridad" tras una serie de "mensajes contradictorios" que hacían "realmente difícil que la gente comprendiera lo que tenía que hacer".