Saltar al contenido principal

Apple gana un juicio a la Unión Europea en el que se le acusaba de recibir privilegios financieros

En esta imagen aparece el logo de la multinacional tecnológica Apple en una de sus sedes en Sydney, Australia. El 1 de julio de 2020.
En esta imagen aparece el logo de la multinacional tecnológica Apple en una de sus sedes en Sydney, Australia. El 1 de julio de 2020. © Loren Elliott / Reuters
8 min

La multinacional estadounidense se anotó una importante victoria judicial ante la Unión Europea, en el juicio en el que el bloque comunitario exigía 15.000 millones de dólares en impuestos no abonados por la compañía, al beneficiarse de supuestas ventajas fiscales ilegales.

Anuncios

Duro golpe para la Unión Europea en su lucha contra las ventajas fiscales adoptadas por las multinacionales. El Tribunal General de la Unión Europea anuló este miércoles en una sentencia la decisión de la Comisión Europea que pedía a Irlanda recuperar 15.000 millones de dólares, más intereses en impuestos, no abonados por la empresa estadounidense Apple a Dublín entre 2003 y 2014.

El Ejecutivo comunitario había tomado la decisión en 2016, al considerar que la compañía tecnológica se había beneficiado de ventajas fiscales ilegales durante esos años. La sentencia del Tribunal General, publicada este 15 de julio, se puede recurrir ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, la máxima autoridad judicial de bloque.

La corte comunitaria considera que la Comisión Europea no demostró con la suficiente solidez, desde el punto de vista jurídico, que Irlanda haya otorgado una ventaja competitiva a Apple frente a otras compañías, mediante los acuerdos fiscales que reducían los impuestos que pagaba la firma.

Irlanda, un país escogido por las multinacionales

En agosto de 2016, la Comisión Europea concluyó que dos pactos fiscales concedidos a Apple por Irlanda en 1991 y 2007 le permitieron "reducir sustancialmente y de forma artificial los impuestos" que pagaba, llegando a abonar una tasa efectiva del 0,005 % en 2014 aunque el impuesto de sociedades es del 12,5 %.

Estas grandes empresas se benefician de que pueden tributar los impuestos de las ganancias obtenidas en los 27 países miembros de la Unión Europea en sólo uno de ellos, y suelen escoger Irlanda.

Para países pequeños del bloque, como Irlanda, eso ayuda a atraer negocios internacionales e incluso una pequeña cantidad de ingresos fiscales que es útil para ellos. Sin embargo, el resultado neto es que las compañías a menudo terminan pagando impuestos muy bajos y los miembros más influyentes de la Unión ven esto con malos ojos.

La Comisión "se equivoco" al declarar que Apple recibió una "ayuda de Estado", según el Tribunal General

Según la investigación de la Comisión Europea, Apple operaba en Europa a través de las sociedades Apple Operations Europe (AOE) y Apple Sales International (ASI), con base en Irlanda.

Apple desviaba los beneficios que obtenía en varias regiones (Europa, Medio Oriente, África e India) a Apple Sales International, que a su vez dividía estos beneficios y los localizaba internamente en una "sede social" que no estaba ubicada en ningún país y no tenía empleados ni oficinas propias, de manera que la mayor parte de esos beneficios que se le asignaban quedaban sin tasa.

Sin embargo, el Tribunal General asegura en su sentencia que el Ejecutivo comunitario "se equivocó" al declarar que Apple Sales International y Apple Operatins Europe habían recibido "una ventaja económica selectiva y, por extensión, ayuda de Estado".

El Gobierno irlandés acogió con beneplácito el fallo, diciendo que "no se proporcionó un tratamiento especial" a la compañía estadounidense. Apple también dijo que estaba satisfecho con la decisión, argumentando que el caso no se trata de cuánto impuesto paga, sino en qué país.

El CEO de la compañía tecnológica estadounidense, Tim Cook, se había referido a la acusación realizada desde las instituciones europeas como "basura política total".

Esto supone una derrota especialmente dolorosa para Margrethe Vestager, vicepresidenta de la Comisión Europea, y una de las más fieles defensoras de erradicar todos los acuerdos fiscales especiales que puedan incurrir en desventajas entre los miembros de la Unión Europea. El presidente de EE. UU., Donald Trump, se ha llegado a referir a ella como "la mujer de los impuestos" y ha asegurado que "odia a Estados Unidos".

La Comisión Europea seguirá vigilando los pactos fiscales sospechosos

La Comisión Europea aseguró poco después de la sentencia emitida desde Luxemburgo que seguirá analizando los acuerdos fiscales entre las empresas y los países miembros de la Unión Europea para confirmar si constituyen una ayuda de Estado ilegal y agregó que estudiará la sentencia sobre Apple antes de decidir si la recurre.

"La Comisión continuará analizando las medidas de planificación fiscal abusiva bajo las normas de ayudas de Estado de la Unión Europea para evaluar si dan lugar a ayudas de Estado ilegales", declaró en un comunicado la vicepresidenta de la CE encargada de Competencia, Margrethe Vestager.

Montaje fotográfico en el que aparece el logo de la multinacional tecnológica Apple con la bandera irlandesa de fondo.En la sentencia de este tribunal, ambas partes han salido beneficiadas y satisfechas. Ilustración del 2 de septiembre de 2016.
Montaje fotográfico en el que aparece el logo de la multinacional tecnológica Apple con la bandera irlandesa de fondo.En la sentencia de este tribunal, ambas partes han salido beneficiadas y satisfechas. Ilustración del 2 de septiembre de 2016. © Dado Ruvic / Reuters

"Si los Estados miembros dan a ciertas multinacionales ventajas fiscales que no están disponibles para sus rivales, esto daña la competencia justa en la Unión Europea", afirmó Vestager, quien agregó que esas medidas también "privan" a las arcas públicas y a los ciudadanos de fondos para inversiones "muy necesitadas, cuya necesidad es incluso más aguda en tiempos de crisis".

El problema de la fiscalidad irlandesa ha sido algo recurrente en el seno de la Unión Europea, en especial en tiempo de crisis, como la actual provocada por el coronavirus, donde este bloque pretende dar ayudas masivas a los países más afectados, pero que requiere de impuestos para otorgarlo.

Con EFE y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.