Saltar al contenido principal

Francia: Jean Castex detalló que el empleo es su "prioridad absoluta" en la recuperación económica

El nuevo primer ministro francés, Jean Castex, comparece ante la Asamblea Nacional para presentar el plan de rescate contra la crisis del Covid-19, que prevé una dotación de 110.000 millones de dólares. En París, Francia, el 15 de julio de 2020.
El nuevo primer ministro francés, Jean Castex, comparece ante la Asamblea Nacional para presentar el plan de rescate contra la crisis del Covid-19, que prevé una dotación de 110.000 millones de dólares. En París, Francia, el 15 de julio de 2020. © Gonzalo Fuentes / Reuters
5 min

El nuevo primer ministro francés presentó el plan de reconstrucción económica para afrontar la crisis del Covid-19 frente a la Asamblea Nacional. Una hoja de ruta que prevé una dotación de 110.000 millones de dólares para reactivar la economía y proteger a los sectores más vulnerables.

Anuncios

La creación de empleo y el combate contra la pérdida de puestos de trabajo serán las prioridades del nuevo primer ministro francés, Jean Castex, quien presentó ante la Asamblea Nacional francesa su plan de reconstrucción económica para afrontar la crisis acuciante provocada por el Covid-19.

Francia, al igual que la mayoría de los países europeos, encara lo que es su peor crisis económica desde la Segunda Guerra Mundial, y por ello destinará 110.000 millones de dólares a reactivar la economía y a proteger a las personas y empresas más afectadas por el cierre nacional que se tuvo que decretar para frenar el avance del coronavirus.

De esta dotación, un total de 30.000 millones irá destinado a las empresas que no han podido reanudar su actividad todavía o que la han reanudado parcialmente y sus economías se han visto afectadas. A esto hay que sumarle que en 2021 cobrarían otros 8.000 millones más.

Gran parte de este dinero se destinará notablemente a la creación de empleos para los jóvenes que enfrentan las peores perspectivas de empleo en años y son una generación que se ha enfrentado a las consecuencias de dos crisis, la de 2008 y la del coronavirus. El Ejecutivo prevé reducciones de cotizaciones de más 4.000 dólares para las contrataciones de jóvenes de hasta 25 años que cobren hasta 1,6 veces el salario mínimo.

Otra parte importante del esfuerzo de la reconstrucción irá al reforzamiento de la industria, que según el primer ministro se ha debilitado en los últimos tiempos, lo que ha tenido como consecuencia que los franceses son ahora "demasiado dependientes", como quedó en evidencia con aprovisionamientos sanitarios durante la crisis del coronavirus.

"Dedicaremos 40.000 millones para que eso cambie", añadió antes de anunciar que Francia quiere que se modifiquen las reglas europeas de la competencia para permitir la emergencia de "campeones industriales". Una alusión indirecta al episodio de la fusión frustrada por Bruselas entre el francés Alstom y el alemán Siemens en el negocio ferroviario.

Una nación industrial, pero apegada a la ecología

El nuevo plan de rescate incluirá 20.000 millones de euros para inversiones relacionadas con el clima, incluido un uso más amplio de bicicletas eléctricas, estímulo para proveedores locales de alimentos, renovación urbana y renovación masiva de edificios antiguos.

Dentro de este aspecto ha habido mucha controversia, ya que la intención de Emmanuel Macron de aumentar los impuestos sobre el combustible desembocó en protestas masivas contra el Ejecutivo de trabajadores que pedían justicia social, dentro del movimiento de los 'chalecos amarillos'. Castex señaló que depende del Gobierno "reconciliar la transición ambiental con el poder adquisitivo".

El primer ministro hizo hincapié en que "hay que asumir esa inversión masiva" que, a diferencia de lo que ocurrió durante la crisis financiera de 2008-2009, cuenta con "un apoyo excepcional de la Unión Europea que Francia ha sabido negociar".

Mientras Castex pronunciaba su discurso, el presidente francés, Emmanuel Macron, recibía al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, precisamente para preparar la cumbre europea que empieza el viernes en Bruselas para abordar el próximo presupuesto comunitario y el plan de relanzamiento europeo sobre la base de una iniciativa franco-alemana.

Criticas de la oposición por la gestión de la pandemia

El nuevo primer ministro se enfrentó en la Cámara a las criticas por la gestión realizada por el Ejecutivo durante la crisis del coronavirus. Estos partidos votaron en contra de las medidas, después de escucharlas en el Parlamento.

El jefe del Gobierno francés reconoció errores en la gestión, pero alabó que Francia pudiera salir de la crisis sanitaria, a pesar de haber sufrido más de 30.000 decesos. "La crisis destacó nuestras dificultades y nuestros fracasos", dijo el primer ministro Jean Castex a los legisladores.

El sistema público sanitario francés es uno de los mejores del mundo, sin embargo, durante lo peor de la crisis, sufrió desabastecimiento. Castex señaló que lo más importante ahora es mantener la situación epidemiológica controlada y no volver a caer en confinamientos nacionales.

Con AP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.