Saltar al contenido principal

China amenaza con represalias después de que EE. UU. retirara el estatus especial a Hong Kong

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, junto al presidente de China, Xi Jinping. Archivo.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, junto al presidente de China, Xi Jinping. Archivo. © Peter Klaunzer, Jim Watson / AFP
3 min

Un día después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, firmara una orden ejecutiva para poner fin al trato económico y comercial preferencial que otorgaba a la región semiautónoma de Hong Kong e impusiera más sanciones contra China, el gigante asiático aseguró tomar represalias.

Anuncios

Beijing no dudó en amenazar a Washington con represalias por las nuevas sanciones impuestas al gigante asiático y la decisión del presidente Donald Trump de poner fin al estatus preferencial de Hong Kong.

El Gobierno de China consideró una "grave interferencia en los asuntos internos" de su país la ley de la Autonomía de Hong Kong, firmada un día antes por Trump y con la que la Casa Blanca podrá imponer más sanciones contra China.

El motivo con el cual Trump justificó la retirada del trato preferencial al territorio y las nuevas sanciones es la imposición por parte del Gobierno chino de la ley de Seguridad Nacional en el territorio semiautónomo, una normativa por la que EE. UU. acusa a China de estar limitando la libertad de los hongkoneses. 

Así las cosas, tras la medida adoptada por Trump, finaliza el trato económico y comercial preferencial por parte de Estados Unidos a Hong Kong, lo que significa que el centro financiero será tratado de la misma forma que China continental.

Por su parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China respondió este miércoles en un comunicado que la orden ejecutiva de Estados Unidos "es una gran interferencia en los asuntos de Hong Kong y los asuntos internos de China. (…) Para salvaguardar sus intereses legítimos, China proporcionará la respuesta necesaria e impondrá sanciones a las personas y entidades de los Estados Unidos en cuestión".

Taiwán, el otro punto de tensión entre Washington y Beijing

Con la aprobación de la ley de Autonomía de Hong Kong, Estados Unidos podrá penalizar a personas y bancos extranjeros que hagan negocios con funcionarios chinos que implementen la nueva ley de seguridad o que participen en cualquier represión contra Hong Kong.

Pero este es solo un punto más en la larga disputa entre las dos principales potencias mundiales. Horas antes de la aprobación de esta legislación, China había anunciado sanciones a la empresa armamentística Lockheed Martin por intervenir en una última venta de armas acordada entre Estados Unidos y Taiwán.

A propósito de la isla asiática, Estados Unidos tampoco ve con buenos ojos la actitud del presidente chino, Xi Jinping, hacia este territorio protegido extraoficialmente por Estados Unidos.

Las amenazas a Taipéi continúan por parte de Beijing, que amenaza con intervenirla militarmente si la isla no acepta unirse como región autónoma y sigue tratando de erigirse en un estado independiente reconocido a nivel internacional.

Con EFE, Reuters y AFP

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.