Saltar al contenido principal
Migrantes

Ser niño y migrante, la realidad de los menores no acompañados

© France 24

Entre 2010 y 2019, al menos 400.000 niños no acompañados cruzaron las fronteras en solitario en busca de una mejor vida lejos de la guerra, el hambre y la falta de oportunidades de sus países de origen. Por ser menores de edad, la situación para ellos resulta aún más angustiante dado que se ven expuestos a numerosos actos de abuso y violencia.

Anuncios

La historia de un grupo de jóvenes migrantes que viajaron solos cambió desde hace algunos días gracias a un acuerdo entre países de la Unión Europea. Subieron a un avión desde Atenas, rumbo a Portugal, donde comenzarán una nueva vida después de varios meses varados en los campamentos de refugiados de las Islas del Egeo. Pero no todos cuentan con la misma suerte.

A kilómetros de allí, en las calles de París, un campamento improvisado se instaló en la Plaza de la República. Duermen al menos 100 adolescentes que viajaron solos desde países de África, Asia y Medio Oriente. Médicos Sin Fronteras (MSF) no puede hacerse más cargo de ellos.

“Estos jóvenes ya son vulnerables considerando su historia de migración, llegan a Francia en condiciones muy difíciles, se quedan en las calles y, finalmente, corren aún más peligro porque podrían caer en las redes de drogas. Para que se hagan una idea, se necesitan de 14 a 18 meses para ser escuchados por un juez. Eso significa que, durante este periodo, si no hay asociaciones o ciudadanos del común que se ocupen de ellos, el Gobierno y el Consejo Departamental los dejan en la calle", señala Corinne Torre, representante de MSF.

Durante años, organizaciones no gubernamentales han pedido a gritos la atención del Gobierno para los menores no acompañados que están a su suerte en las calles de las ciudades francesas.

Pero hay algunos menores que migraron solos y hoy cuentan historias de superación, Gerson Navidad es ejemplo de ello. Después de tres años de haber salido de El Salvador, en agosto comenzará a estudiar en la prestigiosa Universidad de Berkeley en California, Estados Unidos.

Tendrá una beca completa para cursar una carrera en Ciencias Políticas, con la que espera poder ayudar a jóvenes que, como él, migran en solitario en busca de un mejor futuro. "Nunca dejo que los malos recuerdos, los malos momentos interfieran en mi proceso hacia el futuro y me apoyo más que nada en eso. Trabajando en el presente, el pasado se ha ido, pero el futuro dependerá de lo que yo haga hoy", cuenta Gerson.

Los menores migrantes no acompañados son población vulnerable dentro de los grupos que migran. Los más pequeños deben madurar en un camino incierto y al llegar a un destino que no conocen enfrentan obstáculos y preguntas en las que incluso se pone en duda su edad.

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.