Trump termina el estatus preferencial de Hong Kong, tras acciones “opresivas” de China

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante una rueda de prensa, en la que anuncia que firmó el decreto con el que retira el estatus especial para Hong Kong, en Washington, EE. UU. , el 14 de julio de 2020.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante una rueda de prensa, en la que anuncia que firmó el decreto con el que retira el estatus especial para Hong Kong, en Washington, EE. UU. , el 14 de julio de 2020. © Reuters/Jonathan Ernst

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este martes sanciones contra China y aseguró que firmó una orden ejecutiva con la que pone fin al estatus preferencial de Hong Kong, en respuesta a la nueva ley de Seguridad Nacional con la que Beijing ha tenido “acciones opresivas” contra los ciudadanos de la excolonia británica.

Anuncios

Es oficial. Ya no habrá trato especial de Estados Unidos a Hong Kong, un estatus que sirvió para que la isla semiautónoma de China se convirtiera en centro financiero global en las últimas dos décadas.

"He firmado un decreto que pone fin al trato preferencial de Estados Unidos hacia Hong Kong. Ahora les trataremos igual que a la China continental", anunció el mandatario estadounidense, durante una rueda de prensa en la Casa Blanca.

Trump explicó que entre los beneficios con los que la orden ejecutiva acabará está que “no tendrán un trato económico especial ni podrán exportarnos tecnologías delicadas. Además, ya saben que hemos puesto aranceles masivos a China", recordó el gobernante, al sugerir que esas tasas se aplicarán también a los productos procedentes de Hong Kong.

De acuerdo con una hoja informativa de la Casa Blanca, el decreto presidencial también incluye revocar un tratamiento especial para los titulares de pasaportes de Hong Kong.

Una mujer es detenida en medio de las protestas contra la controvertida ley de seguridad nacional, en Hong Kong, el 6 de julio de 2020.
Una mujer es detenida en medio de las protestas contra la controvertida ley de seguridad nacional, en Hong Kong, el 6 de julio de 2020. EFE - JEROME FAVRE

La medida se produce como una acción de represalia frente a la aprobación de la controvertida ley de China sobre Hong Kong, que busca prohibir todo acto de “subversión contra el Gobierno” central, algo que es visto por sus oponentes como una forma de prohibir las protestas.

La norma, que entró en vigor el 30 de junio, ya dejó cientos de detenidos y fue implementada después de masivas movilizaciones de 2019 y que acapararon atención internacional.

Los hongkoneses reclamaron en un inicio la retirada de un proyecto de extradición de sus ciudadanos a China continental. Y aunque posteriormente esa iniciativa fue revocada, las manifestaciones se extendieron para exigir más derechos, como una mayor participación en elecciones democráticas y que el Partido Comunista Chino no interfiera en los comicios locales.

¿Una medida contraproducente?

Las represalias anunciadas por Washington también podrían resultar contraproducentes, según algunos analistas que aseguran que terminar por completo el tratamiento especial de Hong Kong perjudicaría a Estados Unidos, que se ha beneficiado de las condiciones favorables para los negocios en este territorio asiático.

Archivo-Imagen general del distrito financiero de Hong Kong, el 27 de julio de 2015.
Archivo-Imagen general del distrito financiero de Hong Kong, el 27 de julio de 2015. AFP - PHILIPPE LOPEZ

Hong Kong fue la fuente del mayor superávit comercial bilateral de bienes de Estados Unidos en 2019, con 26.100 millones de dólares, según datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos.

En 2018, el mayor superávit bilateral de intercambio de bienes de Estados Unidos con Hong Kong fue de 31.1 mil millones de dólares, por lo que el territorio es un destino importante para los servicios legales y contables del país.

Según el Departamento de Estado, 85.000 de sus ciudadanos vivieron en Hong Kong en 2018 y más de 1.300 compañías estadounidenses operan allí, incluidas la mayoría de las principales empresas financieras estadounidenses.

Las nuevas sanciones contra China

Donald Trump también promulgó la Ley de la Autonomía de Hong Kong, aprobada recientemente por el Congreso de Estados Unidos, para penalizar a personas y bancos extranjeros que hagan negocios con funcionarios chinos que implementen la nueva ley de seguridad o que participen en cualquier represión contra la excolonia británica.

Cientos de personas protestan en un centro comercial contra la nueva ley de seguridad nacional, en Hong Kong, el 6 de julio de 2020.
Cientos de personas protestan en un centro comercial contra la nueva ley de seguridad nacional, en Hong Kong, el 6 de julio de 2020. EFE - JEROME FAVRE

"Hoy firmé una legislación y una orden ejecutiva para responsabilizar a China por sus acciones agresivas contra el pueblo de Hong Kong", dijo Trump.

Al ser cuestionado sobre la posibilidad de entablar un diálogo con el presidente chino, Xi Jinping, Trump respondió: "no tengo planes de hablar con él".

Las declaraciones del mandatario se produjeron horas después de que China anunciara sanciones contra la empresa armamentística, de origen estadounidense, Lockheed Martin, en plena escalada de tensiones con Beijing tanto por Hong Kong, como por la pandemia del Covid-19, que surgió en Wuhan, China.

Las medidas anunciadas por Washington son un paso más frente a las acciones que ya había tomado en mayo, cuando Trump ordenó reducir al mínimo el trato preferencial hacia Hong Kong, en un afán por castigar al Gobierno central chino.

Con Reuters y EFE

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24