Saltar al contenido principal

Ordenan cerrar bares en las zonas de 'turismo de borrachera' en Mallorca

La playa de Magaluf, en la localidad española de Calvià, en la isla de Mallorca, el 8 de julio de 2020
La playa de Magaluf, en la localidad española de Calvià, en la isla de Mallorca, el 8 de julio de 2020 Jaime Reina AFP/Archivos
2 min
Anuncios

Madrid (AFP)

El gobierno regional de las islas Baleares ordenó este miércoles el cierre inmediato de los bares en tres calles de Mallorca conocidas como el epicentro del 'turismo de borrachera', para prevenir la transmisión del coronavirus.

La medida concierne dos calles de la playa de Palma de Mallorca, conocidas como la del jamón y la de la cerveza, y la de Punta Ballena, en la playa de Magaluf, también cerca de esta ciudad y famosa por las borracheras de jóvenes turistas británicos.

El cierre tendrá una vigencia de dos meses, en principio.

"No queremos turistas incívicos en nuestras islas", dijo a la prensa el ministro regional de Turismo, Iago Negueruela, explicando que la medida implica "cerrar todos los establecimientos de comercio, ocio y restauración" en esas tres calles.

Negueruela añadió que si los turistas 'de borrachera' se van "a otras zonas y hay establecimientos que potencian ese tipo de clientela (...) también serán cerrados y serán prohibidos, no nos temblará la mano".

Como parte de las medidas de prevención contra el coronavirus, el ejecutivo balear prohibirá también en todo su territorio (que incluye las islas de Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera) el uso de pajitas largas de plástico y de vasos tipo maceta, de más de 0,5 litros de capacidad, para evitar el consumo compartido de bebidas alcohólicas.

El gobierno regional hizo estos anuncios después de que el fin de semana causaran polémica unas imágenes de turistas alemanes abarrotando los bares en determinados puntos de Mallorca, sin respetar la distancia de seguridad y sin mascarillas, pese a que su uso es obligatorio en el espacio público, con la excepción de playas y piscinas.

Las medidas son un aviso a los dos grandes mercados emisores de turistas, Reino Unido y Alemania. Las autoridades dicen querer proteger la salud pública y al mismo tiempo la reactivación del turismo, pilar de la economía de Baleares, y del que dependen unos 200.000 empleos.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.