Saltar al contenido principal

Reino Unido, Canadá y EE.UU. acusan a Rusia de tratar de robar datos de la vacuna del Covid-19

Una declaración coordinada de Reino Unido, Estados Unidos y Canadá denunció ataques cibernéticos de hackers rusos contra las investigaciones para la vacuna contra el Covid-19. Imagen de archivo.
Una declaración coordinada de Reino Unido, Estados Unidos y Canadá denunció ataques cibernéticos de hackers rusos contra las investigaciones para la vacuna contra el Covid-19. Imagen de archivo. © Dado Ruvic / Reuters
Texto por: Andrea Rincón
3 min

En una declaración coordinada, los gobiernos de Londres, Washington y Ottawa atribuyeron a piratas informáticos vinculados con agencias de inteligencia rusas los ataques a científicos británicos que trabajan en el desarrollo de una posible vacuna contra el virus.

Anuncios

La alerta provino del Centro de ciberseguridad nacional del Reino Unido (NCSC). En un comunicado conjunto junto a la agencia de seguridad nacional de Estados Unidos y la autoridad canadiense de ciberseguridad, el NCSN aseguró que el grupo de hackers APT29, conocido también como "Cozy Bear", estaba atacando los centros de investigación académicas y farmacéuticas que tratan de desarrollar la vacuna.

"Condenamos estos ataques despreciables contra quienes realizan un trabajo vital para combatir la pandemia de coronavirus", dijo el Director de Operaciones de NCSC, Paul Chichester.

Los funcionarios de inteligencia sugirieron que los reiterados ataques no buscan interrumpir la investigación sino robar la propiedad intelectual y aseguraron que no se van a detener. 

"Es probable que APT29 continúe apuntando a organizaciones involucradas en la investigación y desarrollo de la vacuna contra el Covid-19, ya que buscan responder preguntas de inteligencia adicionales relacionadas con la pandemia", dijo el comunicado.

Rusia negó las acusaciones y dijo que no tenían evidencia 

Según la agencia rusa de noticias TASS, el Kremlin rechazó tajantemente las acusaciones occidentales. 

La agencia citó al portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, quien aseguró que Moscú no tenía nada que ver con ningún supuesto ataque de piratas informáticos contra compañías farmacéuticas e institutos de investigación británicas. 

El Kremlin rechazó el jueves las acusaciones occidentales de que Rusia había tratado de robar datos de la vacuna Covid-19, informaron agencias de noticias rusas.
El Kremlin rechazó el jueves las acusaciones occidentales de que Rusia había tratado de robar datos de la vacuna Covid-19, informaron agencias de noticias rusas. PHILIPPE HUGUEN AFP/Archives

La agencia RIA Nóvosti también citó a Peskov, quien aseguró además que esta denuncia no estaba respaldada por la evidencia adecuada.

¿Hubo robo de información sensible?

Aunque se hizo la denuncia pública, los organismos de inteligencia no tienen claro si estos hackers habían accedido a información sensible, pero el Centro Nacional de Ciberseguridad aseguró que no estaba comprometida la información confidencial de quienes trabajan en estos proyectos.

Y si bien los gobiernos de Londres y Washington señalaron desde mayo que las redes de piratas informáticos apuntaban a organizaciones nacionales e internacionales que trabajaban en tratamientos contra el Covid-19, estos ataques no se habían conectado directamente al Gobierno ruso.

Tampoco se ha establecido si el presidente ruso Vladimir Putin estaba al tanto del hackeo, pero funcionarios de inteligencia británica creen que esa información sería de alto rango.

Sin embargo, el ministro británico de Exteriores, Dominic Raab, fue más allá y pidió en un comunicado divulgado por el Foreign Office el final de estos ciberataques "irresponsables" por parte de los servicios de inteligencia rusos.

"Cozy Bear" y su precedente en Estados Unidos, según Washington

Washington asegura que este grupo de hackeo es uno de los dos vinculados al gobierno ruso que penetró en la red informática del Comité Nacional Demócrata, robando correos electrónicos antes de la elección presidencial de 2016. Al otro grupo se lo conoce como "Fancy Bear".

Pero Estados Unidos no apunta únicamente a Rusia en este sentido. Desde hace meses, las autoridades dirigen acusaciones similares a China.

El director del FBI, Chris Wray, dijo la semana pasada que “Beijing trata de atacar organizaciones de atención sanitaria, compañías farmacéuticas e instituciones académicas estadounidenses que realizan investigaciones esenciales sobre el Covid-19”.

Con AP, EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.