Saltar al contenido principal

Florida en el centro de la pandemia y de la batalla por reabir las escuelas

Gente paseando por South Bay, Miami Beach, Florida, el 14 de julio de 2020, pese al avance de la pandemia en el estado
Gente paseando por South Bay, Miami Beach, Florida, el 14 de julio de 2020, pese al avance de la pandemia en el estado CHANDAN KHANNA AFP/Archivos
4 min
Anuncios

Washington (AFP)

Florida es el nuevo epicentro de la epidemia de coronavirus en Estados Unidos y se perfila como un campo de batalla clave en la lucha política a nivel nacional sobre la reapertura de las escuelas en el otoño boreal.

Mientras que ciudades como Houston, Los Ángeles y Nueva York planean comenzar el año escolar virtualmente o de manera restringida, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, insiste en que las escuelas vuelvan a abrir por completo en agosto.

La demanda del gobernador republicano refleja la del presidente Donald Trump, quien enfrenta una dura batalla por la reelección en noviembre y está presionando para que las escuelas se reabran, como una señal de regreso a la normalidad.

Trump, que se ubica por detrás del demócrata Joe Biden en los sondeos, ha amenazado con recortar los fondos federales a aquellas escuelas que se nieguen a abrir sus puertas.

Una encuesta de Yahoo News / YouGov publicada el jueves encontró que el 63% de los estadounidenses dijo que Trump no debería presionar a las escuelas para que reabrieran, mientras que el 25% estuvo de acuerdo con su iniciativa.

El 95% de los demócratas y el 58% de los republicanos encuestados manifestaron que la reapertura de las escuelas debería quedar en segundo plano respecto a los imperativos de salud pública.

Sin embargo, Trump y DeSantis ejercen mucha influencia en una pelea que los mantiene en conflicto con los sindicatos de docentes, los expertos médicos y numerosos padres que dudan en enviar a sus hijos a clase por motivos de seguridad.

Los funcionarios estatales y locales tienen la última palabra cuando se trata de sus distritos escolares.

El distrito escolar de Houston, que cuenta con más de 200.000 estudiantes, planea comenzar el año escolar virtualmente el 8 de septiembre y las clases presenciales el 19 de octubre, "sujeto a cambios según las condiciones de la covid-19".

El distrito escolar de Los Ángeles, con 700.000 estudiantes, anunció que las clases serán solo en línea hasta nuevo aviso.

En la ciudad de Nueva York, que cuenta con el sistema de escuelas públicas más grande del país, con 1,1 millones de alumnos, el alcalde Bill de Blasio dijo que la asistencia a las aulas se limitaría a uno o tres días a la semana.

Otras ciudades importantes, como Chicago y Washington, mantienen la incertidumbre y aún no han anunciado planes para el semestre.

- "Bajo riesgo" -

DeSantis destaca que el riesgo de que los niños contraigan covid-19 es bajo.

"Estoy realmente sorprendido de la medida en que las personas menores de 18 años son de bajo riesgo en esto", dijo. "Afortunadamente, nuestros escolares corren poco peligro".

Solo alrededor del 5% de los casos identificados de covid-19 son niños, y el 90% de ellos no desarrollan síntomas o solo síntomas leves.

El impulso de DeSantis para reabrir las escuelas se produce cuando Florida emerge como el epicentro del brote de coronavirus en Estados Unidos.

El estado del sur reportó un récord de 156 muertes por covid-19 el jueves y casi 14.000 nuevas infecciones.

El número total de casos de virus en el "estado del sol" supera ahora los 315.000, con 4.782 muertes, según cifras del Departamento de Salud local.

Florida reporta actualmente más casos diarios del nuevo coronavirus que cualquier otro estado de la Unión.

Vienen por detrás California y Texas, con aproximadamente 10.000 casos nuevos por día cada uno.

Pero DeSantis no ha seguido el ejemplo de California y Texas, al imponer nuevos cierres o hacer obligatorio el uso de mascarillas en espacios interiores.

Los casos de covid-19 han aumentado en Estados Unidos, particularmente en los estados que figuraron entre los primeros en reabrir y en levantar las restricciones diseñadas para detener la propagación de la pandemia.

La cantidad de contagios en Estados Unidos ha superado los 3,5 millones, según la Universidad Johns Hopkins, y ha habido 138.201 muertes, ubicando al país en el primer lugar mundial en ambos planos.

En un informe divulgado el miércoles, las academias nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina dijeron que los distritos escolares "deberían sopesar los riesgos de salud relativos de la reapertura con los riesgos educativos de no proporcionar instrucción presencial en el otoño (boreal) de 2020".

"Dada la importancia de la interacción personal para el aprendizaje y el desarrollo, los distritos deberían priorizar la reapertura con énfasis en proporcionar instrucción presencial a tiempo completo en los grados K-5 y para los estudiantes con necesidades especiales", señalaron.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.